Antes de iniciar, su servibar debe de aclarar que nunca, nunca fue fan de Chris Cornell, a pesar de todo lo increíble que de este pudiera escucharse y hablarse, que si era precursor de un género, que suplió increíblemente a Zack de la Rocha, que era muy guapo, no; nunca fui fan, pero hoy, a horas de la confirmación de su repentina muerte en el MGM Casino en Detroit, ciudad que lo vio dar su último concierto, es momento de presentar el debido respeto a un músico en toda la extensión de la palabra.

¿Qué tan difícil puede ser hablar de la carrera musical de quien nació como Christopher John Boyle?  Fue uno de los pilares al momento de que el Grunge, género amado y odiado por muchos; emergió de las calles de Seattle para tomar al mundo y no dejarlo igual. A pesar de ser un referente del movimiento, siempre se le vio por detrás de un Kurt Cobain, Eddie Vedder o hasta un Layne Staley. Cuestión de gustos y opiniones.

Según las mismas palabras de Cornell, Soundgarden fue la primera banda de esa camada que llamó la atención de las disqueras y saltar al mainstream, cosa que empezó a joder con la esencia del Grunge. Pero, ¿qué realmente tenía de diferente la banda de Cornell frente a las otras? Nirvana ya cargaba toda la frustración, Pearl Jam la ira y Alice in Chains ese halo de oscuridad.

Soundgarden resultaba ser una combinación de todos estos matices que hicieron del Grunge algo tan importante en la música. Si le agregamos el estilo más versátil de su vocalista y que resultó impreso en la mayoría de sus tonadas que iban de la psicodelia al infinito, el grupo resultaba ser único. Por algo revivió de entre los muertos hace algunos años.

Pero la magia de Soundgarden no fue suficiente para Chris. A principios de este siglo, el nativo de Seattle se acercó a los miembros restantes de Rage Against The Machine. Sin querer, armaron una de las primeras súper bandas de la historia contemporánea musical. Cornell bautizó a su nuevo grupo a raíz de un viaje astral que tuvo después de perderse algunos días en el bosque, según él; la voz de un Chamán no paraba de decir en su mente: “Audioslave… Audioslave… Audioslave.”.

Un híbrido muy peculiar, toda la furia, desenfreno y radicalización de los activistas de RATM, encabezados por una de las voces más enigmáticas del momento. Tres álbumes después fueron suficientes para que Cornell obtuviera ese reconocimento de las nuevas generaciones, un éxito tal que lo llevó a encabezar el primer concierto de una banda de Rock americana en Cuba. Pero sobretodo apreciamos que esa versatilidad muy distintiva de él no tenía límites.

Los súper grupos no eran ajenos a él. Junto a Pearl Jam formó el mashup más importante en la historia del Grunge. Temple of the Dog fue formado para despedir y rendir tributo a otro oriundo de Seattle; Andrew Wood, quien fuera líder de Malfunkshun y Mother Love Bone. Wood abandonó este mundo gracias a una sobredosis de heroína en marzo de 1990. El grupo tuvo un tiempo de actividad relativamente corto, aunque a finales del año pasado decidieron dar una gira por los Estados Unidos de América, obviamente fue todo un éxito. Tal vez hoy signifique aún más aquél sencillo Say Hello 2 Heaven.

Ya hablar de su etapa como solista es rectificarlo y ponerlo en un altar. Fue pionero de su generación en incursionar en solitario y dejar todas sus etiquetas y cadenas que lo vinculaban a un género en específico.  Euphoria Morning, Carry On, Scream, Songbook y Higher Truth se convirtieron en álbumes de culto para sus seguidores y la crítica especializada. Cornell en su máxima expresión, sin miedo a intepretar One de U2 o I Will Always Love You de Whitney Houston.

A lo largo de su vida, tuvo varios acercamientos al alcohol y las drogas, así como a la oscuridad que viene a raíz de estas y que muchas veces imprimió en sus letras. Pero parecía que esto no lo afectaba, que era inmune a esa maldición de los músicos de Seattle de los 90. Tan cuerdo y consciente estaba de esto que según sus declaraciones, si de algo se arrepentía de sus días de oro con Soundgarden, es que la mayoría del tiempo estaba ebrio.

Pero nunca se vio rebasado por esto, sobretodo estos días. Se encontraba en medio de una gira con Soundgarden, el día de mañana encabezarían el festival Rock On The Range en Columbus, Ohio. Acababan de bajar del escenario y se retiró a su habitación y, Chris, simplemente se fue…

Cuando Soundgarden cerró su concierto en el Fox Theatre en la ciudad de Detroit el día de ayer, decidieron hacerlo con un cover de Led Zeppelin, In My Time of Dying. Esto desató las teorías del caos, donde el rumor dice que Cornell se despidió en el escenario, que ya presentía y le daba la bienvenida a la muerte.

Encontrado en el baño, con una banda alrededor de su cuello, los primeros cables de la policía de Detroit informaron que las líneas de investigación apuntaban a que el cantante se había suicidado. Es con toda la pena del mundo informales que un tweet de The Associated Press, confirma lo peor; Chris Cornell se quitó la vida.

Sólo él tuvo sus razones, con el paso de los días, los tributos y despedidas no pararán, encabezados por Jimmy Page, Black Sabbath, Tool, ex miembros de Rage Against The Machine…  y tal vez el misterio detrás de su partida se resuelva. Se ha pedido todo el respeto y discreción para su familia en estos momentos difíciles.

No soy y nunca seré fanático de Chris Cornell, pero el respeto se le da solamente a quien se lo gana, y este escueto texto trata de transmitir toda esa masa de sentimientos de todos esos que sí amaron e idolatraron a Cornell en vida. Tuve la oportunidad de verlo hace unos años, con Audioslave, no con Soundgarden que hubiera sido mejor. El show fue buenísimo y me uní a él en los covers de RATM.

Tal es mi respeto que me uno a todos los dolientes, a todos esos que están en la sombra que ha dejado la muerte de un ícono, de una leyenda que a partir de hoy se consagra y deja un vacío enorme en el mundo musical.

Descanse en Rock Chris Cornell, Julio 20 de 1964 – mayo 18 del 2017.

Oscar Cruz

Oscar Cruz

Dame un par de audífonos y llego a donde sea...
"I believe whatever doesn't kill you, simply makes you ... stranger!".

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *