Conecta con nosotros

Crónicas

Avernal – Presentación Oficial “La Quimera de la Perfección”.

Publicado

el

13221464 812703022193671 7827300501426710216 n

El día viernes 13 de Mayo, poco más de dos meses después de su lanzamiento en formato digital, se presentaba oficialmente “La Quimera de la Perfección”, el séptimo álbum de estudio de “Avernal”.
Luego de escucharlo en estudio, la ansiedad para que este día finalmente llegara se tornó prácticamente incontrolable. Más de 20 años de carrera en el lomo y un material que sin dudas va a ranckear en lo más alto del año lo ameritaban.

Ph: Flor Conde

Ph: Flor Conde

Dadas las características del evento, solo una banda los acompañó en esta presentación. “Sobre tus Cenizas” abrió el telón de Uniclub a las 20 horas para ofrecer un show impecable. Todos los ojos puestos sobre este quinteto de la ciudad de Buenos Aires que no deja un detalle librado al azar. Desde el sonido a las visuales no se les puede encontrar una mínima fisura.
La banda formada actualmente por Douglas Bethencourt en bajo, Alexis Plutt y Pablo Román en guitarras, Ezequiel Courvoisier en batería y Juan Ignacio Orcajada en voz (destacando especialmente la performance de estos últimos dos), aprovechó la oportunidad para presentar nuevo material como así repasar los temas de su álbum homónimo, “Sobre tus Cenizas”, editado de forma independiente hace ya dos años.
La música en vivo cesa y los minutos que nos separan del número principal nos invitan a pegar una vuelta por el puesto de merch oficial, donde se pueden encontrar: desde remeras, hasta el tan esperado larga duración, dueño de un destacable packaging que nivela a la perfección lo que nos ofrece su interior.

Ph: Flor Conde

Ph: Flor Conde

El mismo se grabó en Argentina en los estudios “La Nave de Oseberg” por Roy Ota y en FDM por Sebastián Barrionuevo, y fue Mezclado en Enero de 2016 por Jesse Gander y masterizado por Stu McKillop en Rain City Recorders, Vancouver – CA, mientras que el arte de tapa fue realizado por Santiago Caruso.
Los sonidos del mismísimo averno hacen vibrar a las 300 personas que coparon la parada de Guardia Vieja 3360, las luces bajan y “todo se vuelve negro ante nuestros ojos“. De la misma forma en que abre “La Quimera de la Perfección”, “El Profeta y La Carroña” daba comienzo al show.
El primer tema que pudimos apreciar como avance de esta placa fue el que le siguió, “Mediador”. Riffero, ganchero y podrido. Combinación que solo los oriundos de “Killmes” pueden lograr con tanta eficacia.
Si bien la formación de Avernal sufrió cambios recientemente, estamos frente a una banda ensamblada y contundente. Las incorporaciones de Francisco Cañardo en bajo y Sebastián Barrionuevo en guitarra aportan energía suficiente como para no quedarse atrás.
Alternando el orden que siguen las canciones en estudio continuaron con “Habitante de Cadáveres”.
Si existiera algo así como un diccionario musical y buscáramos la definición del término “death and roll”, ésta sería seguramente la que mejor lo defina.

Ph: Flor Conde

Ph: Flor Conde

La melodía a dos guitarras, digna de la escuela de “Carcass”, que sigue al solo de Fede Ramos, es una de las muestras de ello.
Si bien el protagonista de la noche era el nuevo título de la banda, decidieron incorporar temas de todas sus épocas que, a mi entender, generaron un clima mucho más dinámico, especialmente para quienes aún no conocían el trabajo más reciente o no estaban del todo familiarizados con él.
Así fue que sonó “La Espada sin Cabeza” de “Réquiem Para los Rebeldes/ Necrología Pt.1” (2011 – Un álbum conceptual basado en la historia vernácula que aún espera su segunda parte).
Brazos en alto, puños cerrados y cabezas que se sacuden en diferentes sentidos forman parte de la coreografía que acompaña los juegos de toms de Germán Rodríguez segundos después de los cortes de la introducción.
De “Miss Mesías” (2009) siguió “Purificación”. “Ya es hora de sufrir, para cambiar la historia, a través de la tortura encomiendo tu alma a Dios” escupe Cristian Rodríguez mientras el pogo espera los solos de guitarra.
¿Algo para criticar? No realmente. Fede Averno sufrió algunos cortes de sonido, pero que parecieron molestarle más a él que a los presentes. La avasallante energía que despliegan en vivo compensa cualquier tipo de desperfecto técnico.
Retomando “La Quimera…” prosiguieron “Revelación”, “Cimática” y “Arquetipo de Saturno”.
La que más me sorprendió fue “Cimática”. Ideal para escuchar una y otra vez en casa con ese clima de aires orquestales en medio que, en vivo, pudieron reproducir a través de una pista que dispararon al igual que la introducción de la misma.
¡Simplemente impecable!

Ph: Flor Conde

Ph: Flor Conde

Volviendo a su antecesor y también haciendo uso de una apertura con pistas, arremetieron con “Huacalera”. EL AGITE de la noche para el que los coros sonaron al unísono de un Uniclub prácticamente lleno.
Haciendo uso de su historia y dando clases del más crudo death metal llegaba “Catalepsia” de su primer álbum, “Avernal” (1997). Dicho álbum fue editado por Xennon Records y fue distribuido por distintos sellos en países como Alemania, España, Estados Unidos, Brasil y Chile entre otros.
¡Orgullo nacional!
Siguiendo la misma línea de pudrición interpretaron “Betray”, el único de “Ill” (2004) que sonó en toda la noche.
Quizás uno de los momentos donde más se notó, como comentaba en un principio, que la “nueva formación” tiene su razón de ser, adaptándose a los diferentes estilos que la banda ejecutó a través de los años, hasta establecerse con una identidad propia y distinguida.
A continuación el frontman de la banda se tomó un momento para agradecer a todos los que colaboraron a su manera para que la noche fuera posible tal como la vivimos, y para dar cierre a “La Quimera…” presentó las tres canciones restantes siguiendo el orden original en que aparecen editados.
Así tocaron “Prometeo”, la más larga del álbum (6:34), de un carácter sombrío, que bien podría formar parte de la cortina de una película de terror o ciencia ficción que te atrapa de principio a fin. El clima en el que te envuelven el espectro de graves del bajo y el intrigante riff inicial de las guitarras te mantienen en suspenso hasta explotar sobre el cierre que vocifera “todos podemos crear nuestro templo, puliendo la piedra que llevamos dentro, áspero camino a la eternidad, dejando registro de lo trascendental”.
Si de riffs gancheros hablamos “Alquimia” se lleva todos los premios. Es en su estribillo donde se menciona la frase que da nombre a la placa “La Quimera de la Perfección”. El mismo llegaría antes del cierre de la mano de “El Guardián de las Sombras”.
Momento para disfrutar más no para dejar de reflexionar…
“El infierno está en la tierra, los demonios somos nosotros, una mirada a nuestro interior bastará para saberlo”.
Culminada la lista de temas que completaban el motivo de la presentación y para dar por finalizada una noche increíble se sumaron al repertorio los clásicos: “La Tormenta Después de la Calma” de “El Sangriento” (2006 – Reeditado en 2015) y “La Resurrección” de Miss Mesías (2009).
A todo Avernal nuestras felicitaciones y más profundo agradecimiento por semejante trabajo.

Crónica por: Marcos Lowi

Fotos por: Flor Conde

Mira todas las fotos acá

Fotógrafa y escritora argentina. https://www.facebook.com/produccionesflorconde https://www.facebook.com/Florcondefotografia

Deja un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crónicas

Un último concierto para mi muerte – Parte 1

Publicado

el

acdc

Siempre debo encontrar alguna excusa para poder escribir con un estilo real, sin temor a que puedan bajarme el pulgar. La sinceridad es como el rock, se puede oler… y sentir. Hoy voy a ser sincero con personas que no conozco, ni conoceré, al menos en este universo. Los lectores.

Siguiendo la línea de sinceridad, quiero aclarar que, si no gustas de la lectura o simplemente entraste buscando noticias, este artículo no es para ti. Te ofrezco mis disculpas.

54908288 colección de enfermedad cerebral tomografía computarizada y la resonancia magnética del cerebro mostrar inf

Volviendo al foco central

El telón de la vida se cerrará a través de mis ojos. Hace mucho que vengo arrastrando los síntomas de un supuesto aneurisma y he alcanzado el punto más álgido desde que inició el presente mes. Mareos, vértigo, arcadas, dolor de cabeza, tensión en el cuello, dolor detrás de los ojos, etc. Todos esos síntomas coronados por estados graves (mi madre) y muerte de familiares (tíos) a causa de la misma enfermedad. Como se sabe, el aneurisma es una enfermedad altamente congénita. Tengo todos los boletos comprados para ser uno más en la lista y habito en la resignación desde hace unos años, sé que voy a partir; no sin antes pasar el día más feliz de mi vida en un concierto/festival de rock.

No pienso hacer un embole de artículo, está claro que la desgracia propia es el regocijo de gente ajena, pero hasta la ‘tristeza’ cansa. Me siento aturdido las 24 horas del día, no por alcohol, sino por los mareos de mierda que no paran ni cuando duermo. Si me dicen que es imposible marearse mientras estás dormido, entonces confirman mi peligro de extinción. Camino mareado, como mareado, escribo mareado, escucho música mareado, beso mareado, pienso mareado, me ducho mareado y cuando bebo un poco de alcohol, se me pasa. Una picardía. De todas formas, dejé de libar hace un mes, por precaución y miedo, principalmente miedo. No soy yo, no soy feliz. El vértigo y las ganas de vomitar por las noches me convirtieron en todo lo que siempre odié, una persona que no quiere estar en cama.

hipoxia cerebral 1 10

Por alguna estúpida razón, nunca he querido que un médico confirme lo que tengo, siento que voy a comprometer a gente que me estima y van a sentirse culpables de no haberme podido ayudar. Busqué información sobre este tipo de conducta y no solo es una rareza mía, mucha gente prefiere vivir en la ignorancia y dejar que la propia enfermedad oculta los mate, antes de morir por depresión o desahucio. He tratado de sobrellevar estos síntomas desde hace 7 años, pero parece que entré en la última etapa. No se puede disimular más y los exámenes son inevitables.

636900408332963097DB

Ya no se trata de tener algo porqué vivir, sino algo porqué morir. Y si he de morir por algo, que sea rock. Quizá se lea muy novelesco, pero es lo último que quiero hacer. Yo me amo y no puedes engañar a la persona que dices amar porque entonces de los desconocidos, ¿qué puedes esperar? Simplemente quiero divertirme, amar y vivir el momento. Disfrutar de ese día junto a la persona correcta, ella. Comer y beber sin preocuparme por las consecuencias, así quede convaleciente al día siguiente. Gastar, lo que me queda de vida, en el pecado más grande que me permití: Querer vivir por y para la música; que sea rock.

Parece que no cumpliré el deseo de ver a AC/DC en vivo… pero The Strokes e Interpol de seguro tienen su lugar en el iPod de Dios.

Mañana guardo cita médica y la verdad que cualquier diagnóstico, ahora, me sabrá a victoria. Tengo presente que me gusta ganar; y perder no me causará dolor.

70940204 499892287256339 1023728961357611008 n

Aquí finaliza la parte 1. Restan 2.
Continuar leyendo