Ayer se dio cita a una nueva entrega de los premios Grammy, uno de los galardones más importantes en la industria musical, en un evento que contó con la participación de Metallica, Paul McCartney, Ringo Starr, Nine Inch Nails y otros artistas más sobre el escenario.

En las categoría Rock, el disco en vivo Celebration Day de Led Zeppelin fue premiado como el Mejor Álbum, Black Sabbath obtuvo su reconocimiento por Mejor Interpretación Metal con God Is Dead? de su último trabajo 13, y la canción Cut Me Some Slack, hecha en colaboración entre Paul McCartney, Dave Grohl, Krist Novoselic y Pat Smear para la película documental Sound City se llevó el Grammy por Mejor Canción. Los grandes ganadores de la noche fueron sin dudas los franceses Daft Punk con cuatro gramófonos, entre los cuales se cuenta Mejor Grabación del Año por su canción Get Lucky y Mejor Álbum del Año con Random Access Memories.

El rock también tuvo su lugar sobre las tablas cuando Metallica hizo su aparición junto al virtuoso pianista chino Lang Lang, interpretando su clásico One en una versión bastante peculiar, que además estuvo dedicada a Lou Reed, el grandioso músico ex-Velvet Underground y con una enorme carrera como solista, quien falleció el año pasado, y cuyo último trabajo discográfico fue la colaboración con Metallica en el álbum Lulu de 2010. También se presentaron Paul McCartney y Ringo Starr, quienes tocaron Queenie Eye, parte del nuevo disco de McCartney titulado New. Nine Inch Nails se encargó del cierre junto con Queens Of The Stone Age, quienes iban a presentar en conjunto Copy Of A (perteneciente a Hesitation Marks, lo más reciente de Nine Inch Nails) y My God Is The Sun, pero finalmente no pudieron porque la cadena cortó la transmisión en medio de su performance.

Sebastian Diaz Guevara

Sebastian Diaz Guevara

Servidor del rock desde mi vocación de Periodista. Seguidor de la buena música desde que Pink Floyd hizo estallar mis oídos. Fanático del metal, el punk, el rock en general, sin géneros ni categorías.