Para EL CLUB DEL ROCK – TIM DRAKE

 

Enrique, Aldo, Raúl y Miguel son esta banda de rock blues llamada El Fausto, una banda que busca cambiar paradigmas por medio de una propuesta musical diferente a lo que se viene escuchando en la escena nacional; recientemente estrenaron disco en el famoso Imperial de la colonia Condesa y presentaron su segundo sencillo (Gato) con un video que ahí mismo proyectaron. Enrique, bajista de la banda, entre toda esta vorágine de trabajo por la que atraviesa la banda para darle promoción al disco y al proyecto se dio su tiempo para charlar en exclusiva con EL CLUB DEL ROCK.

¿Qué tan difícil es llegar a conseguir esto de presentar un disco, un video y todo el trabajo de promoción y producción para una banda independiente en estas épocas que vive la industria musical?

Definitivamente cuando uno es independiente es el modo en que las bandas empiezan a generarse su espacio por medios propios. Es difícil en cuanto a las actividades alternas que tienen los integrantes en la vida, me refiero a que hay que ir a trabajar, buscar la papa, en otras actividades, pero de ahí en fuera es lo que a veces se te complica, que no tienes tanto tiempo como quisieras para dedicarle a la banda, en acoplar horarios, trabajar con medios, eso es lo que es difícil; en la parte creativa no tanto, desde muy jóvenes lo traemos y venimos trabajando en esto, en el arte, la música, cada uno con diferentes proyectos, yo tengo la fortuna de que la batería con la que siempre he tocado es mi hermano, entonces, de algún modo siempre hemos estado juntos en nuestros proyectos, los demás son muy comprometidos y eso lo hace fácil, formando un gran trabajo en equipo con todo y sus problema que puedan surgir de repente, al final no nos ha costado tanto. Los medios son profesionales y hemos tratado con ese tipo de gente, trabajar con Verbigracia nos ha ayudado a tratar con gente profesional y encausar ese foco, pero más que nada acoplar la vida diaria con la música. Pero siempre es puro auténtico placer estar en esto de la música.

¿Es más difícil trabajar de forma independiente en México, a diferencia de otros países, por las cuestiones culturales o vicios que arrastramos como mexicanos en cosas de burocracias o amistades en la industria nacional?

Es un tema importante y demasiado incómodo, nosotros preferimos voltear la cara a otro lado y buscar a alguien que nos pueda apoyar para no lidiar en esas cosas; el amiguismo y el compadrazgo existen, no me gustaría sonar así como el “Cibernético del rock” , pero si hay gente que auspicia a gente que está lejos de dar una propuesta con calidad, eso es definitivo y triste, porque muchas veces se quedan de lado buenas propuestas, hay bandas que no tienen ese “feeling” de andar de “brothers” y se quedan abajo o sin ser reconocidos. Nosotros buscamos trabajar y que otros nos apoyen en esa parte. Lo importante es ser creativo y buscar las formas correctas para llegar a los lugares que a final de cuentas están ahí y actualmente hay bastantes lugares, la gente empieza a ir a esos foros, a gastar su lanita para ver nuevas propuestas, el público mexicano es muy rockero, gente que consume el rock and roll, el blues, a veces es triste que paguen demasiado dinero por bandas internacionales que vienen y que muchas veces no valen la pena.

El Fausto | Foto: Raquel Coss

El Fausto | Foto: Raquel Coss

¿Así como mencionas bandas internacionales que no valen la pena, también hay bandas que las venden como rock y no lo son en México, muchas veces se engaña a la gente no?

Eso es bien cierto y además es muy triste. Pero también hay un buen panorama que nosotros independientemente de ser o no ser músicos, pero sí como escuchas de la música, te das cuenta cuando la propuesta es compleja y de calidad, y no debes saber de escalas o acordes, inmediatamente te das cuenta cuando algo tiene calidad, creo eso es un buen augurio para la gente que va iniciando o incluso para la gente que ya tiene rato tocando. La gente se da cuenta cuando el músico es comprometido, la gente se da cuenta cuando el músico está sintiendo su música y no nada más buscando el reconocimiento o esa fama que se malentiende, la fama no es mala, es algo padre, lo malo es cuando no está bien respaldada.

¿El soporte entre las bandas en la actualidad, los medios con las bandas y este nuevo círculo autónomo, realmente existe, comparando un poco con la unión que presumen bandas de la época del Rock en tu Idioma por la época ochentera?

Es muy reconfortante escuchar ese tipo de preguntas, me he encontrado que al menos 4 personas me han hecho una pregunta similar, es reconfortante que haya esa pregunta continua porque ustedes, los medios, son los que le toman el pulso al movimiento, se dan cuenta que algo está pasando, que hay un tapón que no permite que las cosas sean como deben ser actualmente, creo que lo que sucedió en finales de los 80´s fue para echar las campana al vuelo, porque había bandas de excelente calidad, Caifanes, Santa Sabina, La Maldita, por ahí hasta Cuca, que eran como de cotorreo, todos eran muy buenos músicos, ellos se dieron cuenta que el país te daba circunstancias para escribir canciones, era gente que se llevaba bien entre ellos, terminaron compartiendo muchas cosas. Yo lo que creo, y eso es a título personal, lo que sucedió y por lo que estamos hablando, se dio mucha apertura a muchas bandas que no cumplían con lo que debe ser el rock. El rock, sí, es rebeldía, sí, es actitud, pero también tiene ciertos paradigmas a seguir. Las disqueras empezaron a contratar muchos sub sellos de las transnacionales, contrataron y firmaron muchas bandas que no cumplían con lo que era “ser rock”, muchos de repente ya estaban dentro, el rock se convirtió en una mina de oro, la gente estaba pagando para ir a esos conciertos y se metió mucha mediocridad, las credenciales que se necesitaban ya no eran tan necesarias y la gente consumía todo eso en los conciertos, entro tanta gente que cualquiera sentía que la podía hacer en la escena del rock. Actualmente si hay envidias, no voy a decir que no, hay compañerismo pero entre las bandas que empiezan a hacer su círculo entre ellas, empiezan a ir juntas a los mismos festivales, se van acompañando entre ellos y bookeando entre ellos, es un “Club de Toby”, no está mal llevarte con la gente, no está mal. A nosotros nos ha tocado, estamos hablando de algo que paso hace tiempo, pero cuando hay bandas que no les gusta lo que otros hacen, sienten que eres pretencioso o algo que siempre sucede, porque piensan que tú haces algo diferente y empiezan a boicotearte un poco.

¿Y también les pasa porque muchas veces eres mejor como músico o hasta como persona?

¡Hijole!… bueno es que ahí vuelves a caer en “¿qué es lo mejor?”, pero yo lo que creo es que tiene que ir desapareciendo, nuestra propuesta es una propuesta que no tienen otras bandas, son sonidos que no tienen la tendencia actual, es algo que no se está tocando ni aquí en la CDMX, ni en Guadalajara, ni otros muchos lugares, la propuesta es mas orgánica, no hay cajas de ritmos, no hay tantos sintetizadores, por ahí hay dos canciones que tienen sintetizador, pero se apuesta más por otro tipo de música. Es muy lindo que en los foros que hemos estado tocando, nos ha tocado compartir con grandes propuestas, bien  dignas y bien legítimas y que nos gustan mucho como Triciclo Circus Band, pero están lejos de lo que nosotros tocamos, fue padre ver como gente se acerca para preguntarnos en dónde vamos a estar, a buscar comprar el disco, a querer saber de la banda, la gente joven esta ávida de contenidos nuevos, se da cuenta que hay otras cosas y ahí se rompe la grilla y el compadrazgo, porque eso es de la gente, es lo que le gusta, lo que opina y  lo que siente la gente. Yo hace algunos años en otro proyecto que teníamos me tocó conocer, compartir escenario y convivir con Los Daniels, cuando ellos también iniciaban y empezaban a hacer su lucha, la verdad era pesado convivir con ellos, hay mucha pretensión, hay mucha cosa rara, no tiene nada que ver con lo que debería ser la actividad creativa; es triste, es feo, yo he podido tocar en EUA, ahí la gente trae otro boleto, les gusta convivir pero por otro tipo de cosas, “¿oye, qué acorde es ese?”, “¿oye, cómo hiciste eso?”, te hablan para “jammear”; pero EUA también tiene su bache de propuestas, no digo que ya no saquen nada. Digo, el último disco de Iggy Pop es un discazo con Josh Homme, pero al final siguen sacando la cara los papás del rock.

¿Entonces si estaremos de acuerdo en que es una cuestión cultural y se desarrollan diferente las bandas en otros países y México sí batalla con sus propios demonios (apoyos, burocracias, nepotismos)?

No quiero que parezca presunción, pero mira, la gente que estaba haciendo la música en los 80’s o 90’s tiene esa humildad. Nosotros hemos estado tocando, haciendo promoción, y algo bien lindo fue encontrar en el muro de Alfonso André una recomendación de la banda, eso es muy motivador. Para mí, el saber que si existe gente comprometida con el rock alternativo, con las propuestas independientes es motivador, yo le escribí a Alfonso André y le dije “Muchas gracias”; la verdad, la forma en la que piensa esa gente y esa generación es muy distinta, ojalá ellos tuvieran influencia en el rumbo de las propuestas nacionales. El mexicano tiene un bagaje cultural envidiable, el problema a veces son ciertas inmadureces.

El Fausto | Foto tomada del facebook de la banda

El Fausto | Foto tomada del facebook de la banda

 ¿Cómo es tu perspectiva en cuanto al apoyo de las bandas con los medios y viceversa?

Yo me he dado cuenta que hay mucha gente en el medio digital que sabe mucho de rock and roll, gente joven que se da cuenta de lo que está pasando, como esa pregunta de la escena actual, hace que veas que uno no esta tan equivocado, la gente más joven se da cuenta. Si queremos que haya calidad en las propuestas hay que poner filtros, para que esas bandas lleguen a los festivales donde deban estar y lo que pague la gente sea realmente porque lo valen esas bandas. Bueno, igual y ya estoy hablando como “viejo” (Risas).

¿Pero hay mucha gente que piensa o pensamos así, muchos somos “muy cerrados” y no nos gustan bandas que nos venden como rock y la gente la consume como tal, ejemplos como Panda, DLD, Zoé, es cierto que pueden gustar o no puede gustar a unos, pero hay mucha pose, falsedad en muchas bandas, no lo crees? 

Bandas como Los Daniels, DLD son cartas fuertes, productos para los empresarios, para hacerte una lana, si haces un evento y metes a Zoé es una lana segura que entrará ahí, en ciertas plazas, no en todas, pero si en la mayoría. También te das cuenta cuál es su tendencia y su propuesta de esas bandas hacia la música, la propuesta de Zoé algo debieron de tener, algo deben tener, yo no se los encuentro pero me imagino algo deben tener, hicieron su chamba, anduvieron de arriba-abajo por años, estuvieron con disqueras como Universal, está bien, pero algunos lo que vemos en ese tipo de bandas es un compromiso más lúdico; nosotros con nuestro trabajo es un compromiso más creativo, pero también sabemos que sí se puede, ahorita estoy platicando contigo, una persona que le gusta, que sabe, que entiende y que añora ese momento, y no sólo somos nosotros, hay mucha gente que añora ese regreso de la actitud rockera real, más que la facha o pose que hay ahora, donde sólo se ven padrísimos los chavos y las chavas con su ropa, pero el rock no es eso; hemos platicado con Ricardo Rocha, gente que también sabe de rock, y las preguntas son similares, entonces si está pasando algo que hace que la gente valore las propuestas reales y las distinga de las falsas, hemos tocado en el metro San Lázaro, había mucha gente para ver a Triciclo Circus Band, pero para El Fausto se captaron muchas cosas gratas,  alentadoras, “la antenita de la propuesta” si está funcionando.

¿A qué apuesta El Fausto en esta dualidad del bien y el mal que los acecha cada día en la industria nacional musical?

Nosotros con nuestro trabajo y nuestra música a eso apostamos, tenemos rolas con un tinte social complejo, tratamos de llevar algo más complicado, con complejo me refiero a llevar historias con música rock/blues a un escenario donde se está platicando más de lo cotidiano y lo frívolo, queremos platicarle a la gente de lo que sentimos, del país, cosas que suceden, eso es algo que a la gente le gusta y se acerca. El infierno y el paraíso existe en una línea del metro, una persona muy mala y persona muy buena estaban en el mismo lugar, tenemos una rola hablando de eso, del incidente en el metro Balderas hace unos años, son rolas para entretener y reflexionar, no queremos que eso sea o parezca que es pretencioso que nosotros lo buscamos algo así, tratamos de buscar un compromiso con el pulso del país y no fue pensado, realmente, fue ver lo que sucedía en el país y llevarlo al rock blues. “Gato” (segundo sencillo) habla de las relaciones personales, pero nosotros buscamos darle otro toque.

Video “Gato”:

Más información de El Fausto en: https://www.facebook.com/elfaustomx

Redactores El Club Del Rock

Redactores El Club Del Rock

Grupo de colaboradores colombianos, méxicanos y argentinos de EL CLUB DEL ROCK.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.