Si James Herbert Keenan hubiese podido preguntarse el 17 de abril de 1964 cuál sería su destino 54 años después, tal vez nunca se hubiera imaginado en quién se convertiría al encabezar dos de las bandas más importantes en la escena musical, así como toda la inspiración que generaría en seguidores, melómanos y hasta músicos contemporáneos y de generaciones posteriores, todo un referente de la cultura en nuestros días; así de importante es Maynard James Keenan.

Este martes el líder de Tool, A Perfect Circle y Puscifer cumple 54 años de existir, poco más de cinco décadas en las que por más de la mitad de su vida a muchos nos ha hecho vibrar a través de su voz e ideología que con un par de notas puede llevarnos al punto más oscuro de nuestro ser o hasta flotar más allá de nuestros propios sueños.

Maynard es un personaje bastante complejo. Si bien no solo es un frontman que practica artes marciales y que no duda en usarlas contra algún fan from hell que osa subirse al escenario durante un show; un actor y comediante de ocasión cuyo papel más grande en un filme de alto presupuesto es en Crank: High Voltage junto a Jason Statham mientras paseaba a un perro; o un viticultor que a veces participa en eventos de beneficencia, con un pasado en la academia militar de West Point, es mucho más.

La teoría del caos de este pobre diablo con delirios de grandeza es que la esencia de Maynard está dividida en tres personalidades camaleónicas y diametralmente opuestas, pero que juntas conciben al que es el mejor frontman del siglo, según la publicación Loudwire. Obviamente estas personalidades están divididas en las tres bandas de las que actualmente forma parte.

Este paradigma está sustentado después de haber escuchado a Maynard en sus distintos proyectos, colaboraciones con artistas como Deftones o Rage Against The Machine, así como tener la oportunidad de verlo en vivo con Tool, A Perfect Circle y Puscifer -sí estoy presumiendo algo que para muchos es digno de presumirse ya que por lo regular no suele dar muchas presentaciones-, si ustedes queridos lectores tienen otro tipo de referencia, es bienvenida para enriquecer aún más este humilde escrito.

Maynard y Chino Moreno de Deftones.
Foto: Tomada de Pinterest.

Puscifer, su versión más creativa

Con tres discos de estudio, tres EP’s y otros tres de remixes, Puscifer resulta ser el nombre del proyecto solista de Maynard, el cual fue nombrado por primera vez en el programa cómico Mr. Show donde Keenan actuó en unas ocasiones.

Maynard en Puscifer.
Foto: Facebook Puscifer.

Este súper grupo en el que han participado músicos relacionados a Primus, The Mars Volta, Nine Inch Nails, Slipknot y hasta mi novia Milla Jovovich resulta ser la versión más pirada e ideática de Keenan.

Maynard en Puscifer.
Foto: Facebook Puscifer.

Por lo regular sus caracterizaciones resultan ser más estrafalarias gracias a lo que él llama un “creativo subconsciente”. Con pelucas rubias, de luchador o un estilo white Trash aludiendo al trato misógino hacia las mujeres y al mismo tiempo dignificando al género en su crítica; el Maynard de Puscifer para muchos es el más bizarro, demente y difícil de comprender, pero esencial en el culto a Keenan.

A Perfect Circle, el equilibrio perfecto de Keenan

Tal vez no ser el líder de esta banda hace que Maynard sea percibido en total armonía cada que se presenta junto a Billy Howerdel y compañía. Con letras con alto contenido espiritual y de crítica social, donde busca llegar al fondo de las relaciones de amistad, de familia y con uno mismo, hay veces que el frontman que se presenta en esta banda es muy diferente a sus otras versiones.

A Perfect Circle ya dejó pasar 14 años desde su último disco.
Foto: Tomada del sitio Stereogum.

Sobrio, sencillo, tan humano que tiene tintes divinos mientras baila en la oscuridad con sus trenzas largas y falsas en medio del círculo perfecto. Con una honestidad tal que puede cantar lo que sea, incluso coverear a John Lennon, mientras su mirada intensa a traviesa las almas de todos los que alguna vez lo hemos visto en vivo, mientras usa esas gafas hipsters.

Tan intenso es su equilibrio, que puede poner a un festival como el Knotfest a sus pies. Donde propios y extraños, fans from hell e incrédulos caímos dentro de su magia, en el círculo perfecto en el Foro Pegaso en Toluca, Estado de México en octubre del año pasado.

#ConciertosMéxico The Package – A Perfect Circle #KnotfestMéxico2017

Posted by El Club del Rock on Thursday, November 9, 2017

Tan centrado se muestra con A Perfect Circle que es el grupo con el que más conciertos da y no ha dejado de publicar discos. Mer de Noms, Thirteen Step, Emotive, un par de álbumes en vivo y el Eat The Elephant; próximo a lanzarse en tres días y que trae loca a la crítica tras dejar atrás ese descanso desde 2004, hace que Maynard no pierda la atención de todos nosotros.

El Maynard más centrado y sobrio y quizás el más comercial…

Tool, Maynard el antihéroe

¿Qué se puede decir del trabajo y la importancia de Maynard en Tool? Francamente nada, los fieles seguidores de la Tool Army tal vez sean más doctos y documentados en el tema que su servibar y hasta puedan describir perfectamente lo que pensaba Maynard al momento de usar la secuencia del Fibonacci en Lateralus o exactamente en qué tonadas convencieron a los jueces y Tool ganó tres Grammys, pero ese no es el caso de este texto.

Mayard se muestra como un ser de oscuridad, reservado, atormentado; ya sea que aparezca en bóxers, con el torso desnudo, completamente calvo o con su enorme mohawk negro y sus lentes de sol.

Maynard James Keenan de Tool Foto: Gary Miller/FilmMagic

Cantando, dirigiendo desde las sombras todo tipo de emociones y terminaciones nerviosas de todos los espectadores, porque ese es su objetivo, crear todo tipo de reacción en los escuchas, pero con el menor interacción física posible. Apenas si mueve un dedo, y cuando lo hace el lugar explota.

Sí, es un ser de oscuridad, porque nos lleva a lo más recóndito de nuestras almas, a lo más bizarro de nuestros pensamientos mientras Adam Jones, Justin Chancellor y Danny Carey terminan por musicalizar el credo de este antihéroe que es Keenan en Tool. Porque está inmerso en las sombras, pero siempre con un trasfondo espiritual que va más allá del bien y el mal.

Maynard James Keenan de la mano de Tool y Puscifer fue capaz de paralizar a la ahora Ciudad de México y el Festival Cumbre Tajín en Veracruz dos veces en una semana hace cuatro años.

Pocas veces el Palacio de los Deportes se vio tan abarrotado como ese 19 de marzo en el que muchos veíamos por primera vez al dios pagano y a una de las mejores bandas en la capital mexicana. Una noche que muchos no olvidaremos y que creíamos que sería difícil de superar.

Stinkfist!!!!!! 😎👹😈💀🃏

A post shared by Oscar GGC (@supeg_malou) on

Un par de días después, todas las carreteras del país conducían al Parque Temático Takilhsukut en Papantla. Desde tempranas horas caravanas viajaban hasta Veracruz con playeras de Tool y en los parlantes de sus vehículos la voz de Maynard no dejaba de sonar.

Era impresionante caminar hasta la sede del Festival Cumbre Tajín y ver placas de todo el país en los autos estacionados en ambos lados del camino. Ese 21 de marzo Maynard apareció en el escenario junto a Puscifer para después rematar con Tool.

Esa noche, con algunas palabras Maynard refrendó la divinidad de la que goza. “Thank you Tajin”, fue lo único que dijo para llevarse las palmas de todos los presentes.

Feliz diablo Maynard James Keenan, gracias por musicalizar muchas etapas de nuestras vidas y, aunque este día se te permite todo; por favor ya deja pelearte con los fans from hell, de cotizarte, y métete de lleno en la composición del nuevo álbum de Tool

Oscar Cruz

Oscar Cruz

Dame un par de audífonos y llego a donde sea...
"I believe whatever doesn't kill you, simply makes you ... stranger!".

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.