Si en la lista de tus gustos musicales durante los finales de los noventa estaba el nombre de Creed, definitivamente esta noticia no será de tu agrado. Scott Stapp, cantante de Creed, no se encuentra en un buen estado mental. Ciertos portales de internet afirman que Stapp ya se encuentra internado en una clínica psiquiátrica, aunque aún esto no ha sido confirmado. Lo cierto es que desde hace unos días circulan videos del cantante en el que se lo ve en un estado preocupante, y esto desató la alarma sobre quien fue una de las figuras reconocidas del rock alternativo estadounidense.

Todo comenzó hace varios días, cuando Stapp colgó en su propia web un video grabado desde la habitación de un hotel en donde afirmaba estar en bancarrota por haber sido robado, además de haber sido engañado financieramente por el sello Wind Up Records y con sus cuentas embargadas por Hacienda, según relata el vocalista. La esposa de Stapp, Jaclyn, inició los trámites de divorcio y de custodia de sus hijos, donde deja asentado que el cantante se encontraba preso de una adicción a las anfetaminas, cristal y esteroides, que ocasionalmente tenía exabruptos contra los miembros de su familia, que amenazó con quitarse la vida y que incluso habría entrado en un estado de paranoia, al punto de llamar a la escuela de su hijo para alertar que el grupo terrorista ISIS atacaría allí.

Según el sitio TMZ, Scott Stapp habría enviado los siguientes mensajes a su esposa, denotando su grave estado psicológico:

Florida no es segura. Armas biológicas en camino. Tienes que irte con los niños y reunirte conmigo en Atlanta.

Voy por ti Satanás e hijos. Sin piedad. Sabes cómo termina esto. Dios te creó y Dios terminará contigo.

Wells Fargo (banco de EE.UU.) está descifrando mis problemas de contabilidad. Estoy sin gasolina. No he comido en todo el día. Me pregunto si me podrían dar 1000 dólares en efectivo y no caerme desnutrido.

Además de estos preocupantes mensajes, otro incidente señala aún más los graves problemas mentales de Stapp. El 13 de noviembre el cantante fue encontrado en una carretera en Florida en mal estado físico, hablando incoherencias sobre una supuesta conspiración en su contra, por lo que la policía le ordenó una reclusión psiquiátrica de 3 días.

Si bien hubieron otros videos grabados por Stapp que dan cuenta de su estado mental, estos fueron borrados de su web oficial, aunque luego resubidos por otros usuarios de Youtube. Oficialmente, no hay ninguna clase de información sobre la situación psicológica del cantante, a excepción de su cuenta de Facebook, donde los últimos comentarios del cantante hacen referencia a las canciones que estuvo escuchando en ese instante, prolongándose por varios días, y más atrás, comentaba lo siguiente:

Voy a volver atrás y dejar que Dios controle todo desde aquí en adelante. Yo debería haber continuado haciendo esto antes de permitir que mis heridas, frustración y emociones tomaran el control y subir esos videos. Todo lo que puedo decir es que la verdad nos (me) liberará, y que me sostengo de Jeremías 29:11 e Isaías 44:8. Esto es una prueba de fue, y yo NUNCA me rendiré o perderé mi fe. No importa qué pase. Esto será lo último que diga hasta que la justicia esté servida. Cariño para todos ustedes, mis amigos.

Con estas palabras, y sobretodo con sus referencias a su declaradísima fe en el cristianismo, Scott Stapp se despedía aquel 28 de noviembre, hace apenas tres días. Hoy, no se sabe oficialmente cuál es su paradero, o si está efectivamente internado en una clínica psiquiátrica, dado que ni su sitio oficial ni su cuenta de Facebook aclaran algo al respecto.