Una vez más la tan ansiada y soñada reunión de Led Zeppelin vuelve a frustrarse por decisión de su vocalista, Robert Plant. Lo que parecía ser el regreso del año, visto incluso con cierta simpatía por el propio Plant (aún cuando en ocasiones anteriores se rehusara a participar) no será posible porque el cantante rechazó la jugosa oferta monetaria. Para más detalles, esta suma alcanza la cifra de 800 millones de dólares.

Así es. Robert Plant rechazó 800 millones de dólares, que hubiese cobrado como parte del contrato para reunirse con Jimmy Page, John Paul Jones y el baterista Jason Bonham, hijo del legendario dueño de las baquetas en Led Zeppelin, John Bonham. Tal propuesta fue el ofrecimiento de Richard Branson, gerente de Virgin, que obtuvo el visto bueno de Page, Bonham y Jones, pero cuando llegó el turno de Plant, él pidió dos días más para pensarlo. Pasado ese plazo, dio a conocer que se negaba a participar del reencuentro de una de las bandas esenciales del rock.

La última vez que los miembros de Led Zeppelin se reunieron fue en 2007, durante el concierto tributo a Ahmet Ertegun, fundador del sello Atlantic Records, siendo esta la primera y hasta la fecha única ocasión en que la banda se reunió para dar un concierto completo después del fallecimiento de John Bonham. Luego de este concierto, la banda tuvo un ofrecimiento millonario para regresar de manera formal, pero Robert Plant fue quien dijo que no, después de haber afirmado que le gustaría volver a reunirse con sus viejos compañeros de banda, y dejando de lado 200 millones de dólares.

De todas maneras, Plant no tiene de qué preocuparse. Su más reciente disco solista, Lullaby and… The Ceaseless Roar, estrenado el 8 de septiembre de este año, ha tenido gran recepción de público y prensa, siendo mundialmente aclamado. Pero los fanáticos tendremos que seguir esperando aún más por el regreso de uno de los grupos más importantes de la historia de la música. Al menos, ya dejó claro que no se trata del dinero.