Síguenos para más rock

Crónicas

Agi-tc y una noche de homenaje a la leyenda viva de Guns N’ Roses

Publicado

on

13886966 1069067683128777 3951388431445032446 n
Agi-Tc Antes de Usar ofreció una noche de tributo a Guns N’ Roses rememorando el reciente paso de la mítica banda por el Perú.

El viernes 11 de Noviembre, solo semanas después de la presentación de Guns N’ Roses en Lima, concierto que aún retumba en los recuerdos de los asistentes, César Osorio, recordado por su imitación de Axl Rose en un programa de televisión local, decidió volver a ese tributo que lo hizo famoso a nivel nacional, acompañado como siempre por su banda Agi-tc Antes de Usar, en un concierto tributo a la mìtica banda en La Noche de Barranco.

img_20161111_231718Con un lleno casi asegurado, practicamente todas las mesas del local se encontraban reservadas antes de iniciado el evento, y con una excelente organización y promoción de la mano de 22 Producciones, esta noche prometía nostalgia, energía y sobre todo mucho Rock.

En La Noche, histórico local barranquino donde cada noche de concierto es única y especial, no alcanzaban las sillas en los dos pisos y mucha gente se mantuvo en stand up, algo que obviamente no importaba con tal de disfrutar el show que se nos venía. Luego de una hora de espera, minutos antes de la medianoche, Agi-tc subió al escenario, saludò al respetable asistente y arrancó el rock and roll con  It’s So Easy.

img_20161112_000404Luego vinieron temas como You Could Be Mine y Rocket Queen, si bien al subir al escenario no había forma de hacer una comparación entre Agi-tc y la banda a quien rendirían tributo esta noche, bastaron unos temas para reconocer que el trabajo de preparación de la banda había sido esmerado e impecable, la voz de César tiene no solo la tonalidad, sino también una potencia y versatilidad que rinden un homenaje impecable a Axl Rose, sin que se convierta del todo en la imitación recordada en Tv, pues aquí el cantante mantuvo siempre su sello personal en la interpretación de cada canción.

img_20161112_000456Del mismo modo, hay que mencionar a los músicos que lo acompañan, destacando a los guitarristas quienes ejecutan con destreza y contundencia cada nota, todos le ponen mucha energía y se nota que se divierten y eso, como no puede ser de otro modo, se transmite al público quien vivió una gran fiesta en esta noche de la mano de Agi-tc, que continuó ejecutando los temas más recordados y los no tan recordados de Guns N Roses.

Agi-tc & César Osorio en Tributo

Se repasaron entonces clásicos como Welcome to the Jungle y Sweet Child O Mine, para luego entrar en un bloque de canciones lentas iniciando con el tremendo y preciso November Rain tema que llevó a los asistentes a la nostalgia y a un momento romántico, vendrían luego canciones como Knocking on Heavens Door, tema compuesto originalmente por el reciente ganador del nobel Bob Dylan, o Patience, el clásico radial Don’t Cry y Since I Don’t Have You, que parecía dar inicio del fin a la noche.

Por si fuera poco lo ya entregado por la banda a su público, hacia el final se dio una pequeña sorpresa para el público asistente, aún  no se sabe si lo que vino fue improvisado o preparado, César rompió por un momento el homenaje a Guns N Roses e invitó al escenario a Rubí Palomino, recordada participante de La Voz Perú quien se encontraba entre el público asistente, quien luego de una barra del público subió al escenario para ejecutar, junto a Agi-tc, una excelente versión del clásico “Highway To Hell” de Ac/Dc, quienes coincidentemente hace no mucho incorporarón a Axl Rose como su nuevo vocalista, pero este no fue el final de la sorpresa.

Si bien este era un concierto tributo a Guns N Roses, Agi-tc había preparado algunos temas también de Ac/Dc (TNT y Shot To Thrill) que utilizaron para cerrar su presentación y luego despedirse entre aplausos y ovaciones de todo el público asistente, quienes comenzaron a pedir un Bonus Track al son de “otra!, otra!” y, como no podía ser de otro modo, la banda los complació tocando el único clásico de Guns N Roses que había quedado en el tintero durante la noche hasta ese momento: Paradise City, el público se puso de pie y acompaño con palmas, saltos y coros durante toda la canción a la banda.

15050409_1314863995211246_1529696230_n

César Osorio y Agi-tc Antes de Usar en tributo a Guns N’ Roses. Foto: Naomi Briceño.

Fue, en resumen, una noche de recordar a los Guns N Roses con algo de sabor nacional, de la mano de una excelente banda que demostró versatilidad, energía, diversión y mucho empuje, compenetrándose al máximo con su público y dejando a todos muy satisfechos con el espectáculo que habían recibido.

2 Comments

2 Comments

  1. Diana Frank

    13/11/2016 at 2:21 pm

    yeah!

  2. Veintidos Produc

    13/11/2016 at 2:07 pm

    Que buena crónica!!! (y)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crónicas

Un último concierto para mi muerte – Parte 1

Publicado

on

acdc

Siempre debo encontrar alguna excusa para poder escribir con un estilo real, sin temor a que puedan bajarme el pulgar. La sinceridad es como el rock, se puede oler… y sentir. Hoy voy a ser sincero con personas que no conozco, ni conoceré, al menos en este universo. Los lectores.

Siguiendo la línea de sinceridad, quiero aclarar que, si no gustas de la lectura o simplemente entraste buscando noticias, este artículo no es para ti. Te ofrezco mis disculpas.

54908288 colección de enfermedad cerebral tomografía computarizada y la resonancia magnética del cerebro mostrar inf

Volviendo al foco central

El telón de la vida se cerrará a través de mis ojos. Hace mucho que vengo arrastrando los síntomas de un supuesto aneurisma y he alcanzado el punto más álgido desde que inició el presente mes. Mareos, vértigo, arcadas, dolor de cabeza, tensión en el cuello, dolor detrás de los ojos, etc. Todos esos síntomas coronados por estados graves (mi madre) y muerte de familiares (tíos) a causa de la misma enfermedad. Como se sabe, el aneurisma es una enfermedad altamente congénita. Tengo todos los boletos comprados para ser uno más en la lista y habito en la resignación desde hace unos años, sé que voy a partir; no sin antes pasar el día más feliz de mi vida en un concierto/festival de rock.

No pienso hacer un embole de artículo, está claro que la desgracia propia es el regocijo de gente ajena, pero hasta la ‘tristeza’ cansa. Me siento aturdido las 24 horas del día, no por alcohol, sino por los mareos de mierda que no paran ni cuando duermo. Si me dicen que es imposible marearse mientras estás dormido, entonces confirman mi peligro de extinción. Camino mareado, como mareado, escribo mareado, escucho música mareado, beso mareado, pienso mareado, me ducho mareado y cuando bebo un poco de alcohol, se me pasa. Una picardía. De todas formas, dejé de libar hace un mes, por precaución y miedo, principalmente miedo. No soy yo, no soy feliz. El vértigo y las ganas de vomitar por las noches me convirtieron en todo lo que siempre odié, una persona que no quiere estar en cama.

hipoxia cerebral 1 10

Por alguna estúpida razón, nunca he querido que un médico confirme lo que tengo, siento que voy a comprometer a gente que me estima y van a sentirse culpables de no haberme podido ayudar. Busqué información sobre este tipo de conducta y no solo es una rareza mía, mucha gente prefiere vivir en la ignorancia y dejar que la propia enfermedad oculta los mate, antes de morir por depresión o desahucio. He tratado de sobrellevar estos síntomas desde hace 7 años, pero parece que entré en la última etapa. No se puede disimular más y los exámenes son inevitables.

636900408332963097DB

Ya no se trata de tener algo porqué vivir, sino algo porqué morir. Y si he de morir por algo, que sea rock. Quizá se lea muy novelesco, pero es lo último que quiero hacer. Yo me amo y no puedes engañar a la persona que dices amar porque entonces de los desconocidos, ¿qué puedes esperar? Simplemente quiero divertirme, amar y vivir el momento. Disfrutar de ese día junto a la persona correcta, ella. Comer y beber sin preocuparme por las consecuencias, así quede convaleciente al día siguiente. Gastar, lo que me queda de vida, en el pecado más grande que me permití: Querer vivir por y para la música; que sea rock.

Parece que no cumpliré el deseo de ver a AC/DC en vivo… pero The Strokes e Interpol de seguro tienen su lugar en el iPod de Dios.

Mañana guardo cita médica y la verdad que cualquier diagnóstico, ahora, me sabrá a victoria. Tengo presente que me gusta ganar; y perder no me causará dolor.

70940204 499892287256339 1023728961357611008 n

Aquí finaliza la parte 1. Restan 2.
Continue Reading