Síguenos para más rock

Críticas y opinión

Gore, el nuevo mundo creado por Deftones

Publicado

on

deftones gore

Desde el lanzamiento del disco homónimo de Deftones, alrededor de cada nuevo material discográfico ha existido un halo de misterio combinado con polémica, desde los días oscuros de la banda en los que estuvieron a punto de separarse a raíz de un éxito a nivel mundial, un rayo de luz de redención y reencuentro entre todos los miembros, una dolorosa pérdida de una de las piedras angulares del grupo junto con su difícil sustitución, hasta el momento de ser tachados como “olvidadizos” y dejar atrás las raíces musicales que los hicieron lo que son hoy en día, Gore no está exento de todo esto e incluso está ubicado en un punto tan importante en la historia de los originarios de Sacramento, California que por eso es único en su especie.

El inicio de Gore nos sitúa en el punto que la lechuza de Diamond Eyes nos guió hacia los paisajes cósmicos de Koi No Yokan (hermano y hermana, según el concepto de Chino para esos discos), los riffs e introducción de Prayers/Triangles nos llevan hacia un nuevo planeta, y al momento de que la guitarra explota nos hace atravesar su atmósfera y de pronto nos vemos flotando en medio de miles de flamencos/flamingos, en un cielo con tintes púrpuras.

Deftones nos ha trasladado a un nuevo mundo, un nuevo concepto que la banda trabajó por más de dos años. Una tarea nada fácil, tan apasionada que avivó más que nunca el ritual de composición de la banda. Un proceso que va más allá de las viejas y habituales rencillas entre Moreno y Steph Carpenter, de la disputa entre crear un disco dinámico o pesado.

Bajo un nuevo esquema de composición, Deftones llegó a su objetivo habitual, gestar un disco polifacético, con tonos brillantes y algunos otros llenos de una total oscuridad, con sentimientos a flor de piel y una rabia tal que sólo puede reconocerse como un sello característico de ellos, los guitarrazos de Carpenter en Doomed User reflejan su coraje al no conectarse con los demás a la hora de componer el disco. Pero con un nuevo discurso musical, lleno de una locura filosofal que nunca habían expresado, como en Acid Hologram, track que pareciera simbolizar el descenso sobre el planeta.

El territorio es nuevo y hostil pero lleno de elementos fascinantes en este panorama recién creado por el conjunto californiano. Lo podemos sentir en temas como Geometric Headdress, Pittura Infamante y Xenon.

Este nuevo mundo está lleno de parajes tan coloridos y pirados, que sólo nos revelan nuevas formas de ver la vida. Gore, el track que bautiza al disco, es claro ejemplo y buen tributo a Martin Gore de Depeche Mode (ahora Frank puede jactarse de que muchos sabrán que forma parte de la banda en esta parte), con toques y sampleos con un aire ochentero mientras hace girar nuestras cabezas por la euforia contenida en esta parte.

Pareciera que el objetivo por el que Cunningham, Delgado y Vega nos han traído es para encontrar nuestro Yo interior, un nuevo nivel de espiritualidad simbolizado en canciones como (L)MIRL y Hearts/Wires; single que conforme el orden cronológico del disco, hace que un golpe de adrenalina corra por nuestro cuerpo por la manera que entra en nuestros oídos, por eso para muchos es una de las mejores canciones.

Pero lo que nos deja el final del álbum en Phantom Bride y Rubicon es algo único y lo que simboliza el sonido que Chino ha buscado y querido por el que la banda sea reconocida a futuro, según ha confesado en varias entrevistas. En ambas canciones percibimos el trabajo cooperativo y el fruto de esas sesiones jam que fueron los pininos para el octavo disco de Deftones. La esencia y transición entre los dos tracks es singular en demasía. Es un cierre tan intenso, que el único equiparable sería el de Saturday Night Wrist en 2006. Para su servibar es lo mejor del LP.

Obviamente las poéticas letras de Chino una vez más dan de qué hablar, acentuando ese toque peculiar con el que compone, esa manera tan suya de exponer nuestras almas en sus coros y gritos. Cada quien le da el significado que esté viviendo en el momento de escuchar el álbum y eso sólo lo logra Chino y compañía.

Es un disco que la crítica especializada ha calificado como magnífico, ya que la banda incursionó aún más en la experimentación, dejó atrás una vez más lo convencional de su generación a través de su estilo propio, sin olvidar sus raíces. Es pesado, agresivo, divagado, elevado, loco, melódico, espiritual y único. Por eso es un álbum que resultaría interesante para alguien que no sea seguidor de la banda.

Gore está hecho con elementos que agradarán a fans de la vieja y nueva escuela deftonera. Pero me atrevería a decir que solo los Deftones’ fans from hell podrán estudiarlo y comprenderlo en su máxima expresión. Un nuevo planeta que únicamente ellos explorarán y conquistarán…

De izquierda a derecha: Chino, Abe, Sergio, Steph y Frank, alineación de la banda desde 2009. Foto: Tomada del sitio bravewords.com.

De izquierda a derecha: Chino, Abe, Sergio, Steph y Frank, alineación de la banda desde 2009.
Foto: Tomada del sitio bravewords.com.

Dame un par de audífonos y llego a donde sea... "I believe whatever doesn't kill you, simply makes you ... stranger!".

DIO bendice tus comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Críticas y opinión

Solo muere quien se olvida: 10 canciones para recordar a Eddie Van Halen

Publicado

on

b9a6b3e7 eddie van halen

El mundo de la música se paralizó hace unas horas con la noticia del deceso de Eddie Van Halen. El cáncer se llevó a aquel chico de Ámsterdam que revolucionaría el rock con ese talento casi divino con la guitarra.

Hijo de músicos, formó en 1972 junto a su hermano Alex la banda Van Halen. Fueron los que convirtieron a California en la nueva capital mundial del rock. Se podría decir que gracias a ellos el rock terminó por convertirse en el género más popular del mundo y le pusieron la banda sonora a la década más entrañable de la historia: los ochentas.

Esto no es más que una recapitulación de 10 temas indispensables para conocer su trayectoria, legado y entender porque su partida sacudió al mundo:

  1. Jump

No podríamos dejar de lado este tremendo clásico y quizá el tema más representativo de su banda. Es Jump todo lo que necesitabas saber para ponerte a hacer rock.

  1. Hot for teacher

Este es un capricho personal, pero no deja de ser una de las piezas más representativas de la banda. Como comenté antes, es Van Halen el prototipo de todo lo que sería luego el Glam Metal. El rock jamás había sonado (y visto) tan sexual, y eso era genial.

  1. You really got me

Esta versión del clásico de The Kinks permitió a Van Halen mostrarse al mundo. La voz de David Lee Roth, pero sobre todo la guitarra de Eddie, suenan especialmente increíbles esta vez.

  1. Eruption

Demasiado se puede hablar de esta obra del disco homónimo de la banda. Pero me quedo con su versión en vivo, que, si bien es tan espectacular como en otros temas, el misticismo que emana esta versión en particular es totalmente envolvente. Una droga auditiva en todo el sentido de la palabra.

  1. Panama

Lo sigo repitiendo. Es gran culpable Van Halen de que el rock se haya vuelto el más popular del mundo en su momento. Esta pieza del álbum 1984 fue top mundial y marcó el estilo de vida anhelado por los jóvenes de la época.

  1. Dance the night away

Quizá el single más melódico de la banda. Se puede percibir toda la influencia recibida del hard rock inglés.

  1. Sunshine of your love

Y si hablamos de influencias musicales, no podría dejar pasar este tremendo clásico escondido. Una performance del mismísimo Eddie haciendo un cover al tema más representativo de Cream, una banda que lo marcó de por vida.

 

  1. The Top Gun theme

Eddie ha participado en innumerables proyectos, y el cine no le fue ajeno tampoco. Uno de los soundtracks más entrañables fue interpretado por él. Una exquisitez por donde se le escuche.

  1. Beat it

Media hora en un estudio de grabación y directo al disco. ¿El resultado? Uno de los mejores riffs y solos de todos los tiempos.

  1. Runnin’ with the devil

El primer single del primer álbum. En otras palabras, el tema que lo inició todo. Catalogada como una de las canciones más grandiosas de todos los tiempos, Runnin’ with the devil es con la que me quedo para recordar al gran Eddie. Gracias por todo.

Continue Reading