Síguenos para más rock

Review's de Discos

Savages – Adore Life: La otra parte de la revolución

Publicado

on

B

En toda revolución se dan dos puntos característicos, la demostración de fuerza que hace posible el cambio de régimen (o de pensamiento, o de acciones), y la postura teórico-social que sustenta tal cambio. No hay uno sin el otro, no hay manera que una nueva forma de gobernar o de pensar llegue a ser masivamente aceptada sin algo que la ponga en el foco de atención, y esta acción que atrae a las personas no tiene sentido si detrás no hay un mensaje que lo sustente. Lo mismo pasa con la música. Los géneros, ritmos o artistas que crearon un nuevo punto de partida irrumpieron drásticamente en un contexto dado para subvertir sus principios base, y aquellos estilos sin mucho más que algunos sencillos y discos vacíos de contenido que aportar fueron relegados a modas.

Así las cosas, toca hablar de gente que está sustentando su propia revolución, quizá no términos masivos aún, pero sí una avanzada en el rock alternativo y en el post-punk. Las cuatro rockeras de Savages hicieron una espectacular aparición en 2013 con Silence Yourself (Pop Noire, 2013), un disco con muy buenas canciones y un sonido arrollador, con filo post-punk y un sentido casi cinematográfico de la oscuridad. Era de esperarse que quienes disfrutamos y nos fanatizamos de esta banda esperáramos con ganas a Adore Life (Pop Noire, 2016), aunque había que tener cuidado con las ilusiones. Adore Life es el segundo álbum, con todo lo que significa esto en la historia musical: puede ser una pieza maestra o una rotunda caída al olvido.

Sin embargo, empecemos por acá: pudo haber sido un verdadero desastre, pero Savages sortearon el peligro. No, no hay temas con tantísimo gancho como Shut Up o Husbands aquí, y la banda prioriza los pasajes más meditativos en vez de mandar a volar todo por los aires como en el primer disco. Podríamos agregar que los cortes de difusión, si bien enérgicos, no tenían la calidad de las primeras canciones, o incluso que momentos de este segundo álbum como I Need Something New, Sad Person o Surrender no aportan nada nuevo a la fórmula. Pero ni aún así se puede opacar el resultado que han logrado con estas canciones.

Quizás no sea el disco que te enganche a la banda desde el primer minuto. En lo personal, después de la primera escucha estaba listo para apuntarle un 5 al álbum y desaprobarlo, pero hay que sortear esa difícil impresión de frialdad que da al principio, frialdad engañosa que lo único que hace es ocultar las sutilezas compositivas de las que se sirve Adore Life. Savages jugando a la sofisticación, a una mayor seducción auditiva, a dar golpes mejor pensados como en los sencillos The Answer y T.I.W.Y.G., a crear momentos intimistas de gran emoción como Adore y el cierre con Mechanics. En concreto, Savages rompiendo sus propios moldes, usando la adrenalina que genera esa sensación de poder fracasar con el segundo trabajo a su favor. Su revolución implicó quebrar sus propios estereotipos.

Tampoco vamos a creer que son todas buenas para Adore Life, es el segundo disco, también para mal. No está la garra de antes, la producción en varios puntos limita el volumen hasta no distinguir las varias capas de detalles sonoros que envuelven las canciones, y los momentos en que la banda suena más dinámica es cuando se vuelven más prescindibles, como en When In Love y Sad Person, que parecen calcadas de otros temas suyos. Sí, también los defectos posibles de la experiencia del segundo álbum están, pero el mayor enfoque cerebral de las canciones es lo que salva al conjunto. Especialmente, porque ahora Savages sí suenan a lo que pueden ofrecer en vivo, en vez de aportar canciones con tantos pedales y efectos como en Silence Yourself. Y una banda más realista, con canciones más realistas, difícilmente pueda ver sus esfuerzos frustrados.

Adore Life no será ni por cerca la obra maestra de Savages. No profundiza la furia aguerrida de las tres británicas y la francesa Jehnny Beth, ni resulta una colección de canciones totalmente pegadizas e inolvidables con el paso del tiempo. Pero sí es un paso adelante en el imaginario contestatario de la banda, el escalón que llena más de argumentos el mensaje de rebeldía social-sexual-cultural-de género que promueven sus canciones. Donde Silence Yourself fue el golpe al mentón que sirvió para llevar los reflectores a su sitio, Adore Life es el discurso que explicita la postura revolucionaria de las Savages. Obviamente, como se trata de la parte mental de la revolución, no será tan llamativo como el golpe de atención. Pero vale la pena escuchar el mensaje, pues sin él no hay cambio posible.

Puntaje: 7,80

Grupo de colaboradores colombianos, méxicanos y argentinos de EL CLUB DEL ROCK.

DIO bendice tus comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright © 2019 - Desarrollado por Bonzai.pe

X