Hace varios días (o semanas tal vez) les comentaba sobre aquellos hypes necesarios, o más bien, aquellas bandas con movimientos de prensa justificados, con el caso particular del debut de los canadienses Viet Cong. Aprovecharé la ocasión para hablar del otro lado de la moneda mediática de la música, aquel lado que le corresponde a las bandas que merecen tanta o más exposición pública que aquellas que o bien pertenecen a algún sello discográfico multinacional, o encandilaron a editores de sitios musicales masivos. Y el caso preciso a tratar aquí es el debut del grupo tucumano Senegal Grindcore Mafia, titulado Hay Daño En Casa.

Integrado por miembros de Los Random, Delphoz y Los Empleados, el cuarteto Senegal Grindcore Mafia matizan los elementos que hicieron la diferencia en estos grupos: la experimentación en tiempos y melodías, la contundencia de composición y las particulares visiones del metal que amalgama todo el sonido del grupo. Sí, son metal, pero parten de ahí para crear algo más, fuera de cualquier etiqueta. Y ahí está la mayor virtud del disco, que en sólo 5 canciones y más de 40 minutos condensan thrash, sludge, death y groove; miran sin problemas a la experimentación sonora y ofrecen una variante melódica y a la vez con muchísima sustancia de aquello que actualmente se conoce como metal extremo.

Vaya que este 2015 ha resultado prolífico para el metal, especialmente para aquellos grupos que se animan a borrar las barreras de las categorías. Ahí se elevaron hasta los cielos (¿o los infiernos?) trabajos como el Scar Sighted de Leviathan, The Crash And The Draw de Minsk, Exercises In Futility de Mgła o Enthrall To The Void Of Bliss de AEvangelist. Y es en ese mismo estilo sin denominaciones donde brillan las virtudes de Senegal Grindcore Mafia, con todos sus elementos a tope: una batería impiadosa y potente, un bajo omnipresente y con voz propia, guitarrazos que van desde lo accesible hasta lo brutal y una voz con un rango amplísimo que se acopla a las canciones como un elemento más cargado de personalidad e identidad única.

Sí, pareciera que no hay puntos en contra que mencionar para Hay Daño En Casa. Y honestamente, no seré yo quien los ponga. Con tan sólo cinco canciones en clave progresiva, Senegal Grindcore Mafia han logrado un trabajo redondísimo, de gran resultado y calidad en cada uno de los temas, lo suficientemente melódico para agradar al por mayor y poderosamente desafiante como para no ser un cúmulo de tracks de metal aleatorio. Inteligente, formidable, creativo, innovador, que incluso hasta crea clásicos como Toda La Grela o el inmenso Queme Oren, Hay Daño En Casa es un álbum estupendo por donde lo escuchen. El único problema con este disco es que no tiene la atención que se merece de los medios especializados, muchos de ellos obsesionados con el aburrido segundo disco de Noel Gallagher, el tacho de basura totali-pop de Coldplay o el comercialismo de Massacre.

¿Cómo debería cerrar una crítica de un álbum que para mí es prácticamente perfecto? Aconsejando que por nada del mundo se pierdan este trabajo. No importa si no está al lado del sinsentido de Myrkur, o copando titulares con Nightwish o, en el caso local, Mastifal y Rata Blanca. Dénse una oportunidad de llenar sus oídos de metal del bueno, ese que te deja descolocado, sin habla, sólo con la voluntad de poguear y romper tu cuello en el headbanging. Las portadas de revistas no siempre tienen la razón, las cámaras mucho menos. A lo mejor no estarán de acuerdo conmigo (lo cual es perfectamente válido) pero al menos comprueben ustedes mismas y ustedes mismos esto que les digo: Hay Daño En Casa es el mejor disco, en mi modesta opinión, que haya surgido de Argentina en este 2015.

Puntaje: 9,80

Sebastian Diaz Guevara

Sebastian Diaz Guevara

Servidor del rock desde mi vocación de Periodista. Seguidor de la buena música desde que Pink Floyd hizo estallar mis oídos. Fanático del metal, el punk, el rock en general, sin géneros ni categorías.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *