Síguenos para más rock

Críticas y opinión

Lemmy, un día después de su partida

Publicado

on

LemmyBass

¿Quién ganaría en una pelea entre Lemmy y Dios?… Si no sabes la respuesta a esta pregunta, tienes un enorme hueco en tu educación. Apenas el pasado 24 de diciembre estábamos celebrando el cumpleaños número 70 de uno de los últimos héroes del Rock y el Heavy Metal, deidad para la música pesada, la distorsión y todo el mundo en la escena punk y metalera. Apenas el día de ayer pasó lo impensable para muchos. Lemmy el indestructible, el inmortal; decidió consagra su leyenda y dejar este mundo.

Últimamente la salud de nuestro héroe se había visto mermada. Ya había sobrevivido a una cirugía a corazón abierto y otra para sanar su cadera, la cual se fracturó al caer en unas escaleras de un hotel por un supuesto incendio. Incluso tuvo que interrumpir y hasta cancelar algunos shows debido al cansancio que ya el As de Espadas resentía. Quizá uno de los golpes más fuertes fue que por indicaciones médicas, tuvo que dejar de beber su amado Jack Daniel’s y cambiar al Vodka.

Todos esos avisos llegaron a cuenta gotas desde hace unos años, y no quisimos verlos, ponerles la atención debida. ¿Y cómo? si Lemmy es Dios, La Verruga que no se arruga (según el gurú Iván Nieblas El Patas), era más fácil ver nuestra muerte y decadencia antes que la de Lemmy. Porque a eso nos tenía acostumbrados. Lemmy siempre fue el auténtico Badass, siempre con un cigarro en la boca y su Jackie en la mano o mientras nos disparaba con su mítico bajo, y eso sí; siempre con un ejército de groupies detrás de él. El Rock and Roll en persona.

Lemmy de joven. Foto: Tomada del sitio favimages.com

Lemmy de joven. Foto: Tomada del sitio favimages.com.

Lemmy era magia, sin duda. Recuerdo que hace un par de años, la segunda venida de Dios a México se había anunciado con mucho entusiasmo para el Hell & Heaven en su edición 2013, iba a celebrarse en Guadalajara. Todos los capitalinos no podíamos concebirlo, ¿cómo Motörhead no iba a visitar a la ahora Ciudad de México? La economía de su servibar era peor que la de estos días y por un momento y con mucha tristeza aceptó que no iba a poder ver a Lemmy.

Afortunadamente, días después se anunció el Force Fest 2013. Bandas como Testament, Moonspell, Suicidal Tendencies, Haggard y Anthrax estarían encabezadas por Motörhead en el Palacio de los Deportes. La fecha, viernes 17 de mayo. Ya saben, el típico “¡Vamos a ver a Motörhead!” con la pandilla. Sólo mi amigo Emmanuel se veía serio para esa encomienda. El día estaba por llegar y el único problema que quedaba para ir al Force Fest era la falta de dinero en nuestras carteras.

Cartel del Force Fest 2013. Foto: Tomada de Facebook.

Cartel del Force Fest 2013. Foto: Tomada de Facebook.

Llegó la mañana de ese viernes, en aquella época vivía en estado zombie ya que trabajaba en una agencia de monitoreo de medios con un horario de 3:30 AM a 10:30 AM. Llegué a mi cueva muy cansado y conforme veía los anuncios del concierto menos podía dormir. Fue entonces que comencé a hablar con Emmanuel y le dije: “¿Entonces qué onda, vamos a ir a Motörhead o no?”. Él contestó fríamente: “No creo amigo, apenas hoy entré de vacaciones y no creo que me den permiso, además no tengo dinero.”, yo respondí tristemente: “¡Sí ya sé!, maldita pobreza…”.

Dejé la conversación por un instante, no sé por qué de la nada, como un rayo directo a mis tímpanos se escuchó la voz aguardientosa de Lemmy, simplemente decía: “The Ace of Spades… The Ace of Spades!”. Inmediatamente tomé mi celular y le escribí a Emmanuel: “Entonces, ¿en serio no vamos a ir?”, él dijo: “No creo…”. Entonces escribí lo que Dios Lemmy me decía al oído: “The Ace of Spades… The Ace of Spades!”. Inmediatamente mi amigo contestó: “¡Chingue su madre vamos a ver a Motörhead!”. Total, el dinero va y viene.

Emmanuel le dijo a su jefe que tenía que salir temprano porque tenía una “Obligación Musical”, yo me llené de Coca Cola y Cafiaspirinas aderezadas con Red Bull para poder aguantar la jornada. No alcanzamos boletos de donde queríamos, pero pudimos entrar. Antes, todos nerds compramos la misma playera, con el diseño del Jack Daniel’s pero con el logo de Motörhead y la información de la banda.

Lemmy y su Jack Daniel's. Foto: Tomada del sitio hornsuprocks.com.

Lemmy y su Jack Daniel's. Foto: Tomada del sitio hornsuprocks.com.

Debo de decir que ese día la logística era un verdadero desastre. las bandas llevaban un atraso de una hora (pero gracias a eso no habíamos perdido muchos actos), hacía demasiado calor adentro del domo de cobre y peor aún, el ingeniero de audio tenía muchos problemas para ecualizar decentemente… pero ahí estábamos al pie del cañón.

Mientras el crew hacía el cambio de escenario y los respectivos soundchecks, ya saben, mi amigo y yo platicábamos tonterías. Emmanuel, fiel a su estilo, hizo un comentario que, como siempre; hizo que muchos nos vieran feo al momento: “Espero que si suene chido y demás. El otro día estaba viendo un video, ¡y ya no se le entiende ni madres de lo que canta!”, acto seguido balbuceó unas cuantas cosas y después dijo The Ace of Spades!, lo bueno es que terminó su comentario afirmando que a Lemmy se le perdonaba lo que fuera.

Por otro lado, yo le hice una brillante pregunta: ¿Quién es mejor, Lemmy u Ozzy? Emmanuel terminó diciendo que a Ozzy lo mueve su esposa, en todos los sentidos de su vida, y Lemmy seguía siendo un cabrón (ahí se los dejo de tarea).

Ozzy pasando el rato con Lemmy. Foto: Tomada de la cuenta oficial de Twitter de Ozzy Osbourne.

Ozzy pasando el rato con Lemmy. Foto: Tomada de la cuenta oficial de Twitter de Ozzy Osbourne.

Al poco rato, nuestra amiga Claudia, quien no pudo asistir al concierto, nos mandó una foto de ella con Dios Lemmy justo al momento que él y su acompañante, una mujer de color de buen ver se subían a la camioneta que los llevaría al Palacio. Claudia nos contó que cuando salió apenas si pudo dar unos autógrafos, gracias a que la gente de seguridad apenas si dejaba acercar a la gente, fotos menos. Pero cuando abordó la camioneta ella se acercó con su cámara y Lemmy simplemente posó…

Lemmy y Clau López, la única fan que pudo sacarle una foto a Lemmy en México saliendo de su hotel rumbo al concierto. Foto: Tomada de la cuenta de Facebook personal de Clau López.

Lemmy y Clau López, la única fan que pudo sacarle una foto a Lemmy en México saliendo de su hotel rumbo al concierto.
Foto: Tomada de la cuenta de Facebook personal de Clau López.

¿Qué les puedo decir del concierto? Simplemente fue magistral, en efecto; a Lemmy casi no se le entendía nada, obviamente por su edad y por ese acento tan marcado y gangoso que lo distinguía. Vivir con las monedas contadas e ir a trabajar aún más cansado de lo acostumbrado valió la pena como no tienen idea, escucharlo con ese énfasis a cada momento de gritar Rock and Roll! y disparar desde el escenario con su bajo, fue invaluable. Prometimos que para la próxima visita no faltaríamos y estaríamos mejor ubicados.

Es impresionante ver cómo todos lloramos a Lemmy, el luto va desde el mismísimo Ozzy Osbourne, Metallica quienes son fans from hell de Dios Lemmy, Sepultura, Tom Morello, Phil Anselmo, Nikki Six, Dave Mustaine, Dave Navarro, Anthrax, Billy Idol, King Diamond… y la lista sigue. Supongo que sus timelines, así como el mío están inundados de tributos, recuerdos y el pésame por Lemmy.

Y es que sí, Lemmy era Dios. Y tocó e influyó a muchos durante su vida, y humilde a fin de cuentas, ya que musicalmente colaboró con muchos de sus fans, como en Probot; proyecto del que siempre aparece en todos lados Dave Grohl, o las ocasiones que tocó con varios grupos, como con Metallica, quienes en 1995 hicieron un cover de Overkill que la verdad es muy de mi agrado.

Tan querido que siempre en sus fiestas de cumpleaños muchos de  sus invitados tocaban para él. Slash, Duff McKagan, Matt Sorum, Gilby Clarke, Billy Idol, Sebastian Bach, Robert Trujillo, Zakk Wylde, Scott Ian y Charlie Betante fueron los encargados del performance para Dios el pasado 13 de diciembre en el Whisky A Go Go de Los Ángeles.

Ian Fraser Lemmy Kilmister tuvo su primer contacto con el mundo de la música al ser parte de bandas como Sam Gopal, The Rockin’ Vickers y ser road crew de Jimmy Hendrix, aunque cuando empezó a ganar notoriedad fue cuando formó parte del grupo Hawkwind al cual abandonó digamos por “diferencias artísticas”. Creó una nueva banda, a la cual bautizó como Motörhead (nombre de la última canción que compuso con Hawkwind), banda seminal y piedra angular del Punk, Heavy Metal, Hard Rock y el Metal. Lo demás es historia.

Lemmy y su séquito.

Lemmy y su séquito.

Al momento de redactar estas escuetas líneas, me encontraba escuchando un especial por la muerte de Lemmy en la radio local. Hubo un invitado sorpresa, el Road Manager de Motörhead, orgullosamente mexicano, quien contó que el fin de semana pasado a Lemmy se le había encontrado y diagnosticado cáncer, el cual lo tenía esparcido en todo su cuerpo y ya estaba en etapa terminal. En sus palabras, Lemmy fue un hombre al que nunca le gustó esconderse y quería que el mundo supiera de su nueva enfermedad y daría una conferencia para dar la noticia, dos días después murió. Motörhead ya tenía agendas fechas para un tour en enero.

Lemmy nos dejó un amplio legado musical. Tres discos con The Rockin’ Vickers, cinco con Hawkwind (en caso de fallar en los cálculos, háganoslo saber para su respectiva corrección). Y 22 álbumes de estudio, 10 en vivo, siete recopilatorios y ocho dvds con Motörhead. No olvidemos que también tiene un documental, el cual está muy bueno, no dejen de verlo.

Ian Fraser Lemmy Kilmister. Foto: Tomada del sitio ultimateclassicrock.com, autoría de Jo Hale/Getty Images.

Ian Fraser Lemmy Kilmister. Foto: Tomada del sitio ultimateclassicrock.com, autoría de Jo Hale/Getty Images.

El mundo definitivamente cambió después de la tarde del 28 de diciembre de 2015. Ahora te queda parrandear y rockera junto a Phil Philty Animal Taylor, Ronnie James Dio, Dimebag Darrell, tu ídolo John Lennon y muchos otros que ya se nos adelantaron. Día de los Inocentes para muchos que vivimos en América Latina y simplemente creíamos que la muerte de Lemmy era una broma de mal gusto. No pudiste irte en otro día, ya que junto a ti, el más loquillo de nosotros resulta ser un pobre inocente…

¿Quién ganaría en una pelea entre Lemmy y Dios?… ¡Nadie!, porque Lemmy es Dios

Dame un par de audífonos y llego a donde sea... "I believe whatever doesn't kill you, simply makes you ... stranger!".

2 Comments

2 Comments

  1. Enrique

    29/12/2015 at 1:47 pm

    Excelente artículo despidiendo a alguien que solo se fue físicamente. Su influencia esta viva y lo estará en muchas bandas.

  2. carolina rosales

    29/12/2015 at 9:34 am

    un genio ! buen viaje #Lemmy querido #Motohead

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Críticas y opinión

Solo muere quien se olvida: 10 canciones para recordar a Eddie Van Halen

Publicado

on

b9a6b3e7 eddie van halen

El mundo de la música se paralizó hace unas horas con la noticia del deceso de Eddie Van Halen. El cáncer se llevó a aquel chico de Ámsterdam que revolucionaría el rock con ese talento casi divino con la guitarra.

Hijo de músicos, formó en 1972 junto a su hermano Alex la banda Van Halen. Fueron los que convirtieron a California en la nueva capital mundial del rock. Se podría decir que gracias a ellos el rock terminó por convertirse en el género más popular del mundo y le pusieron la banda sonora a la década más entrañable de la historia: los ochentas.

Esto no es más que una recapitulación de 10 temas indispensables para conocer su trayectoria, legado y entender porque su partida sacudió al mundo:

  1. Jump

No podríamos dejar de lado este tremendo clásico y quizá el tema más representativo de su banda. Es Jump todo lo que necesitabas saber para ponerte a hacer rock.

  1. Hot for teacher

Este es un capricho personal, pero no deja de ser una de las piezas más representativas de la banda. Como comenté antes, es Van Halen el prototipo de todo lo que sería luego el Glam Metal. El rock jamás había sonado (y visto) tan sexual, y eso era genial.

  1. You really got me

Esta versión del clásico de The Kinks permitió a Van Halen mostrarse al mundo. La voz de David Lee Roth, pero sobre todo la guitarra de Eddie, suenan especialmente increíbles esta vez.

  1. Eruption

Demasiado se puede hablar de esta obra del disco homónimo de la banda. Pero me quedo con su versión en vivo, que, si bien es tan espectacular como en otros temas, el misticismo que emana esta versión en particular es totalmente envolvente. Una droga auditiva en todo el sentido de la palabra.

  1. Panama

Lo sigo repitiendo. Es gran culpable Van Halen de que el rock se haya vuelto el más popular del mundo en su momento. Esta pieza del álbum 1984 fue top mundial y marcó el estilo de vida anhelado por los jóvenes de la época.

  1. Dance the night away

Quizá el single más melódico de la banda. Se puede percibir toda la influencia recibida del hard rock inglés.

  1. Sunshine of your love

Y si hablamos de influencias musicales, no podría dejar pasar este tremendo clásico escondido. Una performance del mismísimo Eddie haciendo un cover al tema más representativo de Cream, una banda que lo marcó de por vida.

 

  1. The Top Gun theme

Eddie ha participado en innumerables proyectos, y el cine no le fue ajeno tampoco. Uno de los soundtracks más entrañables fue interpretado por él. Una exquisitez por donde se le escuche.

  1. Beat it

Media hora en un estudio de grabación y directo al disco. ¿El resultado? Uno de los mejores riffs y solos de todos los tiempos.

  1. Runnin’ with the devil

El primer single del primer álbum. En otras palabras, el tema que lo inició todo. Catalogada como una de las canciones más grandiosas de todos los tiempos, Runnin’ with the devil es con la que me quedo para recordar al gran Eddie. Gracias por todo.

Continue Reading