Síguenos para más rock

Críticas y opinión

Reseña: Christopher Amott y su Armageddon

Publicado

on

captivity devourment e1458104906427

armageddon

Admito nunca haber escuchado a Armageddon, banda liderada por el antiguo guitarrista de Arch Enemy, Christopher Amott. Algo en mi temía que fuera alguna especie de ripoff de dicha banda. Sin embargo, estaba equivocado. Formada en 1997 y con cuatro álbumes bajo el brazo, su nuevo lanzamiento, Captivity & Devourment, primer placa de estudio en 13 años, es una tremenda mescolanza de géneros que se atreve a mostrar variedad de sus canciones (sin salvarse claro, del sonido predecible). Entre metalcore y power metal, abre el tema que da título a la obra. La brutal unión de voces entre Amott y Matt Halquist (Under a Serpent Sun) es un elemento que acompañará canciones como Rendition y Locked In. Es en esta última donde la batería, toma una importancia crucial. Justo cuando las tres primeras canciones comienzan a formar una línea repetitiva, aparece Fugitive Dust, con una introducción épica cuasi cinematográfica y llena de distintos matices.

Sin embargo aquí el álbum comienza una etapa de altibajos que no puede superar sino hasta el final. Conquer es el clásico tema genérico intercambiable que no le cambiará la vida a nadie. Thantatron comienza con un despliegue en guitarra acústica irrelevante para dar pie a una canción exactamente igual a la anterior. Propuesta para todas las bandas: ¿por qué no dejan la guitarra acústica toda la canción junto a la eléctrica? En el folk punk funciona…

Background Radiation, muy parecida a Crystal Ann de Annihilator, es un vil residuo de la introducción anterior. Al sonar The Watcher comencé a temer lo peor: Armageddon ya había lanzado sus mejores cartas. De repente llega Equalizer y ¡pum! una obra maestra que retoma los mejores elementos presentados a lo largo del disco, tanto los guturales como la voz limpia, el metalcore, los elementos power y severos guiños al death metal melódico. Giants cierra con broche de oro, una vez más con una amplia gama de virtuosismo.

Es curioso, pero tanto esta banda como Spiritual Beggars (proyecto alterno de Michael Abott), son superiores en cualquier aspecto a los últimos materiales de la banda que los vio crecer. Si Arch Enemy con su intento de vocalista actual los ha decepcionado, Captivity & Devourment no los defraudará con uno de los mejores discos de metal en años.

Calificación: 9.0

Lo bueno: fresco, experimental, bien ejecutado.

Lo malo: repentinas caídas a lo genérico.

DIO bendice tus comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Noticias

¿Qué pasaría si ya no hay más conciertos de rock por la pandemia?

Publicado

on

conciertos-vacios

Esta es una noticia/opinión/teoría. Puede que resulte informativo para algunos y alarmante para otros.

Hoy se cumple exactamente 1 mes desde que inició la cuarentena (obligatoria) en el Perú, país donde vivo. Es muy probable que en la mayoría de sus países también estén pasando por lo mismo. Todo sea para evitar la propagación de este terrible coronavirus, covid-19.

Entremos en contexto.

Datos sobre el coronavirus

Al día de hoy se han registrado más de 2 millones de infectados y lamentablemente más de 139 mil muertes en todo el mundo producto de complicaciones asociadas al covid-19 (coronavirus).

Es alarmante – y da miedo, no podemos negarlo – por la facilidad como se transmite este virus. Y teniendo esto presente nos vamos acercando a la respuesta o más bien teorías sobre ¿Qué pasaría si ya no hay más conciertos de rock por la pandemia?.

Los conciertos han sido cancelado por el coronavirus

En casi todos los países donde los gobiernos han ordenado una cuarentena, sea obligatoria o voluntaria, los eventos sociales masivos han sido cancelados y/o pospuestos hasta nuevo aviso.

Usaremos como referencia lo que sucedió en Perú.

  • Cuándo se conoció que ya existía un portador del virus en el país, una de las primeras medidas que tomó el gobierno central fue cancelar todo evento que congregue a más de 200 personas.
  • Días más tarde se cancelaron todos los eventos sociales (incluido los conciertos de rock).
  • Al día de hoy se han cancelado y pospuesto muchos conciertos importantes como el de Kiss o Guns N’ Roses.
  • Recientemente el primer ministro del Perú, Vicente Zeballos, declaró que durante este año no habrán más eventos.

Lo que se hizo en el Perú no fue necesariamente lo que hicieron en países como México, por ejemplo, donde a pesar del brote de este nuevo virus se realizaron varios festivales multitudinarios. Por cierto, México registra a la fecha 449 muertos por covid-19.

Sin embargo esta medida ya fue adoptada en todo el mundo.

Teniendo en cuenta que el virus es de fácil propagación, tiene una tasa de mortalidad cerca del 10% en algunos países y además no hay una vacuna en el futuro cercano. Lo más lógico es que cualquier evento quede cancelado durante mucho tiempo ¿Cuánto? No lo sabemos pero, usando el sentido común y basándonos en información publicada por distintas organizaciones como la OMS, al menos un par de años sin eventos masivos será algo necesario para que el virus sea contenido con efectividad y no sigamos perdiendo más vidas.

¿Qué pasaría si ya no hay más conciertos de rock por la pandemia?

Comencemos con las teorías, algunos estarán a favor y a otros les puede parecer descabelladas. Ya veremos.

  • Adiós a las despedidas de bandas históricas como AC/DC o The Rolling Stones, 2 años es mucho tiempo y conservar las fuerzas a esa edad no es cosa sencilla.
  • La industria de los espectáculos y conciertos tendrán que replantear sus estrategias comerciales. Lo positivo para ellos es que años sin conciertos harán que los amantes de este tipo de espectáculos no dudemos en volver a gastar por ver un concierto de calidad.
  • El streaming será más que nunca nuestra dosis diaria de música y paz. ¿Se imaginan un día sin escuchar música? Es imposible. Es probable que el precio de los mismo aumente por la ley de oferta y demanda (ojalá que esto no suceda).
  • Pay per view (pago por ver). Resurgirá con mucha fuerza, estamos seguros que los artistas por más voluntad que tengan necesitan seguir dándole vida a la industria musical. Ahora mismo muchos de ellos transmiten sus conciertos en vivo de manera gratuita e incluso dan espectáculos desde casa. Pero cuando esto se extienda demasiado es muy probable que alguna plataforma haga un “pago por ver” con una mejor calidad de estas presentaciones en vivo.
  • Desempleo ¿Se imaginan cuánto personal está normalmente detrás de un concierto?
  • Oportunidad para las nuevas bandas y proyectos musicales. Teniendo más tiempo para consumir música vía streaming o en cualquier plataforma por internet seguramente nos daremos la oportunidad de conocer nuevo talento.
  • Nuestra sección de conciertos ya no tendrá muchas noticias. Esto es lo menos importante, siempre tendremos un tema relevante de qué escribir.

La buena noticia

Si todos colaboramos en la contención de este maldito virus más pronto de lo pensado las cosas volverán a la “normalidad”. Además habremos aprendido cosas nuevas como por ejemplo lo importante que es la unidad y colaboración.

Dependemos de los profesionales para que en unos meses o pocos años tengamos una vacuna e inmunizar a la población.

Si llegaste hasta aquí, recuerda quedarte en casa. Terminemos con esto pronto.

Continue Reading