Se ha dicho a través de los años que la carrera de un artista se forma a partir de la suerte y del talento. Lamentablemente Diamond Head nunca tuvo lo primero, a pesar que la banda tenía un talento inmenso. Me atrevería a decir que, si Metallica no hubiera dado a conocer la enorme influencia que tomo de la banda, muy poca gente sabría de ellos. Estarían en la misma categoría que grandes bandas ignoradas por las multitudes como Raven, Satan, Angel Witch y Witchfinder General.

Para los críticos “especializados”, el grupo sólo saco “Lightning to the Nations” y ya. Y para los fanboys de Metallica, solamente compusieron “Am I Evil” [aunque nunca faltan los de pena ajena que piensan que esa canción es de autoría Hetfield/Ulrich]. Afortunadamente, ninguno de los dos es el caso y como dice la canción: The Best is Yet to Come.

Diamond Head Brian 2Borrowed Time es el segundo álbum de la banda, publicado por una disquera grande [MCA] y con la promoción debida de un sencillo. Estos hechos parecen poco pero para DH significó todo. Después de 6 años de estar peleando por su digno lugar en la historia del metal, la banda parecía estar llegando a buen puerto. Y cómo no hacerlo teniendo una portada de categoría como la que tiene este disco. Toda una obra maestra de parte de Rodney Matthews.

Mientras que el álbum Lightning to the Nations tenía una producción más cruda y riffs muy pesados, este disco se aparto un tanto de ese sonido dando lugar a canciones un poco más suaves y progresivas. Siempre conservando el sello de distinción, claro está. El corte que abre el disco es verdaderamente sublime por la carga emocional y la maestría musical de la banda: “In the Heat of the Night”. Esta canción, de hecho, fue el único sencillo de la banda que pudo llegar a las listas de popularidad británicas y al día de hoy sigue siendo una canción infaltable en sus conciertos.

“To Heaven From Hell” es una tonada bastante buena y puede desconcertar al principio ya que el beat de la batería y el bajo iniciales suenan como funk, pero adentrándose en la canción resultar ser toda una obra maestra de la NWOBHM. El guitarrista Brian Tatler hace gala de un solo extendido sin precedentes. Su imagen con la Flying V colgada es la viva representación del Heavy Metal británico. “Call Me” es netamente una canción Pop-Rock, donde los teclados juegan un papel importante para hacer la canción más accesible. Supongo que fue resultado de la presión hecha por MCA para hacer un sencillo radiable y aunque la canción no deja de ser buena, se nota aun poco descarado el esfuerzo por entrar en las aguas comerciales. Cosa que no podemos decir de la re-grabación de “Lightning to the Nations”, ya que este corte es un verdadero trallazo que suena aun más potente con la pulida producción del disco. 100% Heavy Metal. Si la escuchas y no sacudes la cabeza es porque no eres humano o porque no aprecias la verdadera belleza.

Y hablando de belleza, no hay nada más bello que el tema-título del disco. Miento, lo único que supera en belleza a la canción es la voz de Sean Harris. Para alguien que según sus propias palabras no sabía cantar, hace un trabajo fuera de este mundo. Su grito al principio de la canción pone la piel de gallina a cualquiera que tenga un gusto musical respetable.

Y como suele suceder, después de la belleza llega la tristeza, y “Don’t You Ever Leave Me” es puro dolor comprimido en un blues rock no apto para aquellos que han sufrido una ruptura amorosa reciente. Las plegarias de Sean Harris para que no lo dejen son prácticamente palpables por la emoción que le inyecta que lo hace un tema excelente para acompañar con una cerveza y tus recuerdos amorosos.

Pero el disco no estaría completo sin algo de maldad, y “Am I Evil” es pura maldad. Por más covers que otros artistas [Metallica para ser más exactos] quieran hacerle, nunca nadie igualara el nivel de agitación y conmoción que provoca la original de Diamond Head. Esta regrabación es tan perfecta en cuestión de sonido y feeling que estoy seguro que podría volver a cualquiera un Air-Guitar Hero. Tema absoluto para headbangear.

Cuando salió el disco, estaba complementado con un EP llamado “Four Cuts” que contenía “Call Me” y tres regrabaciones de tres himnos inmortales del Metal: “Dead Reckoning” [de rodillas ante esta canción, increíble… IN-CREI-BLE!!!], “Trick or Treat” y “Shoot Out the Lights”.

Diamond Head todavía alcanzó a sacar otro disco, el infortunado pero genial “Canterbury” antes de desaparecer en las sombras por la falta de apoyo discográfico. Volvió casi 10 años después pero el panorama en la música había cambiado drásticamente y este esfuerzo tampoco duro mucho.

Borrowed Time es el vivo testamento de la música de Diamond Head y la máxima representación de la New Wave of British Heavy Metal. Para quienes piensan que el metal empieza y termina con Metallica, aquí está la prueba que hasta tus ídolos tienen ídolos.

Borrowed_TimeTodas las canciones escritas por Harris/Tatler:

1.     "In the Heat of the Night"      4:57
2.     "To Heaven from Hell"           6:14
3.     "Call Me"                                  3:54
4.     "Lightning to the Nations"     4:09
5.     "Borrowed Time"                    7:39
6.     "Don't You Ever Leave Me"    7:56
7.     "Am I Evil?"                               7:21

Para EL CLUB DEL ROCK: Mr. Yagami (orochiangel666@gmail.com)

RaquelC

RaquelC

Me encanta fotografiar a los artistas cuando están en acción. Soy apasionada de la música cargada de poderosos riffs, intensos solos, voces guturales y doble bombo.