Para EL CLUB DEL ROCK: Mr. Yagami

Y cuando pensábamos que ya nada en este mundo podría sorprendernos, Ritchie Blackmore anunció su triunfal regreso al mundo del rock. Unos cuantos shows solamente pero que valen su peso en oro. Dichosos aquellos que podrán verlo en Alemania e Inglaterra. Y qué mejor para celebrarlo que reseñando ese poderoso Long Play que los catapultó a la cima del Hard Rock: Rising.

Sólo 6 canciones bastaron para pasar a la inmortalidad. Muchas bandas hacen álbumes dobles o triples y muy pocas se acercan a la calidad y relevancia de este sexteto de cortes. Rainbow había mutado completamente respecto a la alineación que había grabado el álbum anterior; Blackmore siendo el dictador que es, decidió que sólo retendría a Ronnie James Dio para las labores vocales y líricas y a los demás los invitó a cerrar la puerta por fuera. Afortunadamente, la renovación de la banda venía con ejecutantes legendarios: ahora las labores rítmicas correrían por cargo de Cozy Powell [batería] y Jimmy Bain [bajo], mientras que los teclados estarían a cargo de Tony Carey.Rainbow2

Los pocos elementos pop y R&B que quedaban del álbum anterior están totalmente ausentes en esta entrega; estas canciones son puro rock pesado, sin más ni más.

Y para muestra, ahí está la épica introducción de “Tarot Woman” a manos de Tony Carey que da paso a una poderosa muestra de rock, comandada por el riff staccato de Blackmore y las fantasiosas letras de Dio. Excelente manera de comenzar el disco.

“Run With the Wolf” recuerda un poco a “Maybe I’m a Leo” de Deep Purple. Ese riff sincopado con una pequeña vibra funk. Aquí quien se roba el show es Cozy Powell que hace el ritmo de la canción totalmente hipnótico y perfecto para practicar los ‘Air Drums’.

“Starstruck” es el único single del álbum, y con razón, ya que cuenta con una melodía bastante pegajosa, gracias a la excelente interpretación de Dio. Siempre me he preguntado de quién hablaba Ronnie en la canción: ¿una fan obsesiva?, ¿una esposa/novia demente?. El toque divino que Dio tenía en sus canciones era que siempre pintaba paisajes, situaciones y momentos con sus letras. Cada frase que él cantaba era todo un mundo.Rainbow3

Y siguiendo en la línea pegajosa ahí está “Do You Close Your Eyes?”. Aquí el riff es inmisericorde y qué decir de la interpretación de Ronnie Dio: ¡SUBLIME!. Quien escuche esta canción y no repita el coro como un mantra es porque está sordo o tiene pésimo gusto musical. Esta canción dura 3 simples minutos pero cuando la interpretaban en concierto podía durar 10 o 15 ya que era cuando Blackmore hacia su ritual de destrozar la guitarra y hacer solos que quitaban el aliento.

Ahora es momento de voltear el vinil al siguiente lado… ese lado debería de llamarse ‘Épico’. Las dos canciones restantes son las verdaderas obras maestras del álbum y quizás de la carrera entera de Rainbow: estoy hablando de “Stargazer” y “A Light in the Black”.

La primera podría calificarse como la mejor canción de Hard Rock de todos los tiempos. Durante todos estos años que llevo escuchando no he podido encontrarle debilidad o flaqueza alguna. Simplemente es perfecta. La primera vez que tuve el honor de escucharla lo que me impactó fue ese tremendo intro de Cozy Powell; no me explicaba cómo un ser humano era capaz de arremeter contra una batería de esa manera. Después el riff, el ritmo, la orquesta, el solo de Ritchie y sobre todo la majestuosidad de las líricas y la interpretación de Dio. La manera que Ronnie pinta el panorama del personaje de la historia hace que tú sientas su desesperación y su decepción al final de la canción. Esta canción para mi representa lo que es ponerle todo tu corazón a lo que haces. Definitivamente esta composición merece estar entre la mejor música compuesta en el siglo XX.

Por su parte “A Light in the Black” es, en palabras de Dio, una viaje de ego por parte de Powell y Blackmore. Y al parecer es cierto, todo en esa canción es excesivo: la batería parece que saca chispas, la guitarra es manejada de manera violenta y hasta los teclados son atronadores cuando Tony Carey hace su solo. Pero, ¿eso la hace mala canción? la respuesta es un tajante ¡NO!. De hecho su frenético ritmo antecede a lo que hoy se conoce como Power Metal y también es uno de los cortes emblemáticos de la carrera de Rainbow. Aquí quien menos aparece es Ronnie James Dio ya que deja de cantar alrededor de 4 minutos, pero sigo insistiendo que eso no demerita la calidad de la composición; es un excelente final para un álbum excelso e inimitable.

Hoy en día es imposible concebir que alguna banda lance un álbum de esta magnitud y relevancia, así que disfruten una y otra vez de esta obra maestra. Estoy seguro que Cozy Powell y Ronnie James Dio los bendecirán desde el cielo con muchos años de felicidad y de buen gusto musical.

Todas las canciones compuestas por Ronnie James Dio y Ritchie Blackmore:Rainbow rising

  1. “Tarot Woman”
  2. “Run with the Wolf”
  3. “Starstruck”
  4. “Do You Close Your Eyes”
  5. “Stargazer”
  6. “A Light in the Black”
Previous post

Únicamente hoy venta especial del Vive Latino 2016 a precio irrepetible.

Next post

Mula Terca Records y Light & Noise Records presentan Segundo Showcase en la ciudad de México

Colaboradores

Colaboradores

Grupo de colaboradores colombianos, méxicanos y argentinos de EL CLUB DEL ROCK.