CRÍTICAS Y OPINIÓNNoticias

Eagulls – Eagulls: Las lecciones bien aprendidas



En la historia del rock ha habido momentos en que los grupos aprenden lecciones: Aprovechar cada segundo de creatividad como en los primeros discos de Black Sabbath; no decantar en las opciones de la ‘industria musical’ como Led Zeppelin que prácticamente nunca recurrió a publicar sencillos para hacer más interesante su música; perseverar en sus esfuerzos, como Patricio Rey y Sus Redonditos de Ricota (que pasaron muchos años sobre los escenarios hasta poder grabar su álbum debut Gulp!). Podemos nombrar numerosos casos de enseñanzas musicales, pero aquí hablaremos de Eagulls y su primer disco, que resume bastante bien el concepto de lecciones bien aprendidas.

En plena decadencia de bandas insignes como The Strokes, Arctic Monkeys e Interpol, surgieron numerosas propuestas cada vez más inclinadas al post-punk más oscuro, como Savages, Belgrado y Holograms, entre otros grupos que cultivan el post-punk y el garage por separado, o bien matizándolos como Holograms y el caso que hoy nos ocupa, Eagulls. El quinteto inglés, surgido en 2010, comenzó a tener notoriedad con el sencillo Council Flat Blues en 2012, que de blues no tenía nada y sí mucho de un punk alternativo con ambiciones, quizás con más ambiciones que maneras de demostrarlo, pero aún así con una propuesta distinta. Sin embargo, estos trabajos no lograban aún exponer el potencial de Eagulls.

Si de algo carecían Eagulls, era de saber capitalizar su dinámico estilo en canciones más accesibles, o al menos de saber hacia qué estilo encarar. Su línea de acción, para ser una banda con tintes punk, resultaba bastante compleja y en algunos casos con ideas prestadas del hardcore noventero, en fin, mucha fuerza pero no tan bien canalizada. Y es esto lo que se muestra ahora en su debut: canciones con estructuras simples, llenas de ganchos uno detrás de otro. El sencillo Nerve Endings, primer tema del disco, ya lo dice todo: letras cortas que riman por todas partes, un coro explosivo, ritmos de batería e instrumentales bien accesibles.

Y esta fórmula se repite prácticamente a lo largo de todo el álbum, sin demasiadas innovaciones más que en Fester/Blister, Opaque o el cierre con Soulless Youth; el resto de las canciones se encuentra bien empaquetadas en una fórmula. Esto no es necesariamente negativo, por el contrario, la nueva simpleza hace visible la idea esencial de la banda, aunque quizás un poco de juego no les vendría para nada mal, como sí hicieron las Savages.

Finalmente, un estilo confirmado, presente en la primeriza Nerve Endings, su sucesión en Hollow Visions y más claramente en Amber Veins y Footsteps. Pero podríamos hacer una división entre las canciones de la primera mitad, con mayor vibra punk y garage, y las de la segunda mitad, donde las canciones parecen tener una cuota de emoción y de malicia extra, notable en las distorsiones oscurantistas de Possessed, la escueta pero ligeramente abismal Footsteps y la nostálgica amabilidad shoegaze de Opaque. Es de sorpresa el pequeño cambio de ritmos en la mitad de la caótica Fester/Blister y durante las estrofas de Soulless Youth, saliéndose de las limitaciones estilísticas creadas y asumidas por la misma banda. Una de las virtudes más notorias de este primer álbum de Eagulls es, a pesar de la simplificación sonora, la diversificación del estilo preponderante de la banda.

Eagulls finalmente lo han logrado. Su debut es uno de los discos más presentes en el panorama musical, con una propuesta superadora basada en estas lecciones bien aprendidas: lo simple en temas más pegadizos, tener una idea más redondeada sobre el estilo, y el no perder las influencias presentes desde los inicios pero encauzándolas en algo más sólido. Si bien llegaron a ciertos extremos, el debut de Eagulls es un disco contundente, bien cimentado sobre las bases instrumentales individuales de guitarras rabiosas, un bajo poderoso y omnipresente, una batería dinámica y una voz potente que cuadra a la perfección. Aunque el estilo del grupo choque contra los límites autoimpuestos, Eagulls ha dado varios pasos adelante como banda con su primer disco, y deja una expectativa grande e interesante de su futuro.

Puntaje: 8.25

Sebastian Diaz Guevara

Sebastian Diaz Guevara

Servidor del rock desde mi vocación de Periodista. Seguidor de la buena música desde que Pink Floyd hizo estallar mis oídos. Fanático del metal, el punk, el rock en general, sin géneros ni categorías.

2 Comments

  1. […] recordarán, los ingleses Eagulls tuvieron su espacio aquí en El Club del Rock cuando revisamos su debut discográfico en larga duración. Dos años después de semejante trabajo, el quinteto ya muestra un pedazo de su […]

  2. […] el debut de Eagulls escribí un par de líneas sobre el momento de revivalismo que atraviesa en la actualidad el género post-punk, sobretodo en […]

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *