En estos días donde, la información y redes sociales nos saturan hasta cuando estamos dormidos, pocas veces nos damos el espacio para apreciar aquellas pequeñas cosas de la vida que contrario a su dimensión, siempre nos dejan un gran sabor de boca; esto pasa a menudo con la música, siempre nos damos a la tarea de escuchar bandas ya consagradas y dejamos de lado aquellos proyectos tan naturales y personales que, cuando los escuchamos, simplemente nos sorprenden como pocas veces nos sucede.

Esto sucede cuando escuchas a Renee Mooi y Todd Clouser. Proyecto con una base de Blues y Rock que no deja de experimentar y agregar más elementos como el Folk y el Jazz a una propuesta bastante interesante. Está de más hablar de la enorme emotividad impresa en sus letras.

Ella, mexicana que no hace mucho tiempo, gracias a su enigmática y hermosa voz, se convirtió en una estrella Pop en Europa, pero que por razones personales dejó aquella vida para cantar acerca de lo que la llenaba como persona y así, consagrarse en la escena independiente mexicana. Él, originario de Minneapolis; amante de México y guitarrista de bandas como A Love Electric, Magnet Animals, Cinema y otros proyectos independientes; son la base de una de las propuestas que si bien no buscan la fama, sí ser escuchados.

Renee Mooi.
Foto: tomada de lagazzettadf.com.

Acompañados por Jorge Servín en la batería, el ahora power trio lanzó hace unos meses su tercer EP. Ordinary Drug muestra el enorme potencial que esta banda tiene, en tan solo tres canciones. Después de escucharlo, la cosquilla de seguir escuchándolos los lleva a darle una revisada a sus anteriores trabajos My Paper Bones (2014), y I’m on My Mother’s Side (2016), nos hacen ver que la música independiente en México está dando mucho de qué hablar.

Hace unos días tuvimos la oportunidad de platicar con Todd Clouser, acerca del proyecto, Renee y su hipnotizante voz, la música independiente y de cómo la Ciudad de México resulta ser un lugar ideal para gente como él y otros artistas, esto es algo de aquella relajada charla…

Todd Clouser.
Foto: Página web del artista.

El Club del Rock: Quisiera que me contaras, ¿cómo es que se da el acercamiento entre Renee Mooi y Todd Clouser?

Todd Clouser: Pues, hace como cuatro años, tocamos en un festival con A Love Electric en el Ajusco, y Renee tocó con su proyecto antes de A Love Electric y me encantó su voz y su presencia, su vibra. Nos hicimos amigos y la invité a una gira a Aguascalientes, a hacer un concierto ahí y aprovechamos todo para hacerlo especial, y así empezó.

ECDR: Te enamoraste de su voz al parecer, ¿no?

TC: ¡Sí! ¡Totalmente! Tiene una fuerza… es una gran cantante pero tiene algo, poderoso también, algo como que es muy de ella. No solo como cantante, es increíble trabajar con ella.

ECDR: Aparte de su amor por el Blues, ¿qué fue lo que los motivó a formar este proyecto?

TC: Creo que es otra faceta, en lo personal me permite componer canciones con una voz como la de Renee, que es muy distinta en vivo. Yo no puedo cantar así, entonces abre otras posibilidades melódicas que me emocionan mucho. Ella puede hacer cosas que yo no puedo hacer con mi voz. ¡Es muy emocionante! También me gusta experimentar con un nuevo proyecto, es muy emocionante eso de crear música con alguien nuevo y ver hacia dónde va.

Ordinary Drug.
Foto: Proporcionada por el artista.

ECDR: Hablando de todos tus proyectos, ¿Cómo es que diferencias este dueto con Renee a los demás? Estuve escuchando algunas canciones con A Love Electric, Magnet Animals, Cinema y pues cada uno tiene su vibra, estilo, vaya pues son muy diferentes. ¿Cómo es que defines el proyecto con Renee?

TC: Pues, la verdad… (risas), no por pelearlo pero no sufro mucho por eso, creo que lo que sentí armando el proyecto, son diferentes mundos, no intento tener un concepto desde el principio, a veces es más claro que otros como con Cinema; es muy claro, es para películas. Y con A Love Electric, tal vez somos más como una banda de Rock, experimentando en vivo. Magnetic Animals, pues es un poco más agresivo, más experimental. Y con Renee, intento no hacer la canción, ese es el motivo principal para mi, que estamos haciendo canciones. Empezó con baladas, que no toco muchas con mis otros proyectos y me encantan las baladas y quería investigar eso, el motivo es de tocarla y gozar un poco. Ahora estamos tocando más canciones de Rock en el nuevo disco. También porque la música nos ha dirigido a ese lado.

ECDR: Eso me lleva a mi siguiente pregunta, ¿cómo puedes definir la línea evolutiva en los tres EPs? Ya hablaste del comienzo con baladas, muy oscuras y buenas; en el segundo disco ya está más definido el sonido, ya hay una línea. Pero con Ordinary Drug, siento que tienen algo todavía mejor.

TC: Pues, ¡muchas gracias! (risas), siempre he creído que realmente, es una fortuna cuando esto sucede en el proyecto y es que todos ahora están más involucrados con el proceso creativo. El proyecto empezó conmigo componiendo canciones, fuimos al estudio donde toqué todos los instrumentos y Renee cantó, regresó a su casa y ya (más risas). Vino la producción e hicimos algunos conciertos. Ahora hay un dialogo mucho más abierto entre Renee y yo; y ahora con Jorge Servín también. Él llegó con muchas ideas, Renee es esta chica que me gusta su voz, habla de remezclas, entonces ha crecido en un proceso más democrático y más inclusivo.

ECDR: Ya hablaste de Jorge, ¿en qué momento deciden incluirlo en el proyecto, dejar de ser un dueto y convertirse en un power trio?

TC: Pues, creo que lo hicimos… tocamos en Guadalajara, por allá de marzo y para tocar en un escenario enorme y por los sonidos que obtuve en los discos anteriores, necesitábamos a Jorge para tocar la batería pero también hace cosas electrónicas maravillosas y en esta parte de los efectos; es un gran artista en la batería. Necesitamos a Jorge y nos la pasamos súper bien y salieron muchos conciertos. Es una fortuna tocar con él y no solo tenerlo como baterista sino por sus ideas creativas.

ECDR: Bien, tu naciste en Minneapolis, pero parece ser que la Ciudad de México es tu base de operaciones, entonces; ¿la Ciudad de México influye creativamente en este proyecto?

TC: Sí, soy de Minneapolis, vivo ahí y viajo mucho, pero esta es mi casa, en la Ciudad de México me siento en casa. Como dices, trabajo aquí, no sé; encontré algo que es muy difícil para mi definirlo o decir exactamente lo que ha sucedido pero encontré un lugar para trabajar y colaborar en la Ciudad de México, que siempre busqué en mi vida. Creo que hay un movimiento desorganizado, como los buenos movimientos (risas), de naturaleza creativa y de artistas de todo tipo de géneros aquí, tomando riesgo y haciendo su propia música. Tomando un riesgo no solo musical, pero abriendo espacios para tocar, haciendo sus propios medios, y esa energía es contagiosa y me inspira. Lo más peligroso para mi es que puede suceder muy fácilmente ser “cívico”, sabes; cuando estaba en los Estados Unidos sentí que vivía una vida muy seca, eso no permite crear en la manera que quiero hacerlo. Necesito crear pacíficamente y encontré un lugar aquí en la Ciudad de México donde puedo hacer eso y además me enamoré de muchos aspectos culturales de la misma ciudad y del país.

ECDR: Fíjate que tengo un amigo canadiense que hace poco estuvo viviendo aquí, y me contó algo muy parecido a tu experiencia, en Quebec no se siente completamente libre y feliz. Y cuando viene de visita, se vuelve loco. Ama los colores, sabores…

TC: Me identifico mucho con eso. Hay una libertad aquí que no sé… me nutre y permite estar creando, y bueno eso de decir “quieto” no es ni bueno ni malo, pero necesito experimentar y conocer gente, colaborar e investigar a través de la música y la vida aquí ha sido una maravilla.

ECDR: Quisiera hablar de un tema específicamente de Ordinary Drug, ¿qué significa para ti Elliot Smith como para dedicarle una canción en el disco?

TC: Pues creo que ya dimos otro paso, estoy orgulloso del EP, estoy orgulloso de las canciones y de lo que capturamos en la grabación. Y como todas las grabaciones, tuvieron la necesidad de compartir su música, finalmente gozar mucho los resultados. No tuve expectativas de hacernos famosos, sino hacer la música por el gusto de hacerla entre los tres y compartirla y obviamente esperamos pronto tocar. Pero hay algo acerca de Pretty Elliot (Para Elliot Smith), que es muy personal, los otros dos tracks son nuevos, pero compuse esa canción hace como 10 años, no recuerdo exactamente la fecha de la muerte de Elliot, y nunca pude cantársela y no quería hacerlo más porque era muy íntimo. Y ahora con Renee podemos realizar esas canciones y hay algo de ensueño en eso y poder realiza ciertas canciones que siempre quise poder compartir.

ECDR: ¿Ahora que la compartes, es algo así como terapia para ti?

TC: Totalmente (risas). Las grabaciones y los discos tiene mucho que ver con eso, no sé si sufrimos pero los discos a veces no tienen el reconocimiento que podrían tener porque no tenemos esta estrategia de marketing de lo que llevamos por dos años con este disco y esta canción, pero lanzamos el disco y ya, a lo que sigue, obviamente estamos tocando estas canciones en vivo pero; estoy intentando a aprender a relajarme un poco y no lanzar tantas cosas pero sí, es como dices; terapia (más risas). Y tuve muchas cosas en mente, estaba muy metido en cosas tontas y raras, ahora me siento; quizás sin darme cuenta estoy recompensando por ese tiempo perdido (más risas).

ECDR: Creo que es algo que nos pasa a todos, de jóvenes vivimos en la locura total pero, llegamos a cierta edad en la que queremos enseñarles a los demás, cómo viví en esa época…

TC: Exactamente, creo que es un proceso natural, normal en el que estamos madurando y así… (suena un silbido).

ECDR: Hablabas de que, para hacer canciones tomas tu tiempo y dejas que la música fluya, On my Mother’s Side salió el año pasado, un año después Ordinary Drug, ¿por qué fue tan rápido este proceso?

TC: Pues realmente fue por las canciones y la necesidad de compartirlas, y poder avanzar realmente para mi es eso. Es más pensando, no puede ser noble pero tiene que ver con necesidades creativas, necesidades de un proyecto, banda o esas cosas y a veces también está el dinero. Y ya, me encanta componer canciones como algo serio y cuando termino de hacerlo es necesario para mi compartirlas, ya (risas).

ECDR: Tenemos un total de 12 canciones entre los tres EPs, ¿hay algún plan para lanzar un LP en el futuro?

TC: ¡Sí!, me encantaría, sabes; hay varios factores. Hay una libertad en este proyecto y en la onda de hacer EPs y no tener que preocuparnos en las cosas de hacer un disco y todo eso, hablando de dinero, marketing; todos esos factores. Nos permite hacer música a nuestro tiempo y compartirla y a veces no es correcto para los proyectos pero nos ha funcionado más en un aspecto personal. A veces un disco completo se puede como ahogar en todos los requerimientos, preocupándote desde muchas cosas no relacionadas a la música, se pierde al final con las canciones que quieres compartir.

ECDR: Claro, hay varios proyectos, por ejemplo Crosses de Chino Moreno que en su primer EP compartieron cinco canciones, para el segundo otras cinco y ya para la tercer entrega lanzaron un LP con las canciones anteriores más cinco nuevas, el álbum no era nuevo, todo vino en partes ¿tiene algo que ver con tu concepto?.

TC: No es así, realmente, ya sabes los EPs van claros. Siempre estamos pensando o presentando diferentes maneras de lanzar un disco ahora, si es solo hacer un video y un sencillo, hay que ser creativos en la manera de compartir la música. Y en este caso hacer las canciones y compartirlas, y ya (risas).

ECDR: Yo creo que es como debe ser ahora, en estos días las bandas solo piensan en vender y no representan un trabajo de calidad o de la expectativa que se tiene, y su concepto de “lo siento, lo publico”, es algo poco visto.

TC: Si, lo veo más como que estamos en un sentido más metidos en la música porque tocamos mucho y es lo más importante para mi y lo que necesito es regresar a la música y también nunca permitir que el mercado esté dirigiendo la música, pero que nuestra música esté dirigiendo el mercado. Hemos llegado a este punto donde casi todo suena y se ve el mismo concepto pero con otro color u otras palabras y, no es por denigrar pero hay cosas populares muy buenas que me gustan pero, esa presión del éxito y de ser famoso y ganar dinero que yo sé que es posible es algo que he aprendido a detalle y tocando.

ECDR: Tu tienes un estilo musical muy marcado, Renee igual, Jorge también como ya nos comentaste, entonces ¿cómo definirías esa mezcla de estilos en el proyecto?

TC: Mmm, ¡soy muy malo para definiciones en lo musical! (risas), pero eso es lo emocionante para mi que, cada uno de los tres es un artista, tiene una estética y es muy emocionante ver cómo negociamos entre nosotros para llegar a algo que convenza para todos musicalmente y en lo personal también. Renee es una gran cantante, tiene una voz que puede hacer todo, pero su concepto artístico es raro y puede ser más Rock, locura…

ECDR: Es como una montaña rusa, creo que su concepto es como una montaña rusa…

TC: ¡Sí! (risas). Jorge también, el ha tenido la suerte de tocar con muchos artistas como Pop y demás, pero él ha definido lo que necesita ahora y hace honor a su creatividad. Tiene su propio proyecto y eso es emocionante y hace que lo tomemos seriamente, porque estamos realmente metidos en nuestros gustos, corazones, creatividad…

ECDR: ¿Dónde y cuándo se estarán presentando?

TC: Ahora te digo… el 18 de junio en el Foro Tláhuac, en el día; y el 16 de julio en el Foro El Tejedor. Mientras en junio vamos a Yucatán, tenemos una mini gira en Mérida y Cancún para rockerizar en la playa un poco (risas), pero estoy seguro que van a salir más cosas, Renee tiene este espacio Moon Collective que es como su casa pero también muy Rock y a veces hacemos presentaciones allá o hay una presentación de una banda y terminamos tocando nosotros.

ECDR: ¿En dónde te gusta más tocar en la Ciudad de México?

TC: Pues, depende el proyecto. He tocado en varios lugares y realmente hay cosas muy buenas, no voy a decir en todos, pero… la verdad hay cosas muy simples, que no son como lujosos y puedo decir que me encanta tocar en el Lunario, porque se llena, pero por ejemplo, esta noche en el Pizza Jazz, es un antrito aquí por la colonia Portales, abajo del puente de Municipio Libre donde caben como 20 personas y llegamos e improvisamos. Me encanta eso, me preocupo sobre todo, que todo salga en orden, que llegue la banda; pero en ese lugar puedo llegar y tocar (risas)… crear, hay libertad en esto y es una experiencia increíble.

ECDR: Creo que eres más chilango que yo…

TC: ¿Sí? (risas), ¡es lo que suelen decirme! Me imagino que los verdaderos chilangos son muy chilangos.

ECDR: Las canciones que más me atraparon son Atom Bomb Baby y Century Turned, ¿cuál te gusta más?

TC: Me gusta Atom Bomb Baby, me gusta esa canción y me gusta la letra porque la compuse pensando en Renee y su experiencia personal, en su concepto único y de cantar algo escrito para ella pero no sé, es algo bonito, crear algo de esa manera. Y para ella, es su favorita de todas, siempre quiere cantar esa. Le gusta gritar, creo (risas).

ECDR: ¿Dónde podemos conseguir Ordinary Drug y los otros EPs del proyecto?

TC: Pues se puede escuchar en Spotify, iTunes y todas esas plataformas, en mi website toddclosuser.com, también en Bandcamp, ahí se pueden comprar los EPs y esa es la mejor manera para nosotros. Está disponible por todos lados.

ECDR: Tu y Renee están muy inmiscuidos en la música independiente, si llegara alguna oferta por parte de alguna disquera, de esas como del Diablo, ¿la aceptarían?

TC: ¡Sí! Yes! ¡Si! (tono maquiavélico y risas), bueno si, claro. Digo si es justo, estoy dispuesto a compartir nuestra música con más gente y entiendo las necesidades de una empresa que invierte en promoción y esas cosas, vivo de conciertos a hacer otras cosas pero terminas en deudas ¿no?, y yo prefiero no sentir esa presión, vivo decente haciendo lo que me gusta hacer y no tengo esa necesidad de ser famoso, entonces finalmente es eso, si es justo.

ECDR: ¡Muchas gracias por darnos esta entrevista!, ya para cerrar, algo que quieras decirle a los lectores de El Club del Rock?

TC: Pues, ¡muchas gracias por la entrevista!, gracias por apoyar nuestra música, necesitamos escuchar y apoyar la música creativa y arriesgada y ya, sólo eso (risas), ¡hay que apoyar la música arriesgada!

Oscar Cruz

Oscar Cruz

Dame un par de audífonos y llego a donde sea...
"I believe whatever doesn't kill you, simply makes you ... stranger!".