Al mismo estilo de los realities latinos de imitación como “Yo soy” o “Mi Nombre Es…”, el cantante pop, Justin Bieber, se disfrazó de la leyenda del Heavy Metal, Ozzy Osbourne, e interpretó el clásico tema “Crazy Train”.

Esto sucedió en el programa de televisión “Lip Sync Seattle”, en donde Bieber no lo pensó dos veces y se puso peluca, un traje completamente negro y mucho delineador para dar vida al vocalista de Black Sabbath.

Recordemos que al parecer a Justin Bieber le gusta provocar a los fans del Heavy Metal ya que una vez comentó que la voz de Megadeth, Dave Mustaine, le parecía como si al cantar, se estuviera lamentando, y meses más tarde versionó a un particular estilo el clásico tema de Metallica “Nothing Else Matters”.

Y a ti ¿Que te pareció la imitación? por mi parte, y en honor a la verdad, no lo hace muy mal que digamos. El video tras el salto.