Síguenos para más rock

Crónicas

Punk it’s Not Dead: Richie Ramone en Lima

Publicado

on

IMG 9295 scaled
Otro Ramones llegó a Lima y nos dejó una noche para el recuerdo, llena de adrenalina y nostalgia punk rock.

Richie Ramone no fue uno de los integrantes originales de los míticos Ramones, se unió a la banda hacia 1982, sin embargo dejó su firma indeleble en la banda al grabar tres álbumes con ellos (Too Tough to Die, Animal Boy y Halfway to Sanity) y ser el principal compositor de algunos temas de dichos discos, además de ser el único baterista que cantó (coros) alguna vez en la desaparecida banda.

14040067_1212348455473425_7421674565981048708_n

Nota Sobre las declaraciones de Richie Ramone en entrevista con Ernesto Carlin (El Peruano).

Por eso su llegada a Lima en este 2016, de la mano de la misma productora que se encargó de traer a CJ Ramone en su más reciente visita (Xaria Music), era muy esperada. El encuentro entre Richie y su público comenzó a calentarse días antes con una noticia donde el músico se sumó a la gran cantidad de artistas extranjeros que alimentan una leyenda del punk made in Perú, sí la de “Los Saicos”, si bien aquí hay distintas posiciones sobre lo afirmado por Richie en aquella entrevista, lo cierto es que esa noticia logró un buen nivel de difusión y eso promovió mucho el evento.

Jueves 18 de Agosto. Sargento Pimienta, en el bohemio Barranco. 10:00pm. Se abre la puerta e ingresamos lentamente los pocos asistentes puntuales. Unos minutos para acomodar y cuadrar todo en escenario, los cuales se pasan entre conversaciones y saludar a viejos amigos, de esos que hiciste entre tragos en una tocada y, como tú, aún siguen en esta locura.

Clandestinoweb

“Clandestino”. Foto: Alberto C. Munt.

Sube el primer telonero, Clandestino, una banda joven que ejecuta un rock n roll con influencia de punk rock. A pesar del esfuerzo de la banda por mover al poco público presente en ese momento, lograron apenas unos tibios aplausos del respetable principalmente cuando tocaron un cover de la famosa banda argentina “Attaque 77”, aunque olvidaron dar los créditos y le cambiaron el nombre de “Western” a “Los buenos Mueren”.

Unos minutos más de música de fondo. Ingreso del grueso de público que iría llenando el local, nuevamente el encuentro con viejos amigos. Se suponía que solo habría dos teloneros, según el evento y el afiche oficial del concierto, por lo que los asistentes esperábamos ver a Rafo Raez subir a continuación al escenario, sin embargo sube una banda “sorpresa”, nadie sabía a ciencia cierta quienes eran o de donde habían salido, lo único que supimos es que eran argentinos, por el acento, pero la gente estaba impaciente por ver a Richie Ramone y la sorpresa no cayó tan bien, se fueron como llegaron: en silencio.

Rafo 1

“Rafo Raez & Los Paranoias”. Foto: Jesús Quispe.

Un poco más de las 11:00 pm. Entra Rafo Raez & Los Paranoias al escenario. La gente, que fue aumentando hasta prácticamente llenar el pequeño local, se acercó al escenario y se animó a cantar y moverse en algunos temas como: Tornasol, Doctor Merengue y Dos canciónes por el precio de 1. Luego de calentar levemente las cosas se despidieron dando, por fin, a lo más esperado de la noche.

IMG 9198 1

“Richie Ramone en la batería”. Foto: Jesús Quispe.

Varios minutos de musica de fondo. Entró el último grupo del público. Impaciencia total, la gente comenzaba a corear: Richie! Cada vez más fuerte y con más insistencia. Subió entonces al escenario la banda que acompaña a Richie Ramone. Entre ellos la bajista Clare Misstake. ex integrante fundadora de la banda británica de tributo a Ramones “The Ramonas”,  destacaba no solo por su estética punk sino porque parecía llevar toda la actitud de la banda en los hombros. Finalmente haría su ingreso Richie Ramone entre aplausos, ovaciones y apretones de manos del público. Breve comentario inicial y a tocar se ha dicho. Abrieron con Durango 95 e inició el pogo donde se descargaba toda la euforia contenida por la larga espera. Poco después vendría uno de los clásicos que Richie compuso para Ramones: “Somebody Put Something In My Drink”.

El concierto, el pogo, continuaba, vinieron otros clásicos: Animal Boy, Smash You y, el clásico de clásicos, Blitzkrieg Bop, una de las canciones más pogueadas y coreadas de la noche, Richie en esta y otras canciones iba a la batería y cantaba mientras tocaba, en otros momentos solo se paraba y cantaba, incluso durante unos minutos bajaba del escenario a rockear con el público, quienes se le abalanzaban sobre él, como es normal al tener al frente a una leyenda.

IMG 9420 1

“Clare Misstake, bajista de Richie Ramone”. Foto: Jesùs Quispe.

Canciones después vino Elevator Operator y otros temas más de Ramones. No se puede dejar de destacar el papel de Clare, quien fue la segunda protagonista de la banda, no solo tocando el bajo, sino haciendo la segunda voz de la banda, encantando a todos los asistentes, indistintamente de si eran hombres o mujeres.

Luego vinieron algunos temas propios de Richie Ramone en su carrera como solista como: I Fix This, Pretty Poison y Bether Than Me, luego el clásico I Wanna Be Well, entonces la banda interpretó una excelente adaptación del clásico de Depeche Mode: Enjoy The Silence, la gente aplaudió y ovacionó con regocijo este cover y la emoción solo pudo crecer cuando sonó Sheena It’s a Punk Rocker, tema que la gente pogueó como si fuese el último. La banda pareció terminar el concierto, bajaron del escenario.

IMG 20160819 011658

“Richie Ramone, actitud y rebeldía”. Foto: Alberto C. Munt.

La gente pedía más, más punk, más adrenalina y Richie no nos decepcionó. Volvieron al escenario a interpretar dos temas más y cerrar con otro clásico de clásicos: Havana Affair. Todos, no creo que hubiese excepción, quedamos complacidos, aún más cuando al bajar del escenario y terminado el concierto, Richie volvió para tomarse fotos y firmar autógrafos, a un público enteramente agradecido y feliz, que no dudaba en comprar el merchandising de la banda que era vendido por la propia Clare, en honor al precepto punk “Do it yourself” (Autogestión).

Fue una noche llena de adrenalina y amistad, para algunos fue como volver por una noche a esos tiempos en que comenzamos en esta movida  y sentirnos como jóvenes rebeldes otra vez, dejando en claro que el punk rock es más un sentimiento, un estilo de vida, una forma de expresión, que música o armonía. Punk’s Not Dead!!!

IMG 9332 1

“Richie Ramone, una noche para el recuerdo”. Foto: Jesùs Quispe.

DIO bendice tus comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crónicas

Un último concierto para mi muerte – Parte 1

Publicado

on

acdc

Siempre debo encontrar alguna excusa para poder escribir con un estilo real, sin temor a que puedan bajarme el pulgar. La sinceridad es como el rock, se puede oler… y sentir. Hoy voy a ser sincero con personas que no conozco, ni conoceré, al menos en este universo. Los lectores.

Siguiendo la línea de sinceridad, quiero aclarar que, si no gustas de la lectura o simplemente entraste buscando noticias, este artículo no es para ti. Te ofrezco mis disculpas.

54908288 colección de enfermedad cerebral tomografía computarizada y la resonancia magnética del cerebro mostrar inf

Volviendo al foco central

El telón de la vida se cerrará a través de mis ojos. Hace mucho que vengo arrastrando los síntomas de un supuesto aneurisma y he alcanzado el punto más álgido desde que inició el presente mes. Mareos, vértigo, arcadas, dolor de cabeza, tensión en el cuello, dolor detrás de los ojos, etc. Todos esos síntomas coronados por estados graves (mi madre) y muerte de familiares (tíos) a causa de la misma enfermedad. Como se sabe, el aneurisma es una enfermedad altamente congénita. Tengo todos los boletos comprados para ser uno más en la lista y habito en la resignación desde hace unos años, sé que voy a partir; no sin antes pasar el día más feliz de mi vida en un concierto/festival de rock.

No pienso hacer un embole de artículo, está claro que la desgracia propia es el regocijo de gente ajena, pero hasta la ‘tristeza’ cansa. Me siento aturdido las 24 horas del día, no por alcohol, sino por los mareos de mierda que no paran ni cuando duermo. Si me dicen que es imposible marearse mientras estás dormido, entonces confirman mi peligro de extinción. Camino mareado, como mareado, escribo mareado, escucho música mareado, beso mareado, pienso mareado, me ducho mareado y cuando bebo un poco de alcohol, se me pasa. Una picardía. De todas formas, dejé de libar hace un mes, por precaución y miedo, principalmente miedo. No soy yo, no soy feliz. El vértigo y las ganas de vomitar por las noches me convirtieron en todo lo que siempre odié, una persona que no quiere estar en cama.

hipoxia cerebral 1 10

Por alguna estúpida razón, nunca he querido que un médico confirme lo que tengo, siento que voy a comprometer a gente que me estima y van a sentirse culpables de no haberme podido ayudar. Busqué información sobre este tipo de conducta y no solo es una rareza mía, mucha gente prefiere vivir en la ignorancia y dejar que la propia enfermedad oculta los mate, antes de morir por depresión o desahucio. He tratado de sobrellevar estos síntomas desde hace 7 años, pero parece que entré en la última etapa. No se puede disimular más y los exámenes son inevitables.

636900408332963097DB

Ya no se trata de tener algo porqué vivir, sino algo porqué morir. Y si he de morir por algo, que sea rock. Quizá se lea muy novelesco, pero es lo último que quiero hacer. Yo me amo y no puedes engañar a la persona que dices amar porque entonces de los desconocidos, ¿qué puedes esperar? Simplemente quiero divertirme, amar y vivir el momento. Disfrutar de ese día junto a la persona correcta, ella. Comer y beber sin preocuparme por las consecuencias, así quede convaleciente al día siguiente. Gastar, lo que me queda de vida, en el pecado más grande que me permití: Querer vivir por y para la música; que sea rock.

Parece que no cumpliré el deseo de ver a AC/DC en vivo… pero The Strokes e Interpol de seguro tienen su lugar en el iPod de Dios.

Mañana guardo cita médica y la verdad que cualquier diagnóstico, ahora, me sabrá a victoria. Tengo presente que me gusta ganar; y perder no me causará dolor.

70940204 499892287256339 1023728961357611008 n

Aquí finaliza la parte 1. Restan 2.
Continue Reading