A un año de la partida de este gran icono del rock nos sigue pesando, o al menos en lo personal, el hecho de que jamás podremos verlo en vivo y disfrutar de una velada llena de buen rock n roll a máximo volumen. Lemmy fue un padrino musical para muchos como  Metallica, Airbourne etc… pero también fue padrino del fatídico año 2016 pues a finales del 2015 y a sólo días de haber festejado su cumpleaños número 70 dejo este mundo y empezó su camino en la carretera al infierno.

Pero… ¿qué hizo  a Motörhead la banda más ruidosa y exitosa durante 40 años? la respuesta es muy sencilla: el mismo Lemmy, y es que en  entrevistas dejaba en claro que no se arrepentía por nada de lo que había hecho en su vida, que el no creía en un Dios ni en un diablo, solo en sí mismo y por eso el era responsable de sus acciones y no buscaría culpables  por sus acciones. La autenticidad de Lemmy se ve reflejada en las canciones de Motörhead y eso a veces fue criticado por detractores y por “expertos en el tema” pues alegaban que sus composiciones eran parecidas, incluso a manera sarcástica decían que todos sus discos eran la canción más larga del rock.

En efecto hay similitudes en las canciones de Motörhead pero no porque Lemmy se haya quedado sin algo que decir, o porque se le haya acabado la creatividad, es porque Lemmy siempre fue Lemmy, original, auténtico, un viejo lobo del rock, nunca buscó agradarle a un sector del público, nunca buscó ser popular, solo hizo lo que quería y lo hacía muy bien. Es por eso que LEMMY es una leyenda y Motörhead su legado.

David Rangel Cabrera

David Rangel Cabrera