Lörihen - Aún Siguen Latiendo 0 2

IMG 0573

16 de Julio – Teatro Vorterix – Buenos Aires // Crónica: Rodrigo Garbini

Aún Siguen Latiendo

Lörihen, uno de los mayores  exponentes del heavy metal nacional, cumplió sus primeros 20 años y lo festejó de una manera utópica junto a otros pesos como Azeroth y Magnos en lo que fue una velada para el recuerdo con un Teatro Vórterix colmado.

Cuando uno sabe lo difícil que es hacerse de un nombre gracias a la música en nuestro país y, sobre todo, específicamente dentro del heavy metal, haber tocado ininterrumpidamente durante veinte años es un parámetro más que notable y hace que Lörihen no requiera de una introducción muy extensa. A la hora de hablar del Power Metal en Argentina, la banda capitaneada por Emiliano Obregón y Hernán Ríos es una de las principales referentes junto a otro puñado de agrupaciones donde podemos encontrar a Imperio, Helker o Renacer. Por eso la respuesta es sí, cuando nos preguntamos si vale la pena asistir al Teatro Vórterix para presenciar una vez más otra de sus presentaciones, sobre todo teniendo en cuenta el tentador marco: Celebración de los 20 años de trayectoria, grabación de un nuevo DVD en vivo, una gran cantidad de invitados, y un cartel más que jugoso con otras dos bandas que buscan llegar al status de consagración como lo son Magnos y Azeroth, todo esto sumado al excelente sonido que suele albergar el recinto del barrio porteño de Colegiales.

71

Es notable remarcar que este sería el tercer registro en vivo de la trayectoria de Lörihen. Aquel primer y ya algo lejano “Vivo 2012” (2005), donde la excusa era presentar la placa “Paradigma” (2003), había sido grabado en el legendario Cemento, el 20 de diciembre de 2003. Luego vino “Vivo Sin Control” (2013), en The Roxy Live. El hecho de que ahora el escenario se haya mudado al Teatro Vórterix, con capacidad para 1500 personas aproximadamente, no deja de hablar del distinguido momento que la banda viene atravesando pero tampoco podemos obviar que el cartel final también se llevaba parte del crédito, ya que la velada comenzó muy temprano, a eso de las 18:45, cuando la banda del ex Lörihen Javier Barrozo, Magnos, salía a prender el fuego de una noche muy caliente que contrastaba con una fría noche de sábado otoñal.

Con un sonido impecable, y una banda ajustadísima, el corto pero efectivo set de Magnos arrancó con un triplete de su primera placa, “Gritos” (2008), protagonizado por las dos bombas de arranque “Resiste” y “Fugitivo de mi Suerte”, y pegada llegó la ganchera “Vuela Más Alto”. También hubo tiempo para alguna sorpresita, porque por el medio se coló una tal “Edén”, tema nuevo que dejaba en claro la línea a seguir del quinteto e incrementaba aun más el entusiasmo por su próximo lanzamiento, el cual se viene esperando desde hace ya cinco años cuando vio la luz la placa “Vestigios de un Sueño” (2011). Y hablando de la misma, tuvo su momento de referencia en la segunda mitad del set, interpretada por una atronadora versión de “Voces en el Viento”, la rápida “Cruel Golpeador”, “Sombras del Ayer” y el punto final que vino de la mano de “Plegarias del Dolor”. Así Magnos dejaba el escenario del Teatro Vórterix por primera vez (y esperemos, que sea la primera de muchas), arengando al público a vitorear por lo que vendría más tarde.

IMG_0413

Si Magnos había dejado el escenario caliente, Azeroth terminó por convertirlo en un auténtico caldero. Hacía tiempo que la banda de Fernando Ricciardulli no tocaba en suelo argentino y era una excusa más que válida para asistir temprano a la velada. Esta vez, con una formación alternativa enfilada por el ya mencionado Fernando en bajo, Ángel Montagner en guitarra, Hernán Vasallo (Ariadna Project) en teclados, Aaron Briglia (Hyedrah) en voces, y los mexicanos Uriel Merino y Pablo Gamarra en batería y guitarra respectivamente, ambos también miembros de la banda mexicana Winter Heaven. Llegadas las 19:30 horas, “Cámara de Reflexión” perteneciente a su última producción “Historias y Leyendas” (2010) sería la encargada de abrir otro corto pero efectivo repertorio. Una a una se fueron mechando, “Esclavo del Tiempo”, “El Mandato” y “La Promesa”, para advertir que la banda repasaría cada una de sus tres placas, y así desfilaron luego “La Salida”, “Eco de la Oscuridad” y la bellísima “Historias de Hoy” con ese constante in-crescendo. Uno de los puntos más altos llegó de la mano del doblete de “Azeroth II” (2008), que desempeñaron las pegadizas “Randall Flag” y “La Verdad”, con estribillos para dejar la garganta. Tras la introducción de la banda, “Campaña al Desierto” desató el fervor del público presente que se sumió en un violento pogo que no cesaría hasta el punto final del set que llegó de la mano de “El Fin de los Tiempos”. Azeroth tuvo su parte de la noche y dejaba todo estaba listo para el plato fuerte.

IMG_0370

La espera terminó a las 21 horas cuando el telón volvió a caer para dar paso a la presentación de la banda que todos venían a ver. Un video introductorio aclimataba al público que ya había entrado en ebullición, esperando por las primeras notas que llegaron de la mano de un teclado, y como un deja-vú de aquel “Vivo Sin Control” (2013), “Bajo la Cruz” desataba la primera de las innumerables ovaciones de la noche y no hubo alma que no dejara la garganta entonando los versos de uno de los estribillos más pegadizos que parió el metal nacional. Como era de esperarse, el set list estaría probablemente basado en la inclusión de muchos cortes de su última placa “Aún Sigo Latiendo” (2015), disco que se codea mucho mejor con su predecesor directo “Bajo la Cruz” (2007) que con sus antepasados más speedmetaleros. Fue así que la velada siguió con la canción que le da el título a esta placa, y en donde el público dejó en claro que estaba bien al tanto del presente de la banda y esperaba estas canciones con ganas. Fue entonces cuando llegó “Presa Fácil”  convirtiendo el recinto en una auténtica batalla campal al ritmo de ese riff desenfrenado.

La semi-balada “Cuando tus Brazos Caen” sería la primera bajada de cambio, y también la primera canción con un invitado sobre el escenario: en este caso, Andrés Blanco, tecladista de la banda Crytical. Con “Extraños Signos” la banda volvía a hacer echar leña al fuego para que, minutos más tarde, la enérgica “Sin Control” junto a Mariano Ríos (Helker) en guitarras y Walter Meza (Horcas) en voces, como invitados de lujo, volviera a transformar el recinto en un verdadero infierno. En el clásico “Paradigma” la banda se volvió a lucir, sobre todo Julián Barret con ese riff triturador y Emiliano Obregón con esos punteos asesinos, recostados sobre la imponente base de bajo y batería que construían Nicolás Ciancio y Hernán Ríos respectivamente. Párrafo aparte para un Lucas Gerardo pletórico en voces que nada tiene que envidiarle a muchos vocalistas consagrados de la escena nacional.

IMG_0423

“Muro del Silencio” y “Sueños Rotos” fueron las próximas cartas a jugarse como un doblete de su última producción. La segunda, con la particularidad de contar con Hernán Ruppolo de la banda Octafonic como invitado en guitarras. Pegadas vinieron la infaltable y coreada “Realidad Virtual”, la bella “El Secreto Más Perverso”, y la hardrockera “Cadenas de la Perversión”. La ejecución de “Antiheroe” fue otro de los puntos más festejados por el público presente, así como también la inclusión de la bellísima balada “Solo Tus Ojos”, capaz de arrancarle una lágrima hasta a una estatua, con dedicación incluida hacia uno de los espectadores. Para llegar al final de la primera parte, el quinteto interpretó por primera vez en vivo “Libre como el Viento”, con cotillón incluido, y cerrando con “Castillos de Papel”, la cual también contó con invitados: Andrés Blanco en teclados (una vez más) y Brenda Jezabel Cuesta (Bloodparade) en voces, realizando una interpretación descollante.

Pero todavía había lugar para más emociones, pues la banda volvió enseguida para interpretar una formidable versión del clásico “El Último Eclipse”. Y cuando uno se preguntaba “¿qué pasa que no tocaron nada del material más temprano?” fue cuando no sólo arremetieron con su repertorio más antiguo, sino que también tuvieron el honor de invitar a subir al escenario a su ex-vocalista Javier Barrozo, para ejecutar una brillante versión de “A donde van tus Sueños” y seguido de un medley asesino del disco “Utopía” (2000) que incluyó a “Traidor”, “Corazón de Acero” y “Fuego Interior” con la peculiaridad de contar también entre los invitados a David LaTorre (Hägen, Unknown), quien fuera el primer vocalista de Lörihen. “Yo fui al primer ensayo de la banda, y ahora veo esto y no lo puedo creer” comentaba el frontman emocionado. El punto final de la jornada, como no podía ser de otra manera, vino de la mano de “Vida Eterna” entonada a voz viva por todos los presentes y que hizo temblar los cimientos del recinto.

Si me quisiera poner un poco en caprichoso y quejarme de lleno, podría mencionar que hubiera sido algo más acertado incluir en el repertorio alguna que otra canción que no había aparecido hasta ahora en sus registros en vivo, más sabiendo que se estaba grabando el show para un futuro DVD y para evitar así caer en la repetición. Canciones como “Guerra Santa”, “Holocausto” o “En La Oscuridad”, solo por nombrar algunas, hubieran sido buenas opciones pero nada de eso opacó la presentación. Porque entre vítores, aplausos, silbatinas y demasías, Lörihen terminó su cumpleaños número veinte de la mejor manera posible y haciendo lo que mejor saben hacer: regalarnos una noche para atesorar en la memoria (y prontamente en la biblioteca musical también).

Salud Lörihen, por veinte y muchos años más.

Setlist - Magnos

Resiste

Fugitivo de mi Suerte

Vuela más Alto

Edén

Voces en el Viento

Cruel Golpeador

Sombras del Ayer

Plegarias del Dolor

Setlist - Azeroth

Cámara de Reflexión

Esclavo del Tiempo

El Mandato

La Promesa

La Salida

Eco de la Oscuridad

Historias de Hoy

Randall Flagg

La Verdad

Campaña al Desierto

El Fin de los Tiempos

Setlist - Lörihen

Bajo la Cruz

Aún Sigo Latiendo

Presa fácil

Cuando tus Brazos Caen (con Andrés Blanco de Crytical)

Extraños Signos

Sin Control (con Mariano Ríos de Helker y Walter Meza de Horcas)

Paradigma

Muro del Silencio

Sueños Rotos (con Hernán Ruppolo de Octafonic)

Realidad Virtual

El Secreto más Perverso

Cadenas de la Perversión

Antihéroe

Solo tus Ojos

Libre como el Viento (Live premiere)

Castillos de Papel (con Brenda Jezabel Cuesta de Bloodparade y Andrés Blanco de Crytical)

Bises:

El Último Eclipse

Adónde van Tus Sueños (con Javier Barrozo)

Traidor / Corazón de Acero / Fuego Interior (Medley con Javier Barrozo y David LaTorre de Hägen)

Vida Eterna

Fotos por: Karina Parodi

Mirá todas las fotos aquí

Previous ArticleNext Article
Fotógrafa y escritora argentina. https://www.facebook.com/produccionesflorconde https://www.facebook.com/Florcondefotografia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.