Cada que escucho o leo esa frase me es inevitable preguntarle al emisor de dantesca paradoja ¿Por qué lo dices? Lo pregunto porque manifiesto mi incredulidad ante la idea de que las cosas serían mejor (a nivel musical) si hubiera nacido en la década de los setenta o los ochenta. Que no se me malentienda; es obvio que existían mejores bandas en comparación a las actuales. Si las empiezo a mencionar, termino la lista en navidad. Pero por haber nacido un par de décadas más tarde ¿Acaso han desaparecido esas bandas? No; ahora puedes disfrutar de sus canciones y videos en alta calidad y a un bajo costo, cosa impensada en esos años. La única chance de poder ver sus conciertos, era hacerlo en vivo, o sea viajando. La difusión de sus videos en conciertos era casi nula y ni hablar de que vayan a tu país ¿O te piensas que Queen, Pink Floyd o The Beatles hicieron una gira latinoamericana en su mejor momento? Dejo fuera de esto a Brasil, México y Argentina que son plazas históricas, casi a nivel europeo (por la demanda).

 Aunque el catálogo comercial de la palabra “millenials” de por sí ya es bastante molesto. Creo que es acertado el usar ese término en este artículo porque no encontraba otra forma de agrupar al tipo de gente que quiero agrupar (disculpen la redundancia); se da por descontado que no lo hago de un modo despectivo, sino todo lo contrario. Generalizar es algo que nunca haría y esta vez no será la excepción. Si tan solo pudiéramos dejar de clasificarnos como un montón de producto en almacén; sería todo mucho más fácil de asimilar. Estoy convencido de que el lector de este artículo sabe a qué tipo de personas me refiero, lo sabe; y si no lo sabe, lo está empezando a imaginar.

¿Por qué me es difícil creer que las cosas serían mejor si hubiera nacido 40 años?

“Porque habían mejores bandas y las podía ver en vivo”, me podrían responder y sería un legítimo argumento, muy legítimo pero a la misma vez tramposo ¿Por qué tramposo? Porque actualmente también hay (pocas) bandas que representan muy bien la esencia del rock y que cualquier persona quisiera verlas (coloque acá el nombre de la banda de rock actual que le guste, en mi caso es Royal Blood) ¿Entonces por qué no las vemos en vivo? Porque no llegan a nuestro país; y no sé ustedes, pero yo no soy un tipo que pueda sustentarse el viaje a otro país para ver a una banda que me guste. Probablemente algunos creen que estoy exagerando con este tema, puede que tengan razón; pero yo soy de las personas que tratan de solucionar o al menos intentar ayudar a corregir algo que creo incorrecto. No soy de los que siempre se quejan y no hacen nada, quejarse es lo más fácil del mundo. Redactar 50 caracteres en contra de lo que sea por simple aburrimiento, infelicidad o frustración, es lo más fácil que hay. Tirar frases generales como si fueran sentencias, como si viviéramos en la dictadura de las redes. Basta con ver los comentarios en Youtube o Facebook, esas ingenuas frases que intentan mostrar nostalgia por lo pasado y arrepentimiento por no haber vivido Woodstock o no haber visto a Hendrix quemar su guitarra en vivo. Quédate tranquilo amigo, que así hubieras nacido en su época, tampoco lo habrías visto. Agradece que naciste en una generación mimada por la tecnología y que ha llegado al nivel alucinante en el que desde la comodidad de tu casa puedes ver lo que hizo un músico hace más de 50 años, en alta calidad y con la mejor definición. Agradece que puedes conocer bandas de cualquier parte del mundo por tus propios medios. Que puedes descargar las canciones que quieras  y no esperar a grabarla desde la FM. Sé un poco más consciente de la revolución musical que estás viviendo, todo esto es espectacular y te lo estás perdiendo o no lo estás disfrutando como deberías. Todo por un capricho alimentado por tus semejantes.

Lo que se dice ebrio, es lo que se piensa estando sobrio

Desde esta humilde tribuna, siempre me gusta defender en lo que creo y de las cosas que estoy convencido. Pocas veces estuve tan dubitativo como cuando empezaba este artículo, no sé si la falta de Wifi me está jugando una mala pasada. Este calor insoportable me hace desear ir a una playa diferente cada día, vivir en las orillas y hacerme hippie; luego recuerdo que vendrá Radiohead a mi ciudad y se me pasa. Especialmente en los temas que no me interesan mucho, puedo cambiar de opinión muy rápido. Agradecería enormemente si alguien me hace entrar en razón y me demuestra que estoy equivocado, deseo con todas mis fuerzas estarlo. Pero no olvidemos que pensar es complicado; de opinar, opina cualquiera. Lo espinoso es ordenar tus ideas, elegir bien las palabras y tratar de encajar todo para expresarlo de un modo consecuente. Hay mucha gente que habla y opina sin pensar, eso duele… duele porque la falta de respeto es el puñal más sangriento.

Christiam Palacios

Christiam Palacios

Soy el mejor de los peores músicos... Soy el peor de los mejores publicistas... Ahora solo quiero escribir, sin pecar de sensacionalista.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *