Síguenos para más rock

Crónicas

Un domingo en la Expo Tattoo 2015

Publicado

on

DSC00803 scaled

 Música, colores, sabores, olores, y un zumbido al unísono, que recreaba la sensación de estar dentro de un panal de abejas.
La gente (cerca de 6.000 personas), caminaba en busca de su  imagen perfecta, mirando, comentando, fotografiando, tratando de  “tatuarse” el recuerdo de ese domingo 10 de mayo en el Club Hípico.

DSC00858

El sonido de las máquinas de tatuar alimentaba la escena que reunía los diseños y el arte de reconocidos tatuadores, tanto nacionales como internacionales.

DSC03237

Chris Nuñez

El público amante de este arte, se agolpaba en los cubículos en donde artistas internacionales como Tommy Helm, quien fue parte de Tatoo Nightmares y de la primera temporada de Ink Master; Chris Núñez, dueño de Handcrafted Tattoo and Art Gallery, en Miami, y es actual juez en el reality show  Ink Master,
y  el taiwanés Jess Yen, galardonado por sus trabajos realizados con la técnica Tebori, el tatuaje tradicional japonés; realizaban sus trabajos en vivo.
A las afueras de la carpa de los tatuadores, el sol ya empezaba a picar, eran pasadas las 13:30 y el grupo Rama daba el puntapié inicial a la música, una buena dosis de rock de la vieja escuela del Nu Metal en el territorio, enérgicos y creadores de atmósferas en las cuales se suspendía el tiempo en acordes estridentes que se rompían a las pulsaciones cargadas de sentimiento, pulsaciones que entregan a Rama el sonido que la convierte en una banda que superó con creces la maldita adolescencia.

DSC03259

Banda RAMA

Dentro de la carpa los artistas dejaban escapar sus monstruos y daban rienda suelta a la creatividad, 100 stands, donde la creatividad, el ardor, la pasión, el dolor y la belleza rebalsaba toda idea anticipada que pude tener sobre la jornada, a lo lejos… los acoples nos daban el aviso de lo que se vendría, la música arremetía con fuerza, el Hardcore Punk de 562, banda que viene generando ruido y camino propio desde el 2007, que da cuenta de los años trabajados en el sonido duro y directo sin pretensiones, con un público fiel y eufórico.

DSC03298

Banda 562

La tarde avanzaba y la siguiente banda no se hacía esperar, el Trash Metal de Nuclear, denso como el calor de las cuatro de la tarde, daba la cara del por qué, la banda que el pasado año se destacó por la firma con el sello europeo Candlelight Records, dos giras por Europa y un DVD en vivo, agrupación oriunda de Arica desato tu agresividad y energía sobre el escenario repasando clásicos como “Belligerence”, “Inner Hate” y “Sadistic Method for Crime”, concluyendo con “Chaos is my Life” cover de The Exploited y “Apátrida”. Dejando claro del por qué la banda está donde está.

DSC00924

Banda Nuclear

Unos humos en el pasto sentaban bien cuando ya eran las cinco de la tarde el calor se alejaba y daba lugar al descontento, al Hardcore libre de maquillaje, directo, honesto y sin miedo de los brasileros de Paura, banda del 95, que hasta la fecha a descargado toda su verdad y rabia frente a esta realidad infame, nos aturden con su más reciente placa ‘Tameless‘, la cual ha recibido muy buena crítica dentro del circuito Hardcore. Me atrevo a declarar que fue una de las mejores presentaciones de la expo este año.

DSC00992

Banda Paura

El sol se perdía, las maquinas dejaban su canto poco a poco, las pieles grabadas daban su paseo por el exterior, respirando, atentos a los que se vendría. La multitud se multiplicaba, los colores y diseños aún humeaban, y las luces se encendían, el día se acababa y el sonido Indi de Circa Survive banda de Filadelfia, nutría el comenzar de la noche, un sonido pulcro, bien cuidado, recién salido de la peluquería, hacia vibrar a los asistentes, una sola emocionalidad se podía sentir en el aire, en la tierra, en  los tatuajes.

DSC00997

Banda Circa Survive

 El día se va, al igual que el zumbido de las máquinas y su sed de piel. Se van las artes y sus lienzos caminantes, el rock y su verdad, un domingo más para algunos, para otros… uno que llevarán tatuado para siempre, hasta que la muerte los separe.

Crónica: Sr. Maldito
Fotografías: Emanuel Quinteros.

Galería Completa

2 Comments

2 Comments

  1. Roberto Romero

    12/05/2015 at 11:44 am

    dónde!!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crónicas

Un último concierto para mi muerte – Parte 1

Publicado

on

acdc

Siempre debo encontrar alguna excusa para poder escribir con un estilo real, sin temor a que puedan bajarme el pulgar. La sinceridad es como el rock, se puede oler… y sentir. Hoy voy a ser sincero con personas que no conozco, ni conoceré, al menos en este universo. Los lectores.

Siguiendo la línea de sinceridad, quiero aclarar que, si no gustas de la lectura o simplemente entraste buscando noticias, este artículo no es para ti. Te ofrezco mis disculpas.

54908288 colección de enfermedad cerebral tomografía computarizada y la resonancia magnética del cerebro mostrar inf

Volviendo al foco central

El telón de la vida se cerrará a través de mis ojos. Hace mucho que vengo arrastrando los síntomas de un supuesto aneurisma y he alcanzado el punto más álgido desde que inició el presente mes. Mareos, vértigo, arcadas, dolor de cabeza, tensión en el cuello, dolor detrás de los ojos, etc. Todos esos síntomas coronados por estados graves (mi madre) y muerte de familiares (tíos) a causa de la misma enfermedad. Como se sabe, el aneurisma es una enfermedad altamente congénita. Tengo todos los boletos comprados para ser uno más en la lista y habito en la resignación desde hace unos años, sé que voy a partir; no sin antes pasar el día más feliz de mi vida en un concierto/festival de rock.

No pienso hacer un embole de artículo, está claro que la desgracia propia es el regocijo de gente ajena, pero hasta la ‘tristeza’ cansa. Me siento aturdido las 24 horas del día, no por alcohol, sino por los mareos de mierda que no paran ni cuando duermo. Si me dicen que es imposible marearse mientras estás dormido, entonces confirman mi peligro de extinción. Camino mareado, como mareado, escribo mareado, escucho música mareado, beso mareado, pienso mareado, me ducho mareado y cuando bebo un poco de alcohol, se me pasa. Una picardía. De todas formas, dejé de libar hace un mes, por precaución y miedo, principalmente miedo. No soy yo, no soy feliz. El vértigo y las ganas de vomitar por las noches me convirtieron en todo lo que siempre odié, una persona que no quiere estar en cama.

hipoxia cerebral 1 10

Por alguna estúpida razón, nunca he querido que un médico confirme lo que tengo, siento que voy a comprometer a gente que me estima y van a sentirse culpables de no haberme podido ayudar. Busqué información sobre este tipo de conducta y no solo es una rareza mía, mucha gente prefiere vivir en la ignorancia y dejar que la propia enfermedad oculta los mate, antes de morir por depresión o desahucio. He tratado de sobrellevar estos síntomas desde hace 7 años, pero parece que entré en la última etapa. No se puede disimular más y los exámenes son inevitables.

636900408332963097DB

Ya no se trata de tener algo porqué vivir, sino algo porqué morir. Y si he de morir por algo, que sea rock. Quizá se lea muy novelesco, pero es lo último que quiero hacer. Yo me amo y no puedes engañar a la persona que dices amar porque entonces de los desconocidos, ¿qué puedes esperar? Simplemente quiero divertirme, amar y vivir el momento. Disfrutar de ese día junto a la persona correcta, ella. Comer y beber sin preocuparme por las consecuencias, así quede convaleciente al día siguiente. Gastar, lo que me queda de vida, en el pecado más grande que me permití: Querer vivir por y para la música; que sea rock.

Parece que no cumpliré el deseo de ver a AC/DC en vivo… pero The Strokes e Interpol de seguro tienen su lugar en el iPod de Dios.

Mañana guardo cita médica y la verdad que cualquier diagnóstico, ahora, me sabrá a victoria. Tengo presente que me gusta ganar; y perder no me causará dolor.

70940204 499892287256339 1023728961357611008 n

Aquí finaliza la parte 1. Restan 2.
Continue Reading