Síguenos para más rock

Crónicas

División Minúscula enardeció el Teatro Metropólitan con sus temas

Publicado

on

Por

d1

Con un gran poder de convocatoria la agrupación originaria de Matamoros, Tamaulipas, División Minúscula, pisó de nueva cuenta el escenario del Teatro Metropólitan. La marquesina de dicho recinto se engalanaba con el letrero "DIVISION".

Una vez dentro y en punto de las 20:00 horas las luces se apagaron para recibir a No somos marineros, banda que se encargó de preparar el escenario con temas armoniosos, riffs distorsionados y una batería potente. "Niño yo no fui", "Los Magnificantes Gringosuecos", "Violencia River", "A Moneen Le Mama Monearse", "Marco Cholo" y "Alina y Valentejo" fueron las canciones que conformaron su set, donde las voces desgarradoras en ellas no son prioridad pero dejan un sello infalible que hace que el público quede enganchado con su música.

Para las 20:50 horas comenzó la euforia que recibió a los integrantes de División Minúscula: Alex Luque, Ricci Perez, Kiko Blake, Efrén Barón y Javier Blake siendo este, el último en salir al escenario desatando aún más los gritos de las fans.d3

Fue así que con "Voces" comenzaron su repertorio, desde aquí ya la gran mayoría cantaba con la banda pero fue con "Diamantina" donde los ánimos se encendieron más, algunos fans de la parte de adelante levantaban una hoja impresa con las letras "OH" para hacer el coro en muestra de apoyo a su banda favorita, con esto División Minúscula conectaba más con su público.

Ricci con su riffs y Kiko en la batería comenzaban a tocar las notas de "Juego" seguida de "Cazador de sueños" y "Humanos como tú" en la cual el vocalista de la banda pidió que corearan a una sola voz cada vez más fuerte.

"Muchísimas gracias a todos por estar aquí esta noche, la verdad significa demasiado para nosotros estar nuevamente en el Metropólitan y poder tocar, muchísimas gracias a toda la gente de allá arriba, muchísimas gracias a todos los amigos que están aquí y que han estado a lo largo de nuestra carrera… esta siguiente canción habla de eso, de amigos que ya no están con nosotros venga para todos nuestros amigos que ya no están” pronunció Javier Blake antes de comenzar “Señales”.

Después continuaron con el que fuera el primer sencillo del álbum División "Sed" y una vez más el vocalista de la banda aprovecho un espacio para seguir agradeciendo, “esta siguiente canción va  para aquellos enamorados, se vale dejarse llevar cuando encuentras a la persona correcta por ahí, cuando la encuentras ahí en medio entre las olas o en altamar por allá” y tras sonar "Altamar" siguió -la otra cara de la moneda– con los temas "Casa de Cristal" y "Cosas que Nunca Entenderé".

d2

La primer parte del show estaba por terminar, no sin antes ser conmovidos una vez más por las palabras de agradecimiento de la banda: “con esta canción cerramos el disco DIvisión , quiero agradecer a todos ustedes por seguir haciendo caso a una banda como nosotros, por ser parte de División Minúscula a través de todos estos años, por hacer nuestras canciones suyas con cada disco, gracias por recibir al disco División de esta manera, gracias por cantar todas las canciones con nosotros como lo hicieron esta noche, muchísimas gracias, esta canción se la quiero dedicar a cada uno de ustedes aquí, si este mundo acabara hoy quisiera que terminara aquí con todos ustedes muchas gracias” y sonó "Sí Este Mundo Acaba Hoy".

d4

Tras una breve pausa, llegó la segunda parte con las versiones mejoradas y prendidas de los temas más emblemáticos de la agrupación y con los que se lograron colocar en el corazón del público. Ahora ya sin tantas intervenciones sonaron casi de corrido "Sismo”, "Veneno es Antidoto (S.O.S.)", "Control", "Tan Fuerte, Tan Frágil", "Préstame tu Piel", "Sognare", "Cada Martes (Fuiste Mejor)", "Simple", "Cursi", "Las Luces de Esta Ciudad" dando un espectacular cierre con "Me Tomé Una Pastilla".

Sin duda un gran concierto con un setlist escogido para ser disfrutado por cada fan, para los de la vieja escuela que han seguido a la banda desde sus inicios, para los que los descubrieron a mitad de lo que llevan de trayectoria y para los más nuevos que se engancharon con la banda con su último lanzamiento División.

Para EL CLUB DEL ROCK – Raquel Coss

Fotógrafa. Devota de la música cargada de poderosos riffs, intensos solos, voces guturales y doble bombo.

1 Comment

1 Comment

  1. Guztavo Cobain

    28/05/2014 at 3:56 pm

    <3 _ <3

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crónicas

Un último concierto para mi muerte – Parte 1

Publicado

on

acdc

Siempre debo encontrar alguna excusa para poder escribir con un estilo real, sin temor a que puedan bajarme el pulgar. La sinceridad es como el rock, se puede oler… y sentir. Hoy voy a ser sincero con personas que no conozco, ni conoceré, al menos en este universo. Los lectores.

Siguiendo la línea de sinceridad, quiero aclarar que, si no gustas de la lectura o simplemente entraste buscando noticias, este artículo no es para ti. Te ofrezco mis disculpas.

54908288 colección de enfermedad cerebral tomografía computarizada y la resonancia magnética del cerebro mostrar inf

Volviendo al foco central

El telón de la vida se cerrará a través de mis ojos. Hace mucho que vengo arrastrando los síntomas de un supuesto aneurisma y he alcanzado el punto más álgido desde que inició el presente mes. Mareos, vértigo, arcadas, dolor de cabeza, tensión en el cuello, dolor detrás de los ojos, etc. Todos esos síntomas coronados por estados graves (mi madre) y muerte de familiares (tíos) a causa de la misma enfermedad. Como se sabe, el aneurisma es una enfermedad altamente congénita. Tengo todos los boletos comprados para ser uno más en la lista y habito en la resignación desde hace unos años, sé que voy a partir; no sin antes pasar el día más feliz de mi vida en un concierto/festival de rock.

No pienso hacer un embole de artículo, está claro que la desgracia propia es el regocijo de gente ajena, pero hasta la ‘tristeza’ cansa. Me siento aturdido las 24 horas del día, no por alcohol, sino por los mareos de mierda que no paran ni cuando duermo. Si me dicen que es imposible marearse mientras estás dormido, entonces confirman mi peligro de extinción. Camino mareado, como mareado, escribo mareado, escucho música mareado, beso mareado, pienso mareado, me ducho mareado y cuando bebo un poco de alcohol, se me pasa. Una picardía. De todas formas, dejé de libar hace un mes, por precaución y miedo, principalmente miedo. No soy yo, no soy feliz. El vértigo y las ganas de vomitar por las noches me convirtieron en todo lo que siempre odié, una persona que no quiere estar en cama.

hipoxia cerebral 1 10

Por alguna estúpida razón, nunca he querido que un médico confirme lo que tengo, siento que voy a comprometer a gente que me estima y van a sentirse culpables de no haberme podido ayudar. Busqué información sobre este tipo de conducta y no solo es una rareza mía, mucha gente prefiere vivir en la ignorancia y dejar que la propia enfermedad oculta los mate, antes de morir por depresión o desahucio. He tratado de sobrellevar estos síntomas desde hace 7 años, pero parece que entré en la última etapa. No se puede disimular más y los exámenes son inevitables.

636900408332963097DB

Ya no se trata de tener algo porqué vivir, sino algo porqué morir. Y si he de morir por algo, que sea rock. Quizá se lea muy novelesco, pero es lo último que quiero hacer. Yo me amo y no puedes engañar a la persona que dices amar porque entonces de los desconocidos, ¿qué puedes esperar? Simplemente quiero divertirme, amar y vivir el momento. Disfrutar de ese día junto a la persona correcta, ella. Comer y beber sin preocuparme por las consecuencias, así quede convaleciente al día siguiente. Gastar, lo que me queda de vida, en el pecado más grande que me permití: Querer vivir por y para la música; que sea rock.

Parece que no cumpliré el deseo de ver a AC/DC en vivo… pero The Strokes e Interpol de seguro tienen su lugar en el iPod de Dios.

Mañana guardo cita médica y la verdad que cualquier diagnóstico, ahora, me sabrá a victoria. Tengo presente que me gusta ganar; y perder no me causará dolor.

70940204 499892287256339 1023728961357611008 n

Aquí finaliza la parte 1. Restan 2.
Continue Reading