Lima vivió por el rock el pasado sábado. En el estadio nacional y con más de 50 mil asistentes, la capital volvió a ser sede de la quinta edición, y también la más ambiciosa hasta la fecha, del festival “Vivo x el Rock” cuyo nombre y reconocimiento poco a poco va sonando con más fuerza más allá de las fronteras peruanas.

Este festival, para los que aún no lo conocen o los que se niegan a reconocer, se da hasta el momento 2 veces por año, donde en una maratónica jornada (entre 12 a 14 horas) van desfilando bandas de todos los estilos y matices que tiene el rock, pasando desde el Punk hasta el Ska, y con agrupaciones de años recientes hasta consagrados artistas de décadas pasadas.

Panda en el Vivo x el Rock  Imagen: Jayro Liberato Huaranga

Panda en el Vivo x el Rock Imagen: Jayro Liberato Huaranga

Fue muy gratificante para los que seguimos a este festival desde el principio, ver como a ido creciendo de manera tan colosal con el paso del tiempo, donde hace 2 años teníamos a Líbido y Mar de Copas como las cabezas de cartel y para el 2015 “ganarnos” con artistas como Mago de Oz, P.O.D o Molotov.Y de esta manera sentir que por fin tenemos un festival de bandera y, de lo más importante, con un gran respaldo popular.

Pero entremos de lleno en esta edición, donde se presentaron 20 bandas, 12 nacionales y 8 extranjeras. Todas ellas de primerísimo nivel.

Es importante recalcar que en esta oportunidad se generó una especie de “Pre-Show” donde se pudieron mostrar bandas peruanas que empiezan a tener gran reconocimiento por parte de los rockeros locales, tal es el caso de Kuraka y Mauser, que brindaron un excelente espectáculo y calentaron motores para todo lo que se venía después.

POD en el Vivo x el Rock 5 Imagne Jayro Liberato Huaranga

POD en el Vivo x el Rock 5 Imagne Jayro Liberato Huaranga

Es de esta forma, muy puntual y organizado que a la 1 de la tarde arranca el evento con Asmereir, banda que prácticamente define un poco la temática del evento que no pretende encasillarse en una sola rama del rock (hay gente que cree todo el rock debe ser pesado y todo tiene que ser pogeable), combinando y manejando correctamente skapunk, hardcore, y hasta el thrashcore.

Asímismo se vio en escena a los inacabables Mojarras, Líbido, Mar de Copas, Amén, Río, Trémolo, 6 voltios y Leuzemia que tuvo en su repertorio 2 temas de “Los Saicos” a manera de tributo a su fallecido baterista, el recordado Pancho Guevara.

Y aunque esto (el de tener siempre a las “mismas bandas de siempre”) es uno de los argumentos más usados de los infaltables “Haters” del festival, y que en parte razón no les faltan, es  importante reconocer que también hubo presencia de bandas como Difonía, Futuro Incierto y los anteriormente nombrados Asmereir, Kuraka y Mauser. Esperamos por el bien del Rock peruano que poco a poco estas emblemáticas bandas nacionales le vayan dando el testigo a las nuevas generaciones, ya que un festival con un poder de captación tan grande como este, debe usarse para darle las oportunidades a los nuevos talentos que no tienen el apoyo de los medios. En otras palabras, que el “Vivo x el Rock” no se convierta en otra radio Oasis u Oxigeno (los que somos peruanos lo entenderemos).

Es así que para las 6:30 de la tarde, puntuales como debe de ser, empieza el cartel internacional el cual es aperturado por los consagrados colombianos de Don Tetto, quien con menos de 15 años de formados han logrado dar a conocer su música por toda Latinoamérica y ganado gran cantidad de seguidores por tierras incas. Una banda referente del rock colombiano pisando un escenario de un festival peruano y siendo además solo el primero de muchos otros es una señal que algo bueno se está haciendo.

Y si eso no es para sentirse bien, tuvimos la oportunidad de ver a una de las bandas más populares del mundo allá por los 2000. Hablamos de P.O.D quien trajo consigo todo su poder para armar los respectivos pogos por diferentes lados del colosal estadio. Temas como Boom, Youth of the Nation y el emblemático Alive retumbaron todo el local y cumplieron el sueño de todos los nu metaleros del lugar, viendo a un referente de este estilo musical tan popular como menospreciado.

Es aquí donde se arma otro debate, y es que pasamos de un subgénero del metal al Rock Ska de los súper populares Auténticos Decadentes. Y, prejuicios abajo, ¿Quién, por más true que uno se crea, quién diablos no ha saltado borracho en la fiesta de su colegio o instituto con “La Guitarra” o “El Murguero”? Yo estuve feliz de verlos en vivo y, vaso de cerveza en mano, salte y grité como si de un concierto de Metallica se tratara (arena, ven a mí por toneladas).

Los auténticos Decadentes en el Vivo x el Rock 5 Imagen Jayro Liberato Huaranga

Los auténticos Decadentes en el Vivo x el Rock 5 Imagen Jayro Liberato Huaranga

Y tras una gran presentación de los mexicanos de Panda, quien hicieron corear a medio estadio sus clásicos temas y dejó ver nuevamente su popularidad en Perú, la historia de los Decadentes de repetía con sus compatriotas de Vilma Palma e Vampiros, quienes hicieron que la diversión y la nostalgia de sus mejores temas hagan que el estadio se rindiera ante ellos, más aún con un homenaje al final de su Show al desaparecido Gustavo Cerati, tocando “De Música Ligera”.

Era el momento de ver a uno de los artistas más esperados de la noche, los españoles de Mago de Oz que regresaban al Perú después de varios años y fallidos conciertos cancelados a última hora.

Su concierto era parte del tour de presentación en Latinoamérica de su más reciente disco “Ilussia”, de donde se tocaron varios temas y así dejando de lado muchos de sus clásicos, pero cerrando su presentación con el infaltable “Fiesta Pagana” que hizo saltar a todo el mundo.

Luego fue el turno de los chilenos de “La Ley” quienes bajaron las revoluciones pero, tras una muestra de apoyo ante los problemas de inseguridad que se vive en nuestro país, tuvieron el respaldo del público peruano en donde siempre han sido bienvenidos y lo serán por mucho tiempo más.

Mago de Oz en el Vivo x el Rock 5 Imagen Jayro Liberato Huaranga

Mago de Oz en el Vivo x el Rock 5 Imagen Jayro Liberato Huaranga

Ya era muy tarde y era comprensible que mucha gente se vaya retirando, pero para todos los que nos terminamos quedando, tuvimos la oportunidad de cantar y tener el último pogo de la noche con los grandes de Molotov. Quienes tocaron prácticamente temas de todos sus discos, incluido sus clásicos y unos cuantos covers, como el que le hacen a The Misfits, con el potente “marciano”.

De esa forma se dio fin al esperado festival que, como se puede ir apreciando, apunta a volverse en un mediano plazo uno de los eventos más importantes de Sudamérica. ¿Cosas para mejorar? Variemos de bandas un poco. Aprovechemos la popularidad del festival para dar a conocer muy buenas bandas peruanas que ya suenan a fuera. El festival se llama “Vivo x el Rock” y como todos deberíamos saber, el rock es tan grande y tan extenso que acapara muchos estilos y formas de exponerlo. No todo es Hard Rock. Hay gente que piensa que porque un tema no es pogueable ya es basura. No señores, eso es lo más bonito de todo, que en el Rock siempre está abierto a infinitas posibilidades, al contrario de la mente cerrada de muchos otros “verdaderos rockeros”. Esperemos que los que critican tanto hagan un Sold Out en los próximos conciertos que haya en Lima como el que se pudo apreciar ayer en el estadio nacional.

El Público apoyo desde temprano a todas las bandas nacionales Imagen Zona Rock

El Público apoyo desde temprano a todas las bandas nacionales Imagen Zona Rock

Redactores El Club Del Rock

Redactores El Club Del Rock

Grupo de colaboradores colombianos, méxicanos y argentinos de EL CLUB DEL ROCK.

  • Buenísima nota, no me esperaba algo asi del Club del Rock.

  • Amino Mecumbe

    Excelente concierto y muy buena crónica, podrías ampliar lo de Panda pero en general muy bien, salí afónico y medio doblado pero nunca más contento, gracias a quien nos regaló, por tan bajo precio, un espectáculo tan poderoso como nostálgico.
    Si creo que los sponsors se pasaron de abusivos con los precios de las chelas y de los choripanes.
    Saludos.

  • Jair robledano

    Tiene razon en ciertas partes el escritor de el articulo. Yo vivo en el extrangero y me encanta ver esos festivales en lima hace decear a uno regresar al pais para verlo. Pero con lo que estoy desacuerdo es las bandas nacionales. Esta bien se tiene que dar chance a los nuevos talentos, pero para los que no sepan asmereir es una banda ya hecha Desde hace años yo los conozco Desde el 2007 a si que no me vengan con que son nuevos. Despues entiendo el hecho de tener bandas que toquen todo ritmo y nadie se opone a eso pero Dejen de tener a Las mismas bandas como libido y amen que estan ahi Desde el primer festival creo ya esta sobre tocadas no hay que hacer un festival que vive de nostalgia como ponerlo a rio o los mojarras como dicen hay que poner a nuevos talentos y exponerlos hacia el mundo. Con referente a Vilma palma creo que deberian traer a alguien un poco menos antiguo como ellos. Y lo siento pero como dice el articulo no sonar como un oasis y oxigeno pues en partes a si parecia el festival

    • Amino Mecumbe

      Yo creo que tu comentario está de más, si quieres eso, entonces te regresas al Perú y organizas uno con los grupos que tu quieras, pero esto no es una beneficencia, es un negocio y si ese cartel llenó el estadio, entonces fueron acertadas las decisiones tomadas, yo en particular no iría por ninguna banda desconocida, para eso hay otros escenarios, este no era.

  • Victor

    Todo estuvo excelente. Algunas bandas mejores que otras. Para mi lo peor y recontra peor fueron los excesivos precios de algunas cosas dentro del estadio. 10 soles por un pan mal rellenado con un chorizo mal cocido, un pequeño puñado de papas al hilo y nada de salsas (no había ni servilleta). 5, 6 a 7 soles (según avanzaba la noche) por una botella de agua sin helar. La cerveza costaba 7 soles en kiosko (el vaso chelero de siempre), si la comprabas de las personas que te las llevaban convenientemente hasta donde estabas, 8 soles, pero oí que al final de la noche, cobraban 10. Precios DEMASIADOS elevados para productos MAL servidos. Falta de baños y la mayoría terminaron colapsando.q

  • Chuspiss

  • Buena crónica