Triste noticia para el rock. Falleció Tommy Ramone, baterista de la formación original de The Ramones, una de las piezas fundamentales para entender el rock y la creación del punk rock en la década de los 70, siendo el último miembro original que quedaba con vida del grupo. Su fallecimiento se dio en las últimas horas del día de ayer (11 de julio en el horario de Estados Unidos, madrugada del 12 de julio para Latinoamérica) mientras recibía tratamiento por un cáncer en los conductos biliares, a la edad de 65 años.


Erdelyi Támas, conocido luego como Thomas Erdelyi, fue hijo de inmigrantes húngaros, quienes se asentaron en la ciudad de Forest Hills en Nueva York. Allí fue donde Thomas conoció a John Cummings, quien luego sería Johnny Ramone, y comenzó a introducirse al mundo de la música, llegando a formar parte de la producción del álbum en vivo de Jimi Hendrix Band Of Gypsys de 1970. Años más tarde, se convirtió en el mánager de The Ramones, cuando eran un trío, ocupando luego el lugar del baterista (que según Dee Dee Ramone nadie quería ocupar) y permitiéndole a Joey Ramone dejar de lado las baquetas para concentrarse en el micrófono.

Desde ese entonces, el joven húngaro conocido como Thomas Erdelyi pasó a ser Tommy Ramone, baterista de la banda desde sus inicios en 1974, formando parte de los tres primeros álbumes de la banda, Ramones en 1976, Leave Home y Rocket To Russia en 1977, pilares imprescindibles del nacimiento del punk. Además Tommy participó del primer disco en vivo It’s Alive, grabado en 1977 y publicado en 1979. Erdelyi luego fue reemplazado por Marky Ramone, y Tommy Ramone pasó a las labores de producción para el cuarto álbum de estudio, Road To Ruin, y en el disco Too Tough To Die de 1984. Entre las composiciones que hizo con la legendaria banda de punk rock se cuentan I Wanna Be Your Boyfriend y el himno Blitzkrieg Bop.

Además de producir a los Ramones, Tommy Erdelyi trabajó como productor en los discos Tim de la banda Replacements, y en el álbum Neurotica de Redd Kross. En sus últimos años, Tommy fue parte del dúo de blues acústico Uncle Monk y participó en la grabación del álbum Last Bird Home de Chris Castle. A pesar de su triste partida, su figura será recordada por fanáticos del rock en todo el mundo. Adiós a una de las personas sin las cuales el rock no sería lo que es hoy.