Para EL CLUB DEL ROCK: Mr. Yagami

Beatles, Rolling Stones, Led Zeppelin, Black Sabbath, Uriah Heep… muchas personas nombran a todas estas bandas como las más grandes que el Rock haya podido dar. Mi pregunta siempre ha sido y siempre será: ¿Por qué diablos nadie menciona o toma en cuenta a Status Quo?. La banda lleva casi 50 años de carrera, ha tenido más de 100 presentaciones en el programa británico “Top of the Pops”, sus álbumes han vendido más de 118 millones de copias y fue la banda que abrió el famoso Live Aid. ¿A qué se debe esta omisión por parte de la crítica “especializada”?. Al parecer nunca lo sabré pero es mí deber como fan el apoyarlos al 100% y presentar su música a quien sea que tenga la mente y los oídos abiertos para escuchar a una de las más grandes leyendas que ha podido dar el Rock Británico.

Y qué mejor carta de presentación que está: el álbum más pesado de la banda, nombrado simplemente QUO. No hacen falta larguísimos nombres para demostrar el poderío y pesadez de este disco. Una simple palabra y tres letras hacen más que 5 álbumes de Bon Jovi juntos.quo4

Lanzado en Mayo de 1974, logró alcanzar el puesto número 2 en las listas de popularidad británicas. Hecho que se repetiría con sus siguientes lanzamientos, sólo que esta vez alcanzando la cima de las listas. Tristemente su popularidad en Europa no sería similar en el continente americano. Status Quo es de esas bandas que son tan netamente europeas que contrastan totalmente con el público americano y hay muchas más bandas dentro de este círculo: Slade, Roxy Music, T. Rex, Thin Lizzy, etc.

Y para comenzar esta obra maestra eligieron una de las canciones más memorable dentro de la discografía de los “Frantic Four” [nombre dado por los fans a la alineación original]: “Backwater”. Los fans concuerdan que la pesadez de este álbum radica en que la mayoría de las canciones fueron compuestas por Alan Lancaster [bajista], un rocanrolero puro y por Rick Parfitt [vocalista y guitarrista rítmico], que con su Fender Telecaster blanca y su poderoso staccato hicieron de Quo una institución a venerar. Esta dupla ya había dado joyas en el álbum anterior “Hello!” y tristemente ya no volverían a escribir juntos en los siguientes álbumes, cosa que todos los fans aún seguimos lamentando.quo2

“Backwater” es la perfecta muestra de lo mágico que era esta dupla. Cantada por el bajista, empieza con un angelical intro que se transforma en un poderoso riff con el clásico “shuffle” de Quo, su indudable marca registrada. Antes de que la canción termine, esta se fusiona con el siguiente tema “Just Take Me”. Aquí quien luce es el baterista John Coghlan que aporrea los parches inmisericordemente en la introducción para dar paso a un ritmo totalmente para headbangear que no podría estar completo sin ese exquisito solo de Francis Rossi [vocalista, guitarrista líder y principal compositor de las canciones de la banda]. Rossi saca sus mejores licks y al momento de escucharlos uno se pregunta por qué este enorme guitarrista está tan subvaluado. Esa Fender Telecaster verde debería ser todo un icono del Rock N’ Roll.

“Break the Rules” es la siguiente canción y el único single del disco, esto porque su tono es un poco más comercial y de hecho funcionó ya que llegó al puesto número 8 en las listas. Compuesta por Francis Rossi y Bob Young [tour manager de la banda y compañero de composición de Rossi] la canción es simple pero genial, con muy buenos solos de armónica y piano. La canción aún sigue estando en los setlist de la banda aunque en una versión más corta.

El lado “A” del vinil termina con “Drifting Away” que es otra excelsa muestra de pesadez y el lado “B” comienza con uno de los riffs más memorables de la banda: “Don’t Think It Matters”. Su riff es sólo comparable con el de “Paranoid” e igual de grandioso. La dupla Lancaster/Parfitt seguía dando música con que headbangear a sus seguidores y es algo que al día de hoy, les seguimos agradeciendo.

Rossi siempre tuvo una inclinación por la música country y nos muestra un poco de ella en “Fine Fine Fine”. Es un tema corto pero con un ritmo upbeat, fusionando las guitarras acústicas y eléctricas en un ritmo que los Hillbilly disfrutarán muchísimo. Pero para guitarras acústicas, no hay mejor muestra que “Lonely Man”, una de las composiciones más bellas de la banda y única del disco cantada por Rick Parfitt. Aquí la guitarra eléctrica está prácticamente ausente, exceptuando cuando Francis Rossi entra a desgarrar las cuerdas de su Telecaster en un solo excepcional. Habría que hacer un hincapié en las líricas que también son muy buenas, describiendo a una persona solitaria que no sabe aún lo que busca para ser feliz. Líricas que podrían aplicarse a la misma vida de Parfitt en esos tiempos: una vida llena de lujos y drogas pero que dentro de todo no lo hacían feliz. En fin, la canción queda como uno de los estandartes de la banda y de cómo una tema puede ser acústico sin perder nunca su filo.

La cereza del pastel siempre se guarda para el final: la épica [y cuando digo épica es con TODAS las letras de la palabra] “Slow Train”. Compuesta por Rossi y Young, la canción tiene tantos cambios de ritmos y todos encajan perfectamente. Empieza con un riff que imita el ritmo de un tren que comienza a avanzar para después entrar en el clásico shuffle de la banda [esta sección es la única que siguen tocando en los conciertos como parte de un “medley”] para después seguir con un riff que imita a un tren a toda velocidad. A partir de aquí se dan un respiro para poder empezar a lucir sus instrumentos: primero las guitarras que se sincronizan perfectamente en un ritmo que te puede sacar las lágrimas de lo brillante que es. Rossi y Parfitt hacen que cualquier dúo de guitarras [llámese Downing/Tipton o Collen/Clark] palidezcan. Cuando empiezan a tomar velocidad dejan que ahora sea turno de Coghlan en mostrar porque es uno de los mejores bateristas de todos los tiempos. El mini solo que se avienta es fenomenal, simple y demoledor a la vez. Y después todas estas emociones, se regresa al génesis, al ritmo con el que empezó la canción. Simplemente É-P-I-C-O.

Status Quo podrá ser la banda más subvaluada de todos los tiempos, pero eso no demerita su legado y estoy seguro que en el futuro se le valorará como debe. Por lo mientras escuchen este disco y descubran un nuevo mundo de verdadero Hard Rock.

LONG LIVE THE QUO. ACCEPT NO SUBSTITUTE!quo3

  1. “Backwater” (Parfitt, Lancaster) – 4:22
  2. “Just Take Me” (Rick Parfitt, Alan Lancaster) – 3:31
  3. “Break the Rules” (Rossi, Parfitt, Lancaster, Coghlan, Young) – 3:37
  4. “Drifting Away” (Rick Parfitt, Alan Lancaster) – 5:00
  5. “Don’t Think it Matters” (Rick Parfitt, Alan Lancaster) – 4:48
  6. “Fine Fine Fine” (Francis Rossi, Bob Young) – 2:31
  7. “Lonely Man” (Rick Parfitt, Alan Lancaster) – 5:05
  8. “Slow Train” (Francis Rossi, Bob Young) – 7:55
Redactores El Club Del Rock

Redactores El Club Del Rock

Grupo de colaboradores colombianos, méxicanos y argentinos de EL CLUB DEL ROCK.

1 Comment

  1. Martin Aparicio
    04/11/2015 at 12:06 am — Responder

    Una de las mejores bandas ….

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *