El próximo 21 de noviembre, el monstruo de la guitarra, regresa a Bogotá, con la compañía de Zakk Sabbath. Banda conformada por el bajista Robert Nicholson, más conocido como Blasko; y quién ha tocado con Rob Zombie y con nada más y nada menos que el príncipe de las tinieblas, Ozzy Osbourne. El baterista, es Joey Castillo, conocido por haber tocado con Danzig y Queens of the Stone Age.

Dentro del repertorio, podemos encontrar canciones como “War Pigs”, “Children of the Grave”, “Ironman”, “Paranoid”, “Into the Void”, entre otros clásicos que marcaron el estilo y sonido del heavy metal.

Zakk Sabbath, se describe como “una historia, interpretada por una banda de estrellas”, la cual se creó con el fin de mantener en la memoria el legado de la icónica banda de Birmingham, Black Sabbath; la cual, durante 50 años estuvo por el mundo entero llevando su sonido oscuro por los principales festivales de rock y metal del mundo.

Para los que no saben, Jeffrey Phillip Wielandt, mejor conocido en el mundo del Rock N’ Roll como Zakk Wylde, es un influyente músico y guitarrista de heavy metal y hard rock, quien gracias a sus  contundentes riffs y solos logró reemplazar dignamente al mítico Randy Rhoads en la banda de Ozzy Osbourne y quien además, se ha destacado por ser el líder, guitarrista, pianista y vocalista de su propio grupo, Black Label Society.

Angélica Delgadillo

Angélica Delgadillo

Soy Comunicadora Social y Periodista. Técnica en Fotografía y Vídeo, amante de lo audiovisual, de la música y del cine.