Síguenos

CRÍTICAS Y OPINIÓN

Riel - En Viaje: Menos es más

Publicado

el

La fórmula dúo en el rock se encuentra en un sorprendente buen estado de salud. Desde aquellos días en que The White Stripes asombraban con su simple combinación de guitarra más batería, varios grupos comenzaron a surgir para hacer de esta forma rudimentaria de música un estilo conformado y solidificado gracias a aportes de grupos como The Black Keys o los más recientes Royal Blood, con conjunción de bajo y batería que da que hablar. Tal modelo de banda también tiene su repercusión en Argentina, en donde tenemos que hablar del dueto Riel como sus mejores exponentes.

Riel está conformado por Mora Riel en guitarra y voz y Germán Loretti en la batería, y juntos han recorrido un vertiginoso y fructífero camino desde su autotitulado debut discográfico en 2012, al que le siguieron dos EPs, De Zombies y Lados B, ambos publicados en 2013 y que refrendaron sus intensivas giras, incluso llegando fuera del país y haciendo pie en algunos sitios de Europa, como Inglaterra y Escocia. Toca ahora hablar de su segundo álbum, En Viaje, que llegó para demostrar que el rock de a dos cumple con aquella premisa de menos es más.

Desde el potente inicio instrumental e introspectivo El Misterioso, Riel muestra por dónde irán las líneas de acción de este segundo álbum: ampliar los horizontes de su propio estilo, manejando con soltura dinamismo y sofisticación áspera, sumando varios géneros a su apuesta sonora. Así es como aparecen canciones como Infinita Conjugación, un tema que en cualquier banda sería sencillo obligado, y la crudeza noise de Una de Zombies, en un trabajo que denota potencia pero sin saturar.

Y es en esa extensión de su horizonte musical donde encuentran nuevos colores para su paleta: ingeniosos cambios de ritmo y melodías, contrastes de tonos ríspidos con momentos más dulces, la trepidante reverberación e inclusive la aparición de varios pasajes al estilo hidden track son algunas de las nuevas armas con las que el dúo enfrenta el difícil desafío del segundo disco, optando por expandirse a sí mismos y no quedarse con lo hecho.

Resulta un gran punto a favor el juego entre momentos más animados y accesibles como en Sinestesia, con otros momentos de abrasiva espontaneidad, como lo hecho en Tren #1, una de las mejores canciones compuestas en este 2014. Hubiese sido fácil conformarse con su primerizo estilo, de rock alternativo rebosante de frescura que encontraba su fuerza en la inocencia y en cierta ingenuidad, pero los Riel dieron un salto importante, quizás no muy lejos de sus orígenes pero sí notablemente distinto a sus primeros trabajos. Prueba de esto son sus incendiarios pasajes instrumentales como Terraplén o Sin Dormir, con melodías pegadizas pero que no empalagan, y al mismo tiempo con un maduro vigor.

La expansión del sonido Riel tiene otra clara muestra en la duración de las canciones, en las letras y en el desarrollo vocal. Allí donde su debut apenas pasaba los 17 minutos con tan sólo ocho canciones, En Viaje supera la media hora con diez temas. Y esto también se traduce en letras más largas y mensajes más interesantes, donde la música puede navegar mejor. Hay en En Viaje una convergencia casi perfecta de un sonido que evoluciona para bien, acompañando a escritos que se amoldan de manera genial a las nuevas melodías, y de una voz que adquiere nuevos matices para expresar, sin timidez y con mayor actitud, la nueva perspectiva del grupo. Si bien el disco no viene acompañado del preciosismo de antes, relegado por los nuevos bríos de fuerza rockera, no hay razón para pensar que eso resulta un paso atrás. Por el contrario, dejando de lado aquella inocente delicadeza de canciones como Celina o Pedaleando (del disco Riel, de 2012), y abrazando el cambio de estilo presente en temas como Parasomnia (del EP De Zombies, de 2013), es como la banda ha construido un ejercicio musical superador.

¿Hablé del desafío del difícil segundo disco? Porque en este álbum los Riel no parecen haber sufrido en ningún momento esta clase de escollo. A base de estupendas guitarras llenas de energía, y precisas y estruendosas baterías, el dúo ha firmado uno de los mejores discos del año argentino, un álbum con un sonido más maduro pero aún juguetón, que abraza la esencia garagera de la banda y la muestra a través de otros estilos como el post-punk, el rock indie/alternativo y algo de noise pop. Burlándose de las etiquetas, afianzando con seriedad su forma de hacer música, aprovechando al máximo las posibilidades de un grupo compuesto por guitarra y batería, y al mismo tiempo gestando con fluida sencillez y sin forzar canciones excelentes, En Viaje se convierte fácilmente en el mejor trabajo de Riel hasta la fecha, un disco imprescindible de este 2014.

Puntaje: 9.50

Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

CRÍTICAS Y OPINIÓN

Un último concierto para mi muerte… Parte 1

Publicado

el

Siempre debo encontrar alguna excusa para poder escribir con un estilo real, sin temor a que puedan bajarme el pulgar. La sinceridad es como el rock, se puede oler… y sentir. Hoy voy a ser sincero con personas que no conozco, ni conoceré, al menos en este universo. Los lectores.

Siguiendo la línea de sinceridad, quiero aclarar que, si no gustas de la lectura o simplemente entraste buscando noticias, este artículo no es para ti. Te ofrezco mis disculpas.

Volviendo al foco central

El telón de la vida se cerrará a través de mis ojos. Hace mucho que vengo arrastrando los síntomas de un supuesto aneurisma y he alcanzado el punto más álgido desde que inició el presente mes. Mareos, vértigo, arcadas, dolor de cabeza, tensión en el cuello, dolor detrás de los ojos, etc. Todos esos síntomas coronados por estados graves (mi madre) y muerte de familiares (tíos) a causa de la misma enfermedad. Como se sabe, el aneurisma es una enfermedad altamente congénita. Tengo todos los boletos comprados para ser uno más en la lista y habito en la resignación desde hace unos años, sé que voy a partir; no sin antes pasar el día más feliz de mi vida en un concierto/festival de rock.

No pienso hacer un embole de artículo, está claro que la desgracia propia es el regocijo de gente ajena, pero hasta la ‘tristeza’ cansa. Me siento aturdido las 24 horas del día, no por alcohol, sino por los mareos de mierda que no paran ni cuando duermo. Si me dicen que es imposible marearse mientras estás dormido, entonces confirman mi peligro de extinción. Camino mareado, como mareado, escribo mareado, escucho música mareado, beso mareado, pienso mareado, me ducho mareado y cuando bebo un poco de alcohol, se me pasa. Una picardía. De todas formas, dejé de libar hace un mes, por precaución y miedo, principalmente miedo. No soy yo, no soy feliz. El vértigo y las ganas de vomitar por las noches me convirtieron en todo lo que siempre odié, una persona que no quiere estar en cama.

Por alguna estúpida razón, nunca he querido que un médico confirme lo que tengo, siento que voy a comprometer a gente que me estima y van a sentirse culpables de no haberme podido ayudar. Busqué información sobre este tipo de conducta y no solo es una rareza mía, mucha gente prefiere vivir en la ignorancia y dejar que la propia enfermedad oculta los mate, antes de morir por depresión o desahucio. He tratado de sobrellevar estos síntomas desde hace 7 años, pero parece que entré en la última etapa. No se puede disimular más y los exámenes son inevitables.

Ya no se trata de tener algo porqué vivir, sino algo porqué morir. Y si he de morir por algo, que sea rock. Quizá se lea muy novelesco, pero es lo último que quiero hacer. Yo me amo y no puedes engañar a la persona que dices amar porque entonces de los desconocidos, ¿qué puedes esperar? Simplemente quiero divertirme, amar y vivir el momento. Disfrutar de ese día junto a la persona correcta, ella. Comer y beber sin preocuparme por las consecuencias, así quede convaleciente al día siguiente. Gastar, lo que me queda de vida, en el pecado más grande que me permití: Querer vivir por y para la música; que sea rock.

Parece que no cumpliré el deseo de ver a AC/DC en vivo... pero The Strokes e Interpol de seguro tienen su lugar en el iPod de Dios.

Mañana guardo cita médica y la verdad que cualquier diagnóstico, ahora, me sabrá a victoria. Tengo presente que me gusta ganar; y perder no me causará dolor.

Aquí finaliza la parte 1. Restan 2.
Continue Reading

CRÍTICAS Y OPINIÓN

Muse en Perú 2019 /// CRÓNICA DEL MEJOR CONCIERTO AL QUE NO FUI

Publicado

el

¿Es posible escribir una crónica sin haber asistido al evento?

Bueno, hoy lo descubriré y quedará este artículo como testimonio. Lo primero y último a mencionar como enseñanza, es que deben empezar a hacer las cosas por ustedes mismos y no esperar que la alegría les llegue por correo. Moraleja.

Debo aclarar, antes que sigan, que el único propósito de este texto es la recreación mental. No encontrarás muchos detalles del evento, solo un par de fotos, una carta abierta de confesión y el set list.

¿Qué es una crónica? Pues consiste en la recopilación de hechos narrados en orden cronológico.

Muse cerró “Simulation Theory World Tour” en Lima

Aquella gira que iniciaba en febrero y a la que daba por hecho mi asistencia, llegaba a su fin en mi continente, en mi país, mi ciudad. La banda que musicalizó mi adolescencia y que ‘faneaba’ desde el 2009, tocó a media hora de casa y no pude ir a verlos. 30 mil voces corearon el fuzz incorporado en la manson de Bellamy, antes de Plug in Baby; mientras eso sucedía, yo estaba en casa recalentando un guiso de mierda y conversando con mi novia, a la que dediqué Unintended más de una vez ¿Qué sentido tiene seguir intentando hacer algo diferente, si cada episodio musical en tu ciudad te pasa de costado e ignora? Ya son varias bandas que no he podido ver en vivo y estoy cansado de privarme otras cosas para sustentar entradas que debería recibir por correo… O bueno, al menos eso creí. “Sabe amargo el licor de las cosas queridas”.

La ingratitud del destino es una cosa a la que estoy acostumbrado. Nadie te ayuda en la derrota y cuando ganas, todos quieren ganar contigo. Es la realidad de la vida y la acepto, no reclamo nada. El detalle es que he dedicado el 80% de mi vida a la música y a ella no parece interesarle, ni siquiera para darme un mimo; parezco vivir siempre como en una canción de blues, tragedia tras tragedia, tristeza tras tristeza y un ápice de alegría que viene siempre de cualquier lado, menos de la música. Muse, anárquica como siempre, sería la banda que rebalse el vaso.

Algorithm y Pressure fueron el inicio de una noche que jamás olvidaré, literalmente, no puedes olvidar algo que no viste. Más pop que rock, el Muse de los últimos 8 años empezó a ponerse la 10 en la espalda y mandó el Jockey Club abajo con Psycho. No estuve ahí, pero estuve ahí; si crees que es difícil de entender, créeme que es más difícil de explicar. ¿Viste que a veces te pones en modo automático y no mantienes poder sobre tus actos? Bueno, así estaba yo… en casa, mientras veía a Muse en un mundo paralelo.

La noche y mi tristeza seguirían su curso, teniendo como puntos supremos la ejecución de Uprising, Plug in baby, Suppermassive black hole, Hysteria y Bliss. Nada del otro mundo, ni de este mundo… simplemente de algún mundo en el que Matt sigue siendo un crack. Mención honorífica al público que, aún con celular en mano, saltaba. Luego vendría la interesante Madness, el siempre místico Time is running out y la siempre ñoña Starlight. A partir de ese momento, reaccioné.

Dicen que los humanos somos seres egoístas por naturaleza

Si hay algo que deseaba con todas mis fuerzas, era que no tocaran Citizen Erased, que la toquen en su próxima visita. Que me disculpen las 30 mil almas presentes, pero esa canción me pertenece de algún modo. Escuchar más de 1000 veces la misma canción, debería darte algún derecho sobre ella. El que ha escuchado el outro del tema, sabe de lo que hablo, entiende lo que transmite. La canción arquetípica de Muse ejecutada a media hora de mi casa, iba a ser mucho dolor junto para mí. Tengo los nudillos hechos mierda, los codos ennegrecidos y el corazón dividido. Todo por no traicionar mis principios y seguir siendo fiel a lo que quiero… ¿Pero hasta cuándo?

Decidí dar una ojeada en Facebook y me topé con la transmisión del concierto por cortesía de la productora “Tirando Dedo”. Enganché justo el último preludio del concierto; vendría un mix de Stockholm syndrome, Assassin, Reapers, The handler y New born que fueron una caricia al alma a través de la pantalla. Toda la parafernalia visual que se había montado era una cosa bien de este mundo, en el que Matt valida lo crack que es. Demostrando la esencia de Muse. Esos 15 minutos fueron Muse a tope. La noche culminaría con Knights of cydonia y mi sana envidia por los que fueron, pero mi profundo desprecio por los que, pudiendo ir, no lo hicieron.

 

Estoy ansioso por saber cuál será el próximo concierto que me perderé… ¡Qué nervios!

 

Fotografía: La República y El Comercio.

Continue Reading

+ NOTICIAS

Noticiashace 12 horas

Corey Taylor tiene 26 canciones nuevas para su nuevo álbum en solitario

Corey Taylor ve más allá de Slipknot y Stone Sour. El cantante ya está listo para lanzar su nueva producción...

Noticiashace 1 día

Último minuto: Mötley Crue confirma su regreso a los escenarios con un tour que iniciará el 2020

Jamás dudes de los resultados que puede lograr el buen marketing y el talento de una excelente banda. Mötley Crue...

Noticiashace 1 día

Black Veil Brides y el bajista Ashley Purdy se separan por mutuo acuerdo

Black Veil Brides es de las bandas "emo" más recordadas del 2000. Ahora son noticia, una vez más, pues uno...

Noticiashace 1 día

My Chemical Romance comparte su primera foto actual tras el anuncio de su reunión

Ya no son unos jovencitos, obviamente los años pasan factura y aunque el talento se mantenga casi intacto aún deben...

Noticiashace 5 días

Confirmado: Marilyn Manson se une a Ozzy Osbourne en su tour de despedida

Dos de las figuras más compatibles en la industria metalera se unen y sus fanáticos en el mundo lo agradecen....

Noticiashace 5 días

Dave Grohl sobre el nuevo álbum de Foo Fighters: "Es jodidamente raro"

Dave Grohl se sinceró sobre el nuevo álbum de Foo Fighters. Está en proceso y de una manera poco convencional....

Noticiashace 5 días

Latin Grammy: Lars Ulrich de Metallica le entregó reconocimiento a Juanes por ser la "Persona del año"

Los Latin Grammy se venían desarollando con total normalidad y sin ninguna novedad relevante para la comunidad rockera y metalera...

Noticiashace 5 días

Kiss pospone inicio de su gira de despedida por salud de Paul Stanley

Kiss, encabezada por Gene Simmons y Paul Stanley, anunciaron hace poco su gira mundial de despedida que iniciará en Perth,...

Lo más visto

X