Síguenos para más rock

Crónicas

Megacrónica: Slipknot destrozó Lima en brutal concierto

Publicado

on

Slipknot en Lima 1
(Dedico este trabajo a los héroes bomberos que perdieron la vida en favor de la seguridad de nuestros compatriotas, mientras que en otro lado de la ciudad, nosotros disfrutábamos de nuestra pasión por la música).

Luego de más de 20 años oyéndolos a través de discos y cassettes, o viendo sus increíbles performances gracias a la señal del viejo MTV, Slipknot finalmente pisó suelo peruano, y ya no para hacer turismo, sino para tocar frente a aproximadamente 10 mil maggots que se dieron cita en el Estadio Nacional de Lima, los cuales no dudaron en dejar toda la energía reservada para hacer de este concierto, un momento inolvidable.

Foto de Erick Sánchez de la Cruz

Foto de Erick Sánchez de la Cruz

MÁS QUE SOLO UN CONCIERTO

El público que desde tempranas horas de la mañana ya se encontraban guardando los primeros sitios en las colas para poder estar lo más cerca posible de los 9 dementes de Iowa, los cuales se pueden dar por bien servidos ya que no solo pudieron disfrutar de sus máximos ídolos, sino de un verdadero festival de Nu Metal de talla internacional.

Desde aproximadamente las 6 de la tarde, no tardaba en salir a escena la banda peruana Contracara, liderada por la bella y talentosa Sara Monzón, quienes descargaron lo mejor de su fresquísimo heavy metal frente a los miles de bangers que llegaron muy temprano a respaldar a todas las bandas teloneras. Definitivamente Contracara se apuntó a varios nuevos fanáticos, incluyéndome.

Rápidamente salió a escena los Serial Asesino, quienes hicieron valer con creces el porqué fueron convocados faltando pocos días para el evento, gracias a una poco acostumbrada campaña a través de las redes sociales para que los intérpretes de “verte sangrando” puedan abrir este magno evento. Si con contracara la gente ya movía las cabezas, con los Serial ya se empezaba a armar los primeros desmadres.

Serial Asesino. Foto de Erick Sanchez de la Cruz

Serial Asesino. Foto de Erick Sánchez de la Cruz

Era turno de los ya consagrados … Por Hablar, los cuales desde el minuto 1 no dudaron en dar todo de sí para seguir calentando un ambiente que se había calmado, claramente para guardar energías para el plato fuerte. “Esto no le va a gustar a Slipknot” indicó desafiante como siempre el buen Diego Taboada, quien finalmente alentó al público a moverse un poco más. Sin embargo, una performance impecable de estos referentes del Nu Metal peruano.

La gente parecía impaciente por ver a los enmascarados de una buena vez tocando en nuestra patria, Pero aún faltaba una hora, la cual fue tomada por el poder latino de A.N.I.M.A.L, quienes tomaron el trabajo de calentar al público por una última vez. Simplemente no defraudaron.

A.N.I.M.A.L - Foto de Erick Sánchez de la Cruz

A.N.I.M.A.L – Foto de Erick Sánchez de la Cruz

Desde el inicio se presentaron cancheros como si de una banda local se tratase, tocando lo mejor de sus últimos discos, ante los fanáticos peruanos que con todo respeto y admiración no dudaron en interactuar con ellos.

La fiesta terminó de armarse cuando iniciaron los clásicos “Loco Pro”, “Cop Killer” y un especial “Solo por ser indio”, la cual fue de las más coreadas de la noche, probablemente a raíz de los últimos acontecimientos ocurridos en Cotabambas, donde un comunero fue asesinado por un disparo en la cabeza mientras defendía la tierra y el medio ambiente en el que viven.

Finalmente fueron despedidos con arengas cantadas por todo el estadio, agradeciéndoles el cariño especial que siempre nos muestran estos tipazos cuando vienen a nuestro país.

Finalmente, el momento había llegado…

SLIPKNOT EN LIMA

La gente no lo podía creer. Estábamos frente a la Banda que revolucionó el metal durante estos últimos años. Teníamos a unos metros de distancia a los 9 de Iowa quienes no dudaron en entregar toda su energía mientras observaban la demencia desatada en el recinto de José Díaz.

Slipknot en Lima. Foto de Erick Sánchez de la Cruz

Slipknot en Lima. Foto de Erick Sánchez de la Cruz

“Be Prepared For Hell” y “The Negative One” de su último disco “5: The Gray Chapter” fueron los encargados de iniciar el desmadre total, la cual fue seguida por 2 clásicos, tales como “Disasterpiece” y “Eyeless”, quienes fueron coreados a todo pulmón y como si el evento recién comenzara. “Its great to be back to Peru” gritó un Corey que tal vez se acordó de la última vez que visitó Machu Picchu, sin embargo el público lo tomo con buen humor.

La masa de gente que pedía más, volvió a ponerse realmente loca cuando se escuchó el intro de “Before I Forget”, himno de los mejores años de la banda. “The Shape” fue quien siguió con el descontrol.

Foto de Erick Sánchez de la Cruz

Foto de Erick Sánchez de la Cruz

“Mi familia, we are all fucking family”, indicaba Taylor mientras que la fanaticada coreaba su nombre a voz en cuello. No tuvo mejor forma de agradecer el gesto que interpretando”Killpop”, brutal single de su último disco.

“Dead Memories” sonó inmediatamente y el coro de los 10 mil maggots resonó como pocas veces se ha visto.

“The Heretic Anthem” nos regresó al colegio y por un momento volví a sentir mis pulseras y mi cadena colgando mientras armábamos un aquelarre al coro de “if you’re 555 then i’m 666”. La cara de los hombres de seguridad y las señoras que vendían cerveza era lo mejor de todo.

Foto de Erick Sánchez de la Cruz

Foto de Erick Sánchez de la Cruz

Una seguidilla de clásicos tales como “Psychosocial”, “Left Behind”,”Custer” y el nuevo pero ya favorito de todos “The devil in I” solo continuaron con la demencia implantada en cada uno de nosotros.

El ending fue simplemente un regalo para todos los fans de la vieja escuela, interpretando “Wait and Bleed”, “Sic”, “Surfacing”, “Duality”, y finalmente con un sublime y perfecto fin de fiesta con “Spit it Out”, Slipknot se despidió de nosotros prometiendo que regresarían.

DETALLES FINALES

La presentación fue espectacular, sin embargo admito que quedé un poco decepcionado de la puesta en escena, la cual se prometió que sería un “espectáculo impresionante”, pero que al final no hubo rastro de la pirotecnia y los juegos de luces y efectos con los que suele presentarse Slipknot. Si no se tenía el presupuesto, mejor no prometan este tipo de espectáculo.

La atención a la prensa, desde la más grande hasta la más humilde fue de gran nivel, sin embargo, gran decepción se llevaron los amigos fotógrafos quienes fueron limitados a disparar desde la mitad del campo (¿?), lo que dificultó totalmente su trabajo, y tuvieron que hacer mil proezas para captar los mejores momentos. Aplausos para nuestro fotógrafo Erick Sánchez de la Cruz.

Finalmente, el marco del público fue espectacular, sin embargo, no llegó al Sold Out, la cual extraña debido a todo el tiempo que la escena pidió a gritos que trajeran a la banda, y ahora que los traen, muchos pusieron mil excusas para no asistir. Pongámonos las pilas, muchachos. Estos son los momentos en que todos debemos empujar el carro hacia el mismo lado.

 

 

 

10 Comments

10 Comments

  1. Rockopolis

    20/10/2016 at 3:11 pm

  2. Mary Muñoz

    20/10/2016 at 11:14 am

    Mi bandera ❤

  3. Sebas Fabara

    20/10/2016 at 8:23 am

    Bryan Cobo

  4. Jose Arturo Del Aguila

    20/10/2016 at 12:45 am

    Cierto!! Tantas veces pedimos a este tipo de bandas vengan a Perú y cuando llegan simplemente no van… y eso que las entradas han estado bastante accesibles para todo público… ??

    • El Club del Rock

      20/10/2016 at 12:49 am

      Eso es lo que más molesta en realidad.
      Esperemos el público peruano cambie… pronto.

    • Juan Diego Cabello

      20/10/2016 at 6:05 am

      Tío 3 grandes conciertos en un mes 🙁 GNR Aerosmith y slipknot 🙁

    • Johan Cabello Araujo

      20/10/2016 at 11:05 am

      Exacto, muchos conciertos juntos en un mes eso hace que baje la demanda de cualquiera de los tres y uno sea el más beneficiado.

    • Andres Guerrero

      20/10/2016 at 11:14 am

      A pesar no ser audiencia completa, los 9 se comportaron a la altura, todos unos profesionales.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crónicas

Un último concierto para mi muerte – Parte 1

Publicado

on

acdc

Siempre debo encontrar alguna excusa para poder escribir con un estilo real, sin temor a que puedan bajarme el pulgar. La sinceridad es como el rock, se puede oler… y sentir. Hoy voy a ser sincero con personas que no conozco, ni conoceré, al menos en este universo. Los lectores.

Siguiendo la línea de sinceridad, quiero aclarar que, si no gustas de la lectura o simplemente entraste buscando noticias, este artículo no es para ti. Te ofrezco mis disculpas.

54908288 colección de enfermedad cerebral tomografía computarizada y la resonancia magnética del cerebro mostrar inf

Volviendo al foco central

El telón de la vida se cerrará a través de mis ojos. Hace mucho que vengo arrastrando los síntomas de un supuesto aneurisma y he alcanzado el punto más álgido desde que inició el presente mes. Mareos, vértigo, arcadas, dolor de cabeza, tensión en el cuello, dolor detrás de los ojos, etc. Todos esos síntomas coronados por estados graves (mi madre) y muerte de familiares (tíos) a causa de la misma enfermedad. Como se sabe, el aneurisma es una enfermedad altamente congénita. Tengo todos los boletos comprados para ser uno más en la lista y habito en la resignación desde hace unos años, sé que voy a partir; no sin antes pasar el día más feliz de mi vida en un concierto/festival de rock.

No pienso hacer un embole de artículo, está claro que la desgracia propia es el regocijo de gente ajena, pero hasta la ‘tristeza’ cansa. Me siento aturdido las 24 horas del día, no por alcohol, sino por los mareos de mierda que no paran ni cuando duermo. Si me dicen que es imposible marearse mientras estás dormido, entonces confirman mi peligro de extinción. Camino mareado, como mareado, escribo mareado, escucho música mareado, beso mareado, pienso mareado, me ducho mareado y cuando bebo un poco de alcohol, se me pasa. Una picardía. De todas formas, dejé de libar hace un mes, por precaución y miedo, principalmente miedo. No soy yo, no soy feliz. El vértigo y las ganas de vomitar por las noches me convirtieron en todo lo que siempre odié, una persona que no quiere estar en cama.

hipoxia cerebral 1 10

Por alguna estúpida razón, nunca he querido que un médico confirme lo que tengo, siento que voy a comprometer a gente que me estima y van a sentirse culpables de no haberme podido ayudar. Busqué información sobre este tipo de conducta y no solo es una rareza mía, mucha gente prefiere vivir en la ignorancia y dejar que la propia enfermedad oculta los mate, antes de morir por depresión o desahucio. He tratado de sobrellevar estos síntomas desde hace 7 años, pero parece que entré en la última etapa. No se puede disimular más y los exámenes son inevitables.

636900408332963097DB

Ya no se trata de tener algo porqué vivir, sino algo porqué morir. Y si he de morir por algo, que sea rock. Quizá se lea muy novelesco, pero es lo último que quiero hacer. Yo me amo y no puedes engañar a la persona que dices amar porque entonces de los desconocidos, ¿qué puedes esperar? Simplemente quiero divertirme, amar y vivir el momento. Disfrutar de ese día junto a la persona correcta, ella. Comer y beber sin preocuparme por las consecuencias, así quede convaleciente al día siguiente. Gastar, lo que me queda de vida, en el pecado más grande que me permití: Querer vivir por y para la música; que sea rock.

Parece que no cumpliré el deseo de ver a AC/DC en vivo… pero The Strokes e Interpol de seguro tienen su lugar en el iPod de Dios.

Mañana guardo cita médica y la verdad que cualquier diagnóstico, ahora, me sabrá a victoria. Tengo presente que me gusta ganar; y perder no me causará dolor.

70940204 499892287256339 1023728961357611008 n

Aquí finaliza la parte 1. Restan 2.
Continue Reading