¿Por qué demonios no te has quedado?, grito Courtney Love en el homenaje celebrado tras cumplirse 20 años desde la muerte de su marido,  un evento que golpeo el mundo de la música y que aun ha dejado en sus seguidores  la misma sensación.

Con motivo del aniversario de su fallecimiento son diversas las iniciativas las que intentan rendir homenaje a la vida y obra de quien es considerado por muchos de nosotros como una figura imprescindible en la historia de la música de los años 90, icono de la que posteriormente sería llamada la generación X, un mito que trasciende más allá de solo gustos musicales o afinidad por uno u otro género, pues cuando hablamos de Kurt Cobain no solo hablamos de Grunge, sino de una lucha interna y externa, hablamos de locura y pasión por el arte, una vida de malas decisiones y pruebas difíciles, drogadicción y un intento desesperado de escapar, un mundo de contradicciones que dejarían marcadas a toda una generación.

 

Golpeado desde su infancia por diversos traumas y problemas de salud, marcado por el temprano divorcio de sus padres e inseguro socialmente, así de dura comenzó su temprana vida y se desarrollaría envuelta en un malditismo que terminaría en tragedia en lo que parecería ser una suerte de crónica de muerte anunciada, pero no todo en Cobain llamaba a la muerte pues también sería su forma de expresarse y su lucha contra la sociedad la que luego conduciría a quienes hoy lo llevan impreso en una camiseta a interpretar el mundo de otra forma.

Si hablamos de rendirle homenaje podemos hablar de muchas cosas, por ejemplo de una extensa colección literaria alrededor de la figura del líder de Nirvana, desde la publicación de sus “Diarios Inéditos” en el 2003 a la biografía “Heavier the Heaven” en la que Charles Cross tuvo acceso a la correspondencia personal de Kurt Cobain  y más de 400 testimonios para construir un relato íntimo y estremecedor, no olvidemos tampoco el comic “Kurt Cobain: El ángel errático”, la colección de artículos “El enigma de Kurt Cobain”  , “Cobain íntimo” , “La muerte de Kurt Cobain” y así podríamos seguir enumerando muchos más pero no solo de literatura vive el mito , el director Gus Vans Sant retrato los últimos días del líder de nirvana en la película “The Last Days” en el 2005 y el peculiar documental “Kurt Cobain: About a Son” (el cual por cierto es muy bueno)  que se estrenó en Toronto y gano el festival In-Edit.

Soy demasiado errático y lunático y ya no me queda pasión. Recuerden, es mejor arder que apagarse lentamente. Paz, amor, empatía. Kurt Cobain.

Erick Sanchez De la Cruz

Erick Sanchez De la Cruz

Fotógrafo peruano - apasionado por el marketing y la publicidad digital.