Síguenos para más rock

Crónicas

Motionless in White ofreció un show en la ciudad de México y esto fue lo que sucedió

Publicado

on

Por

Motionless In White by Raquel Coss 1

El 19 de julio Motionless in White se presentó en El Plaza Condesa de la ciudad de México por primera vez como banda estelar.

Antes de las cuatro de la tarde, acérrimos fans de la agrupación ya se habían dado cita en los alrededores del recinto. Algunos llegaban solos, otros en grupo de amigos y unos cuantos acompañados de sus papás. Todos esperaban ansiosos la presentación de Chris y compañía. La mayoría eran adolescentes con atuendo de color negro, playeras alusivas a la banda y género predominaban en la zona.

Ingresé al recinto alrededor de las siete y media de la noche, para mi sorpresa éste no estaba al tope de su capacidad a pesar de la gran convocatoria en redes sociales. Lo que no se alcanzaba a percibir desde la parte de atrás era que en las primeras cinco o seis filas estaban arremolinados los seguidores de Motionless in White. Me di cuenta hasta media hora después, al momento que Luto salió al escenario, y pasé a la zona de pit ( en donde los fotógrafos nos posicionamos), para tomar fotos a esta banda mexicana encargada de amenizar la espera. Su vocalista Sebastián, con un look al mero estilo Metalcore, logró arrancar gritos de las féminas y aplausos de los incrédulos que no conocían al grupo.

Luto | Foto: Raquel Coss

Luto | Foto: Raquel Coss

Luto ofreció un potente show, equilibrado y con buena ejecución. Como les sucede a la mayoría de las bandas teloneras, no faltaron los comentarios de "no tocan chido" opacados por la música estridente de la banda que logró armar el mosh durante su tiempo arriba del escenario.

Luto | Foto: Raquel Coss

Luto | Foto: Raquel Coss

La temperatura en el recinto iba subiendo, llegaban poco a poco más personas y mientras se ultimaban detalles técnicos, se desplegó la manta con el nombre de la banda en tonos ensangrentados. Ahí comenzaron los verdaderos gritos eufóricos, mismos que sirvieron para calibrar el audio de la batería, desde ahí tuve que hacer uso de mis tapones para los oídos, no quería imaginar el estruendo que se escucharía al estar a centímetros de los amplificadores cuando regresara de nueva cuenta al pit.

Alrededor de las 20:45 los fotógrafos ya estábamos listos para hacer nuestro trabajo. El público de hasta adelante ya lucía rendido, aplastados contra la barricada, sabían que la banda estaba a punto de saltar al escenario y parecía que querían estar lo más cerca posible de ellos. Los gritos eran ensordecedores y mientras algunos ya preparaban sus celulares para guardar un recuerdo, comenzaron a sonar los acordes de "Death March" y el vocalista Chris Cerulli, apareció ondeando una bandera mexicana.

Motionless In White | Foto: Raquel Coss

Motionless In White | Foto: Raquel Coss

Así junto al tema de apertura, Motionless in White interpretó un bloque de temas incluidos en su más reciente material: "Reincarnate" que bautiza al nuevo álbum, "Generation Lost" y"Puppets 3 (The Grand Finale)", momento que aprovechó Chris Cerulli para saludar a los fans, agradecer a Eyescream Productions por traerlos de vuelta al país y después de preguntar si queríamos más canciones, sentenció que tocarían el setlist más largo de su gira...con un total de 20 temas.

Con "Creatures" y "Puppets", Cerulli cuestionó si había fans de la vieja escuela de Motionless in White e invitó a todos a que cantaran con ellos. El recinto se cimbraba mientras la audiencia no dejaba de saltar y sobre la tarima, Cerulli no dejaba de pedir que cantarán más alto "A-M-E-R-I-C-A", así se abrió paso el slam. El mosh entre los asistentes no hizo distinción de géneros, chavos y chicas le entraban con todo, no importaba si caían o si recibían un mal golpe, su emoción iba más allá.

En la batería Vinny Mauro descargaba su energía mientras hacía estallar El Plaza Condesa, y desde los teclados Joshua Balz, atrapaba miradas con sus intensos ojos negros y acordes melodiosos. Así llegó el turno de dos temas más de su tercer disco de estudio: "Everybody Sells Cocaine" y "Carry the Torch.

Sin pausa alguna continuaron con dos temas lanzados en 2010 y 2012 respectivamente.  "Abigail",  primer sencillo del álbum Creatures e "If I’ts Dead We’ll Kill it" single perteneciente al segundo disco de la banda, Infamous.  Esto dejó ver que los fans eran verdaderos conocedores de su discografía al corear cada tema.

Tras querer escuchar al unísono el grito de las mujeres presentes Chris dijo: “¡Chicas, hagan ruido, esto es para ustedes!”, dando paso al tema "Dead as Fuck",  seguido de "Sick for the Melt".

Su guitarrista líder, Ryan Sitkowski, miraba con atención al frente con cara de satisfacción, y asentía cada que escuchaba la euforia del público. Por su parte su compañero Ricky "Horror" Olson, en la guitarra rítmica, acompañaba en los coros a Chris y cuando no lo hacía, iba de un lado a otro del escenario mostrando su destreza en las manos.

Llegó el momento de hacer un pequeño viaje a Alemania, o al menos así lo anunció Chris para brincar todos al ritmo de "Du Hast" uno de los temas emblemáticos de Rammstein. Mientras sonaba este cover, se podía distinguir entre los fans y los adultos que sólo iban de compañía, seguro muchos de ellos no podían creer que hubiera un concierto en domingo y la verdad no los culpo.

Después de esta euforia siguió un bloque más del Reincarnate: "Break the Cycle", "Unstoppable", "Contemptress" y "Dark Passenger". En el bajo Devin Sola, alias "Ghost" se lució durante todo el concierto al hacer ágiles movimientos caracterizado al puro estilo de Leatherface y posando como si su bajo fuera una motosierra.

El final estaba por llegar con el tema "Immaculate Missconception" que seguramente en su momento generó controversias por su temática religiosa, pero a los fans de Motionless in White, sólo los hizo cantar más fuerte y llegar así a un descanso. La banda dejó el escenario, algunos asistentes ya salían de entre el gentío para tomar aire, la mayoría se veían sudados y exhaustos. Los gritos de "Motionless” no se hicieron esperar y en menos de lo pensado, la banda se apoderó una vez más del recinto.

Motionless In White | Foto: Raquel Coss

Motionless In White | Foto: Raquel Coss

Motionless In White | Foto: Raquel Coss

Motionless In White | Foto: Raquel Coss

Fue con "Devil’s Night" que decidieron cerrar su presentación, no sin antes ondear una vez más la bandera mexicana, regalar baquetas y plumillas. Chris Cerulli además de impresionar con su potente voz, dejó en claro que su prioridad son los fans y  bajó hacia el público a saludar, haciendo que muchos que ya iban rumbo a la salida, regresaran corriendo.

Alrededor de las diez y media de la noche terminó este show que dejó extasiados y afónicos a muchos. Motionless in White es una de esas bandas que uno no debe perderse, en vivo son puro derroche de adrenalina y entrega total que se agradece.

Da click aquí para ver más fotos del evento

Aprovechando el espacio... quiero dar un agradecimiento especial a Eyescream Productions por las facilidades otorgadas para llevar  a cabo la cobertura del evento.

DIO bendice tus comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crónicas

Un último concierto para mi muerte - Parte 1

Publicado

on

acdc

Siempre debo encontrar alguna excusa para poder escribir con un estilo real, sin temor a que puedan bajarme el pulgar. La sinceridad es como el rock, se puede oler… y sentir. Hoy voy a ser sincero con personas que no conozco, ni conoceré, al menos en este universo. Los lectores.

Siguiendo la línea de sinceridad, quiero aclarar que, si no gustas de la lectura o simplemente entraste buscando noticias, este artículo no es para ti. Te ofrezco mis disculpas.

54908288 colección de enfermedad cerebral tomografía computarizada y la resonancia magnética del cerebro mostrar inf

Volviendo al foco central

El telón de la vida se cerrará a través de mis ojos. Hace mucho que vengo arrastrando los síntomas de un supuesto aneurisma y he alcanzado el punto más álgido desde que inició el presente mes. Mareos, vértigo, arcadas, dolor de cabeza, tensión en el cuello, dolor detrás de los ojos, etc. Todos esos síntomas coronados por estados graves (mi madre) y muerte de familiares (tíos) a causa de la misma enfermedad. Como se sabe, el aneurisma es una enfermedad altamente congénita. Tengo todos los boletos comprados para ser uno más en la lista y habito en la resignación desde hace unos años, sé que voy a partir; no sin antes pasar el día más feliz de mi vida en un concierto/festival de rock.

No pienso hacer un embole de artículo, está claro que la desgracia propia es el regocijo de gente ajena, pero hasta la ‘tristeza’ cansa. Me siento aturdido las 24 horas del día, no por alcohol, sino por los mareos de mierda que no paran ni cuando duermo. Si me dicen que es imposible marearse mientras estás dormido, entonces confirman mi peligro de extinción. Camino mareado, como mareado, escribo mareado, escucho música mareado, beso mareado, pienso mareado, me ducho mareado y cuando bebo un poco de alcohol, se me pasa. Una picardía. De todas formas, dejé de libar hace un mes, por precaución y miedo, principalmente miedo. No soy yo, no soy feliz. El vértigo y las ganas de vomitar por las noches me convirtieron en todo lo que siempre odié, una persona que no quiere estar en cama.

hipoxia cerebral 1 10

Por alguna estúpida razón, nunca he querido que un médico confirme lo que tengo, siento que voy a comprometer a gente que me estima y van a sentirse culpables de no haberme podido ayudar. Busqué información sobre este tipo de conducta y no solo es una rareza mía, mucha gente prefiere vivir en la ignorancia y dejar que la propia enfermedad oculta los mate, antes de morir por depresión o desahucio. He tratado de sobrellevar estos síntomas desde hace 7 años, pero parece que entré en la última etapa. No se puede disimular más y los exámenes son inevitables.

636900408332963097DB

Ya no se trata de tener algo porqué vivir, sino algo porqué morir. Y si he de morir por algo, que sea rock. Quizá se lea muy novelesco, pero es lo último que quiero hacer. Yo me amo y no puedes engañar a la persona que dices amar porque entonces de los desconocidos, ¿qué puedes esperar? Simplemente quiero divertirme, amar y vivir el momento. Disfrutar de ese día junto a la persona correcta, ella. Comer y beber sin preocuparme por las consecuencias, así quede convaleciente al día siguiente. Gastar, lo que me queda de vida, en el pecado más grande que me permití: Querer vivir por y para la música; que sea rock.

Parece que no cumpliré el deseo de ver a AC/DC en vivo... pero The Strokes e Interpol de seguro tienen su lugar en el iPod de Dios.

Mañana guardo cita médica y la verdad que cualquier diagnóstico, ahora, me sabrá a victoria. Tengo presente que me gusta ganar; y perder no me causará dolor.

70940204 499892287256339 1023728961357611008 n

Aquí finaliza la parte 1. Restan 2.
Continue Reading