Historia del Rock

Abbey Road, el legado.



La leyenda, Abbey Road (inicialmente llamado “Everest” por la marca de cigarrillos que fumaba el ingeniero de sonido Geoff Emerick) es en realidad el último disco de estudio de The Beatles, ya que a pesar de que fue lanzado antes que Let It Be, su grabación en los míticos estudios de Londres tuvo lugar varios meses después. Con los problemas internos en la banda y la disolución definitiva esperándolos a la vuelta de la esquina, ignoraban que ésta fuera la última grabación del que durante casi una década había sido el grupo de más éxito e influencia en todo el mundo, aunque la sensación de estar alcanzando el final de un camino y de una época sí se había afianzado en el ambiente que los rodeaba.

Allá por el ´69 y tras las fallidas sesiones de grabación del proyecto “Get Back”, que sería posteriormente retitulado como “Let it Be”, Paul hizo una petición muy simple y a la vez muy compleja al todopoderoso George Martin. Un disco como en los viejos tiempos, como los que grababan antes de que todo se viniera abajo, cuando tenían el mundo a sus pies y a sus guitarras. Y Martin aceptó, poniendo como única condición que todo se haría como antes, y así, tomó una vez más el timón de aquel carro que ya se había despistado sin remedio.

The Beatles tenía aun un gran repertorio de canciones sin explotar, dispuestos a dejar de un lado sus diferencias personales  para concentrase en un solo objetivo “terminar el trabajo de una forma honorable” fue difícil al principio pero como dijo alguna vez Paul McCartney “De alguna manera teníamos que ponernos los guantes de boxeo, tratamos de reunirnos para hacer un álbum muy especial. De alguna manera pensábamos que este sería nuestro último trabajo, así que… todavía podíamos mostrarnos a nosotros mismo de lo que éramos capaces de hacer, y tratamos de divertirnos mientras lo hacíamos”.

Esto no evito que las relaciones durante la grabación fueran tensas, pero de hecho, a pesar de todo,  este es uno de los álbumes mejor trabajados de la banda (y no lo digo solo yo), de algún modo, quizas intuían que este sería el último trabajo juntos, como un grupo.

Y así, con mayor dedicación, esfuerzo y compromiso, comenzaron los 4 fantásticos la grabación para el que seria, considerado por muchos, como su obra cumbre. Como olvidar pues, la apertura de la cara A, “Come Together”, desde que uno escucha aquel “Shoot me”, seguido por la línea de bajo se convierte en la favorita de cualquiera, y no es para menos, la canción es seguida por la también favorita de muchos “Something”, escrita por George Harrison, descubriéndose como un excelente compositor,  balada hecha a la medida para las personas enamoradas, se dice que la canción fue escrita para Pattie Boyd ex-esposa de Harrison, que luego contrajo matrimonio con Eric Clapton y le sirvió como inspiración para otras canciones (por que será), aunque el mismo Harrison comento que cuando estaba escribiendo esta canción estaba pensando en Ray Charles. (¿WTF?).

Continua “Maxwell’s Silver Hammer”, escrita por Paul, sobre un psicópata que gustaba de asesinar a martillazos a sus víctimas, Jhon Lennon odiaba esta canción e incluso se negó a participar en la grabación del tema, otra de las canciones escritas por McCartney fue ‘Oh! “Darling” retoma la sensación nostálgica, una balada que le tomo a Paul muchas horas de practica con el objetivo de mejorar su interpretación vocal.

La cara A concluye con “Octopus’s Garden”, una excelente fusión de la psicodelia más reciente y el rock de los primeros años, y “I Want You (She’s So Heavy)”, la más “oscura” del disco donde  Yoko Ono participa en la composición junto a Lennon, esta canción tienen un toque de más fuerza y dureza, rompiendo con lo habitual, los nueve minutos en los Jhon declara su pasión por Yoko terminan de la formas más abrupta posible cuando el instrumental parece estar a punto de culminar, con un repentino silencio, dejando una sensación un tanto … no sé.

La cara B comienza otra canción escrita por Harrison, sin duda se lució en este disco, “Here Comes The Sun”, una estupenda cancion donde se dejan entrever de nuevo las tendencias que habían influido en sus anteriores discos, especialmente en la instrumentación. No obstante, es difícil considerarla en su justa medida si después escuchamos el siguiente corte, ‘Because‘, que con casi la única ayuda de un clave en sus primeras notas y las armonías vocales de John, Paul y George es capaz de crear una atmósfera casi eterea.

Pero el clímax del álbum es el “medley” de 16 minutos, compuesto por varias canciones cortas unidas entre sí, muchas de estas canciones fueron grabadas como demos para el álbum Blanco y Let it Be, “You Never Give Me Your Money”, de McCartney, basada en los problemas financieros que los Beatles atravesaban abre la primera parte de estos medleys, seguida de tres canciones de Lennon: “Sun King” , “Mean Mr. Mustard” (escrita durante el viaje de la banda a la India), y “Polythene Pam”. Le seguían cuatro canciones de McCartney: “She Came in Through the Bathroom Window” (en español: “Ella entró por la ventana del baño”, escrita después de que una fan, de hecho, entrara literalmente por la ventana del baño a su casa), “Golden Slumbers”, “Carry That Weight” componen casi una sinfonía en la que no pueden separarse en partes independientes. Y la última, “The End”, contenía el primero y único solo de batería de Ringo Starr dentro de los Beatles, y tres solos de guitarra extendidos, interpretados por cada uno de los integrantes. La línea final, “and in the end, the love you take is equal to the love you make” ó (“en el final, el amor que tomas es igual al amor que haces“), en la opinión de muchos, resume la esencia del mensaje de los Beatles.


La canción “Her Majesty” de apenas 20 segundos que concluyen el álbum, aunque fue incluido de forma imprevista al final del álbum, la canción quedó en ese lugar, y no apareció en los créditos originales del álbum, convirtiéndose, según muchos, en la primera “pista oculta” (“hidden track”) de la historia.

Todo el disco está cubierto por una sutil capa de nostalgia, de despedida y deja una extraña sensación de conclusión y de logro. A pesar de que Let It Be tardaría unos meses en ver la luz, para muchos de nosotros, The Beatles estarán siempre caminando en el más famoso paso de cebra del mundo. Un trance del que ni aun más de 40 años más tarde hemos podido superar, sin duda un album que quedara por siempre impreso en la historia de la musica.

Erick Sanchez De la Cruz

Erick Sanchez De la Cruz

Fotógrafo peruano - apasionado por el marketing y la publicidad digital.

8 Comments

  1. Rrookeeriitha Zaiid
    23/02/2014 at 1:42 pm — Responder

    Mi blusa tiene justamente esa imagen haaaa bonitaa je

  2. Cristian Jacobo
    23/02/2014 at 1:19 pm — Responder

    unas verdaderas ostias

  3. GabuKon LoQura
    23/02/2014 at 12:01 am — Responder

    I loveee

  4. Juan Calvillo Saucedo
    22/02/2014 at 9:42 pm — Responder

    the beatles the best

  5. Naoki Nagamine
    22/02/2014 at 9:03 pm — Responder

    :3

  6. Jonas Schulin-Zeuthen Figueroa
    22/02/2014 at 8:38 pm — Responder

    Grande los escarabajos y The Beatles

  7. Yanpol Ccana Puchurtinta
    22/02/2014 at 8:21 pm — Responder

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *