“Estuve mal. No tiene sentido mentir sobre ello o tratar de negarlo. Nunca lo hice. Todo esto es parte del rico tapiz de la vida, ¿no es así?” fueron las palabras de Lemy Kilmister a Classic Rock. Donde entre otras cosas, puso especial foco a sus constantes problemas de salud.

Sobre los inconvenientes que lo llevaron a esta constante situación de riesgo, el bajista de Mötorhead aclaró: “Es igual que cuando me decían que dejase de fumar. ‘Tenés que dejar de fumar, Lem’, decían. Que se vayan a la mierda. No me gusta que la gente me diga lo que tengo que hacer, incluso si tienen razón

Y para alarma de sus fans culminó: “La muerte es inevitable, ¿verdad? Te vuelves más consciente de eso cuando se llega a mi edad (67 años). No me preocupo por eso. Estoy preparado para ello. Cuando me vaya, quiero irme haciendo lo que mejor sé hacer. Si muriera mañana, no podría quejarme. Ha sido bueno”.