Síguenos para más rock

Críticas y opinión

Keith Richards, el alma de The Rolling Stones

Publicado

on

KeithRichardsTieneDocumental

Para Pancho, mi padre.

Alguna vez etiquetado como un peligro para la sociedad, las buenas costumbres y todo lo bueno en el mundo, Keith Richards, el mítico guitarrista de “la banda más peligrosa del mundo”, resulta ser uno de los motivos por los que The Rolling Stones es una de las bandas pioneras y más grandes en la cultura popular.

Escribo esto porque deambulando por las redes sociales, encontré una nota donde destacaba las cinco razones por las cuales no perderse a Los Stones los próximos 14 y 17 de marzo en la ciudad de México. Obviamente hablaba de la jerarquía de la banda, el espectáculo de primer nivel y quizá lo más alarmante, que esta sea la última vez que veremos a Mick y compañía. Pero el tercer punto estaba enfocado al guitarrista que le sirvió de inspiración al actor norteamericano, Johnny Depp para crear a uno de sus personajes más reconocidos, el Capitán Jack Sparrow.

Efectivamente, Keith en su juventud pasó por diferentes etapas de rebeldía (como cualquier persona común y corriente), como todo buen rockstar, ha probado todo tipo de sustancia tóxica, bebido infinidad de botellas con contenidos embriagantes, acción con muchas mujeres, pisado casi todo el mundo y tocado su guitarra ante miles de personas en sus más de 50 años de carrera. Pero esto no tiene nada que ver con que Keith sea todo un personaje.

Guitarrista de "La banda más peligrosa" del mundo. Foto: Graham Wilshire/Redferns.

Guitarrista de "La banda más peligrosa" del mundo. Foto: Graham Wilshire/Redferns.

Richards nació el 18 de diciembre de 1943 en Dartford, Kent, en Inglaterra. Único primogénito del matrimonio de Doris Dupree y Herbert Richards. Un hogar modesto pero trabajador. Fue la familia de su madre la culpable de inculcarle a Keith ese gusto por la música. Augustus Dupree, su abuelo; fue quien de cierta manera lo inclinó a que escogiera la guitarra como su instrumento principal, éste en sus tiempos de juventud tuvo una banda de Jazz, Gus Dupree and his Boys. Pero Doris fue quien le enseñó el camino que con el tiempo lo llevaría a formar a Los Stones.

Según el documental, Keith Richards: Under The Influence, dirigido por el ganador del Premio Oscar Morgan Neville (A 20 pasos de la fama, Best of Enemies, Johnny Cash’s America), estrenado el 18 de septiembre de 2015 a través de Netflix, desde niño Richards estuvo expuesto a artistas como Bille Holiday, Louis Armstrong, Billy Eckstine, Fats Domino, Django Reinhardt, Chuck Berry, Muddy Waters (quien lo llevó a conocer a Mick Jagger), Elvis, entre muchos otros, fueron los factores que forjaron al músico que conocemos hoy en día.

A lo largo de todo el documental, el mismo Keith nos cuenta cómo el Jazz, Blues y el Rhythm and Blues influenciaron su estilo y los primeros discos de Los Stones (el 12 X 5 es muy bueno). Quizá la banda de chicos ingleses no sonaba como Muddy Waters, pero sí ayudaron a que todo ese movimiento de música y cultura afroamericana se consolidara. En lo personal creo que es una de las mejores etapas de la banda.

Volviendo al documental, Richards también deja ver su fascinación por la vida y cultura de los Estados Unidos así como su amor por la música Country (obviamente Johnny Cash es uno de sus héroes) y el Reggae (también Bob Marley tiene mucho que ver). Esto es comprensible, ya que él y el resto de sus bandmates crecieron en la Inglaterra de la post guerra. Un panorama nada alentador. Keith habla mucho de esto en su autobiografía titulada Life (la cual aún no termino de leer). Esta mezcolanza de géneros musicales es evidente en su último disco como solista, Crosseyed Heart.

Si el documental de por sí ya es genial, la autobiografía es aún mejor, las anécdotas de su infancia y con The Rolling Stones dejan un gran sabor de boca, si son fans, ya se podrán imaginar. Así que por eso ya no les hablaré de ninguno de los dos, evitemos más spoilers, léanlo y véanlo en Netflix.

Life, de Keith Richards. Foto: Especial.

Life, de Keith Richards. Foto: Especial.

Keith Richards es uno de esos músicos que tienen que ver en vivo, si no han tenido la oportunidad es una de esas obligaciones que tienen que experimentar en la vida. No por nada Tom Waits y hasta el mismísimo Muddy Waters se cuadran ante él. No por el status que tiene o por ser mundialmente conocido, es por la persona inigualable que es. Por eso siempre tiene su propio set en los conciertos de Los Stones, bueno también era darle chance a Mick de que tome aire.

Mis tíos (los culpables de mi amor por The Rolling Stones), quienes envidiablemente han visto a la banda en más de una ocasión, contaban infinidad de cosas del grupo. Lo locos desenfrenados que eran, que viajaban en avión desnudos con sus groupies, la enorme serpiente que lanzaba fuego en el escenario, que Mick tiene una condición física increíble, que Charlie es el mejor músico de la banda, Ronnie andaba imparable, pero nunca olvidaré lo que mi tío Ferus me contó de Keith.

Según él, esa noche muchas de las ovaciones eran robadas por el guitarrista. Hacia mucho frío y el buen Keith sólo usaba como abrigo una playera sin mangas. Alguien del escenario se preocupó de la salud del señor y sin más ni más le arrojó su chamarra de cuero al escenario. Lejos de molestarse, Keith la alzó, sonrió, agradeció y se la puso. La usó el resto del concierto y se fue con ella. ¿A qué grado de fanatismo puede llegar alguien para regalarle su chamarra de cuero? Pero mejor aún, ¿a qué grado de humildad está Keith como para aceptarla?

El legendario Keith Richards. Foto: Tomada de Youtube.

El legendario Keith Richards.
Foto: Tomada de Youtube.

Keith Richards es un gran guitarrista o por lo menos así lo califica la historia, pero sobretodo una gran persona, lejos del rockstar que llegó a ser o de la fama que se carga. Es alguien único en la vida, es como el tío viejo, rockero y buena onda de la familia que te hipnotiza con sus historias, que te enseña la vida a través de sus ojos.

Al momento de escribir estas líneas, quedan sólo cuatro fechas del America Latina Olé Tour 2016. Bogotá, Colombia 10 de marzo en el estadio El Campin. Ciudad de México 14 y 17 de marzo en el Foro Sol. Y marzo 25 en Ciudad Deportiva en La Habana, Cuba; presentándose completamente gratis. No sabemos si esta sea la última gira de Los Stones, pero es muy probable que sí sea la última en Latinoamérica.

Desgraciadamente nadie es eterno, este 2016 nos lo ha enseñado en apenas unos meses quitándonos a muchas leyendas musicales. The Rolling Stones es una, o quizá la única banda pionera del Rock que sigue vigente y casi completa. Un grupo que es de los últimos vestigios de una época dorada en la historia musical y que nos rige hasta estos días.

Keith Richards tiene mucho que ver con todo eso, si ya han tenido la oportunidad de verlo a él y a la banda en vivo saben de lo que hablo, si no lo han vivido, no sé qué es lo que esperan… Keith tiene una frase que, por acontecimientos algo turbios me llegó mucho, es al principio del documental:

“I always thought 30 was about it, beyond that it’d be horrible to be alive. Until I got to be 31… then life ain’t so shabby, you know? I’ll hang in a while…”.

Nos vemos la próxima semana en el concierto…

1 Comment

1 Comment

  1. Guillermo Nuñes

    31/05/2016 at 12:22 am

    Un capoooo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Críticas y opinión

Un golpe a la nostalgia: 10 discos de rock y metal que cumplen 20 años este 2020

Publicado

on

ecdef6ac 5 discos 1

Y así sin darnos cuenta estamos a poco más de 2 meses de iniciar una nueva década. Miramos hacia atrás mientras nos tardamos en aceptar que aquellos temas con los que nuestros hermanos mayores se creían los más malos de la clase ahora suenan en recopilatorios de canciones clásicas en algún canal musical (si tienes la suerte de encontrar uno en estos días), o en su defecto en algún playlist de Spotify.

En todo caso, nos quedará siempre esa sensación que nos daba agitar la cabeza con estos discazos y que por más años que pasen, la esencia juvenil y actitud rebelde de inicios del nuevo milenio que nos transmitía estos álbumes se mantendrá igual que desde hace 20 años.

  1. Limp Bizkit - Starfish and the Hot Dog Flavored Water

Cuando citaba eso de “hermanos mayores” lo hacía directamente pensando en este disco. No fue de mis grupos favoritos en la niñez, pero recuerdo como mi hermano (Óscar Pacheco Peralta te dedico este artículo) sacudía la cabeza gritando “Generation X” mientras Fred Durst lideraba, en ese entonces, la nueva banda más peligrosa del mundo.

 

  1. Deftones - White Pony

Uno de los discos más aclamados de la banda de California. Se posicionó como uno de los álbumes más exitosos de ese año y marcó, junto que otros trabajos en esta lista, lo que sería el sonido dominante de esta década.

 

  1. The Offspring - Conspiracy of One

The offspring es sin duda una de las principales abanderadas del post punk californiano de los 90’s. Antes de Conspiracy of one ya había publicado tremendos discos, pero con este último trabajo terminó por colocarse en la cima de la montaña. Temas como Want You Bad u Original Prankster fueron mis primeros acercamientos al sonido punk y los recordaré con demasiado cariño.

 

  1. Disturbed - The Sickness

El disco The Sickness a mi juicio es uno de los álbumes de metal alternativo más infravalorados de la historia. Si bien muchos temas presentan matices menos ortodoxos del metal original, la mutación que el rock pesado sufría en el cambio de década influyó en los de Chicago. Terminaron presentando una propuesta totalmente fresca pero que mantenía la esencia transgresora de sus influencias de décadas anteriores. El TREMENDO tema Down With The Sickness es sin dudas la mejor muestra de lo que comento.

 

  1. Papa Roach – Infest

A estas alturas no hay inconvenientes en decir que este disco es una joya de los 2000. El álbum de la cucaracha es uno de los responsables de que el “Nu Metal” se haya masificado a niveles cercanos al pop anglo que reinaba en esos años. ¿Está mal eso?, bueno, ya quisiéramos nosotros prender la radio y escuchar temas como Last Resort o Blood Brothers hasta terminar hostigándonos.

 

  1. Lamb of God - New American Gospel

Los herederos legítimos del Groove de Pantera se abrían paso al nuevo milenio con un disco totalmente transgresor queriendo enseñar a la juventud lo que realmente era Heavy Metal. Black Label o In The Absence Of Sacred eran pequeñas muestras de lo que estaba por venir.

 

  1. U2 - All That You Can’t Leave Behind

U2 mostró su lado más “heavy” con este disco. Atrás quedaron los experimentos que pocas alabanzas consiguió en trabajo pasados. All That You Can’t Leave Behind es un álbum exquisito e indispensable para entender el rumbo que tomo el rock alternativo a partir de ahí.

 

  1. Iron Maiden - Brave New World

Quizá no sestará en el top 5 de los mejores discos de la doncella, pero marcó el regreso a la banda de su frontman por excelencia: Bruce Dickinson. Un álbum muy old school que por varios pasajes nos recuerda a la época de oro del NWOBHM.

 

  1. Marilyn Manson - Holy Wood (In the Shadow of the Valley of Death)

Si los 80’s tuvieron a Alice Cooper y los 90’s a Rob Zombie, pues los chiquitines de los 2000 tuvimos a Marilyn Manson. Una de las principales caras del metal de inicios del nuevo milenio (todo hay que decirlo) traía consigo ese toque de shock Rock que era lo único que faltaba para considerar a esa década como una de las más recordadas musicalmente hablando. The fight Song en uno de mis temas favoritos de toda la vida que ya con 30 años no tengo problemas en admitirlo.

 

  1. Linkin Park - Hybrid Theory

Para muchos el mejor disco de esa década y el principal ‘culpable’ del arrollador éxito que tuvo el movimiento Nu Metal por todo el planeta. Una joya y no tengo nada más que decir.

 

 

Continue Reading