Universidad Católica del Perú prohíbe a Cavalera Conspiracy a presentarse en su local

Cavalera Conspiracy

Foto: Napalm Records.

Fui estudiante de la PUCP (Pontificia Universidad Católica del Perú). En sus aulas, a pesar de que muchos creían que éramos los más entregados a la iglesia, se hablaba de pluralidad: teníamos libertad de pensar, profesar la fe y creer en lo que quisiéramos. Recuerdo pasar por la capilla con un polo de Mayhem y tener profesores sacerdotes (era obligatorio llevar algún curso de teología) que eran mis amigos. El término “pluralismo” estuvo muy de moda cuando estudiantes, profesores y el personal administrativo nos enfrentamos a la cabeza de la iglesia católica en el Perú por motivos que involucraban intereses, no solo económicos, sino educativos.

La universidad siempre ha tratado, creo yo, de mostrar esa imagen: “tenemos las puertas abiertas a todos”.

Cavalera Conspiracy tenía todo cerrado para presentarse en el Centro de Convenciones Claro de Plaza San Miguel, que es administrado por la universidad, pero sorpresivamente y faltando tan poco para el concierto (a llevarse a cabo el 2 de junio) decidió no autorizar a la banda de los hermanos Cavalera a presentarse en dichas instalaciones. Los motivos los dieron en un correo que fue publicado por la producción del evento:

“La Universidad Católica considera que el evento Cavalera  no está en línea con la imagen que ellos quieren proyectar, por lo cual han denegado el permiso para realización de dicho evento en el Centro de Convenciones”.

La respuesta de la producción fue casi inmediata:

“Hace unas horas recibimos este correo de la administración del C.C. CLARO donde en otras palabras nos dicen que el metal no es “DIGNO” de su local.

El concierto de Cavalera Conspiracy NO SE CANCELA, ya estamos trabajando para que en las próximas horas podamos anunciar el nuevo lugar. MAX e IGOR CAVALERA SE PRESENTARÁN SI O SI PARA TODOS SUS FANÁTICOS QUE LOS HAN ESPERADO POR MÁS DE 30 AÑOS.

Fuera de las acciones legales que tomaremos, es triste que la UNIVERSIDAD CATÓLICA discrimine un género musical que une a tantas personas, por lo mismo, les pedimos que compartan este post para hacer escuchar nuestro llamado: EL METAL ES CULTURA SEÑORES!!!!!!!!!”

La universidad y cualquier entidad o persona está en su derecho de aceptar o cancelar lo que desee en sus instalaciones, pero aquí al parecer se está manejando un doble discurso o un simple malentendido. Recuerdo bandas de Black Metal que tocaron en lo que llamamos “la rotonda de letras”, un lugar de reunión, como una plazoleta, de alumnos y profesores. Recuerdo festivales gratuitos organizados por la misma universidad con bandas que podrían haber ido en contra de la imagen que ellos quieren proyectar. Recuerdo a grupos de compañeros satanizando el nombre de la primera autoridad católica del Perú. Todas esto porque la universidad da la imagen de pluralista y liberal y que en aquel entonces, cuando era estudiante, se avivó mucho más porque no queríamos que la iglesia tuviera más injerencia en nuestro centro de estudios.

¿Por qué cancelar un concierto de metal casi a última hora? La respuesta, imagino, puede estar en parte de la historia de los hermanos Cavalera.

Como se sabe, ellos son los miembros fundadores de la que es quizás la banda sudamericana más reconocida de metal: Sepultura. Hicieron escuelita e historia a fines de los ochenta y algunos años de los noventa, hasta que Max dejó la agrupación por problemas con los otros integrantes. Hablar de toda la historia sería caer en un juego de wikipedia, pero centrarnos en lo que pudo haber afectado a la decisión de los dueños del local, sí es necesario: hace unos años, Max aseguró estar 100% de acuerdo con la quema de iglesias que hizo Varg Vikernes en Noruega. Agregó además que él hubiera quemado todo: mezquitas, templos, todas las edificaciones religiosas. Tiempo después, aseguró que su punto de vista había cambiado y que aquello le resultaba “muy violento”. Las acciones de Vikernes son condenatorias, pero una persona que guste de su música no puede ser llamada abiertamente criminal, sino todos los que gustamos de Tolkien seríamos calificados de racistas. Las declaraciones de Max Cavalera responden a una entrevista en donde, dentro de muchas cosas, habló sobre su postura espiritual y política: aquella respuesta dista mucho de promover la quema de iglesias o el ataque a religiosos.

Existen varios puntos que tratar si es que es por esto que se ha negado la llegada a las instalaciones peruanas a la banda de los Cavalera:

La ideología de Max y que se ve claramente sobre todo en Soulfly (otra de sus bandas), está inspirada en Dios. Muchas veces él ha dicho que odia muchas religiones, pero que personas como Cristo lo inspiran. Menciona que Cristo estuvo rodeado de prostitutas, personas pobres, mendigos, desamparados; no de todas aquellas que se esconden en un hábito, pero en realidad tratan de venderlo con sus acciones. Cavalera se considera espiritual, no cristiano, porque eso haría que él se llene de todas esas creencias que conforman a personas de mentalidad cerrada. Es como en la música, menciona a personas que se cierran en sus gustos por un solo género; el prefiere tener la mente abierta para todo lo que pueda oír. Max habló sobre todo esto porque muchos consideraban a Soulfly una banda cristiana, por la lírica de las canciones.

Si bien no todos podemos compartir algunas cosas con lo que menciona, sí se puede notar que trata de mantener una mente abierta, aunque con muchas discrepancias con la religión y resaltando que haría lo mismo que Vikernes, habiendo mesurado su opinión luego.

¿Puede entenderse la posición de la universidad como una contradicción? O que simplemente se ciñeron a comentarios vertidos por el vocalista tiempo atrás y no evaluaron más la situación. Pese a todo esto, el evento ya tiene nuevo local y los productores lo anunciarán a la brevedad: no nos dejarán con las ganas de poder disfrutar del buen metal y de estos dos legendarios músicos brasileños que por años han llevado la bandera de Sudamérica por todo el mundo.

Es una cita imperdible este 2 de junio con el metal que tantos años nos ha acompañado y que por mucho tiempo hemos esperado.

Sigue a El Club Del Rock

G o o g l e

News
Salir de la versión móvil