Hell and Heaven – día 2: ¡Así fue el espectacular show de Judas Priest y Slipknot!

Continuando con el segundo día del festival, muchas más bandas se dieron a conocer y dejaron todo listo para disfrutar de Judas Priest y Slipknot en la edición 2022 del Hell and Heaven

f6586601 coreytaylor hh22

Después de una primera jornada llena de emociones en el Hell and Heaven, llegó el sábado para continuar con este extenso y frenético festival. Ubon y Artillería iniciaron el segundo día del festival a las 12:10 p.m. Sin embargo, no pude entrar al recinto hasta la 1:50 p.m., debido al tráfico y la inmensa fila, donde me di cuenta de que había muchísimos extranjeros presentes, dejando entrever la magnitud del evento.

Al ingresar, me dirigí al Negra Modelo Stage, donde recién acababa de empezar a tocar Todos los Muertos, banda de Tamaulipas que resalta muchísimo por sus letras que plasman todas las injusticias, desigualdad social y abuso de poder existente en México. No pretenden ser una odisea musical, pero sí darle voz y visibilidad a los oprimidos. Realmente me pareció una banda muy interesante y con ideales muy firmes.

Después del duro golpe de realidad con Todos los Muertos, me cambié al Trve Stage para ver un rato a Deströyer 666, banda australiana que traía un buen ambiente a pesar de no tener muchos oyentes. Rondando las 2:15 p.m., fui al Hell Stage para hacerme de un lugar al frente como el día anterior. Sin embargo, no logré la hazaña y opté por sentarme un poco más atrás para ya disfrutar del poco tiempo que le quedaba a S7N en el escenario.

15 minutos fueron suficientes para que S7N hiciera moverse a todos sus espectadores. Cerca del final, Mao Kanto, vocalista de la banda, bajó a cantar con la audiencia y a abrazarse con los fanáticos. El ambiente se puso muy bueno en ese momento.

Al finalizar, en el escenario vecino se plantaron Los Viejos a tocar música extrañamente divertida y disfrutable. Con una guitarra muy afilada, voces cascadísimas y una batería aplastante y estridente, el dúo de Los Viejos mantuvieron entretenidos a todos los que estaban presentes, brindando un excelente performance por media hora.

En punto de las 3:00 p.m. saltó a escena Corrosion of Conformity, que abrió con Bottom Feeder (El que come abajo) para dar cátedra con su Heavy Metal ochentero. Aunque su presentación fue algo corta, ya que únicamente tocaron 4 canciones, fue más que suficiente para demostrar todo su talento y dejar en claro que siguen estando vigentes.

Corrosion of Conformity | Foto Raquel Coss
Corrosion of Conformity | Foto Raquel Coss

Al finalizar, Pain se plantó en el Heaven Stage con un sonido muy industrial, parecido a Nine Inch Nails. Honestamente, desconocía por completo a la banda, pero fue una grata sorpresa descubrirlos. Posteriormente, ill niño actuó en el Hell Stage y enseguida, Heaven Shall Burn hicieron lo propio en el Heaven Stage. Ambas bandas me parecieron muy valiosas, a pesar de no contar con una gran cantidad de público.

Pain | Foto Raquel Coss

Por fortuna, los escenarios comenzaron a llenarse cerca de las 6:00 p.m., aunque mucha gente permanecía sentada esperando a los headliners. De cualquier forma, Kittie se plantó en el Hell Stage. Sin embargo, las chicas que conforman la banda sufrieron de problemas técnicos, ya que no se escuchaba nada al inicio de su presentación. Tristemente, este tipo de cuestiones estarían presentes en el resto del festival.

Kittie | Foto Raquel Coss
Kittie | Foto Raquel Coss

Y es que, en la siguiente presentación, con los polacos Behemoth en el Heaven Stage, el sonido nuevamente dio fallas, aunque menos notorias que con Kittie. Puesto que, a mi parecer, sonaban extremadamente fuerte, aunque poco a poco se fue nivelando la situación. Fuera de ello, la actuación de la banda fue tan imponente como aplastante, dejando un excelente ánimo en los espectadores.

Behemoth | Foto Raquel Coss

Siguiendo con la inercia anímica que dejó Behemoth, en el escenario vecino apareció Architetcs con un sonido más contemporáneo, semejante a las propuestas de BMTH o Motionless In White. Por fortuna, todo estuvo impecable, sobre todo la calidad vocal de Sam Carter. Abrieron con Deep Fake y Tear Gas, piezas de su más reciente álbum.

Después de Architects era turno de Trivium, una de mis bandas favoritas, por lo que tenía unas ganas tremendas de verlos. Sin embargo, su presentación dejó un sabor agridulce, debido a los graves problemas técnicos. Hasta antes de Trivium, el festival se había desarrollado bien, pues todas las fallas que habían sucedido se encontraban dentro del margen de tolerancia que uno presupone cuando asiste a este tipo de eventos.

Fenomenal actuación de Architects en el segundo día del festival. Foto cortesía del HH2022

Trivium inició con In the Court of the Dragon, tema que le da nombre a su último álbum de estudio. Al finalizar la canción, intentaron tocar Into the Mouth of Hell We March, pero tuvieron que detenerse poco antes de la mitad, ya que los problemas técnicos aparecieron. Errores con los altavoces frontales, con los micrófonos, y con la guitarra y los in ears de Matt Heafy provocaron el descontento del vocalista y de los oyentes.

Bendito sea Dios que Matt Heafy es un gran ser humano y no perdió la cordura, pues el vocalista en todo momento pedía disculpas ante la audiencia y estuvo muy al pendiente del equipo técnico para darle solución a los problemas. Es así como después de todo el caos, la banda se despidió de gran manera con Strife e In Waves.

Definitivamente, Trivium dio un gran show a pesar de todos los problemas en contra. Se debe aplaudir la entrega y profesionalismo de la banda, ya que en todo momento hicieron todo lo posible para sacar adelante este concierto. También he de reconocer la entrega del público, que no permitió que los fallos técnicos fueran un impedimento para disfrutar de esta increíble banda.

Después del sabor agridulce vivido en el escenario vecino, tuve que enfrentarme a un gran dilema: ¿Ver a Bad Religion o ver a Judas Priest? Tenía muchas ganas de ver a ambas banda, sin embargo, me decanté por presenciar en carne propia a una de las mejores bandas de la historia.

Bad Religion | Foto Raquel Coss

El espectacular show de Judas Priest y Slipknot en el Hell and Heaven 2022

Así pues, llegó Judas Priest al Hell Stage para calmar las ansias y puso a todo mundo de pie para corear sus míticas canciones, pese al frío mortal. En un ambiente más tranquilo, el Metal God, Rob Halford, demostró por qué es que sigue siendo uno de los mejores vocalistas en la actualidad. Los 71 años solo se le notan en el físico, porque vocalmente sigue dando las mismas notas altas que en los años 70 y 80.

Una de los momentos más divertidos y efusivos de la presentación, fue cuando el señor Halford estuvo jugando con la audiencia. Simplemente fue todo un honor y una gozada el poder disfrutar, no solo de una de mis bandas favoritas, sino de una de las más grandes e influyentes en toda la historia del rock y metal, y que además este año cumple 50 años de trayectoria.

Judas Priest | Foto Raquel Coss

Si bien a nivel auditivo, estuvo correcto y bien ejecutado, tanto el equipo técnico como los mismos músicos, sí que existió un problema, sutil, pero ahí estaba. Se trata de la pantalla que estaba detrás de la batería, ya que nunca encendió y cuando se intentó, solo dio más problemas, por lo que prácticamente esa pantalla estuvo inoperante durante la presentación de Judas Priest.

Judas Priest | Foto Raquel Coss

Priest se despidió con Living After Midnight para cederle el resto de la noche a Slipknot, otro de mis grupos preferidos. Los de Iowa iniciaron con Disasterpiece y después con Wait and Bleed acompañados de un público totalmente eufórico y expectante. El uso de pirotecnia y el show que traía Michael Pfaff y Sid Wilson le daban un valor añadido muy grande a todo el espectáculo audiovisual.

No obstante, quien se robó la noche, sin lugar a duda, fue el grandísimo Corey Taylor. No solo por el espectacular performance que estaba dando, sino también porque la dinámica entre él y la audiencia fue única, además del increíble esfuerzo de Taylor por tratar de comunicarse en español. Creo que más de uno se erizó y gritó cuando el buen Corey nos llamó parte de su familia

Su personalidad, cariño y amor por la audiencia mexicana aportó muchísimo, pues realmente se sentía como algo genuino. Para mí, la mezcla de todos estos elementos dio como resultado una de las mejores presentaciones de Slipknot en tierras mexicanas. Todo ese furor hacía olvidarse por completo del frío criminal y las fallas técnicas en los shows previos. El recital estuvo para disfrutar y olvidarse de lo demás.

En una majestuosa presentación, Corey Taylor de Slipknot se llevó los aplausos del público mexicano. Foto cortesía HH2022

Así pues, terminó la segunda fecha del Hell and Heaven Metal Fest. De manera general, diré que no fue un mal día, pero sí el más flojo de los tres, ya que empezó de menos a más, hasta terminar con todo con Judas Priest y Slipknot. Sin embargo, los errores técnicos y el caos para entrar y salir afectaron la buena experiencia que estaba dando el festival.

¿Te lo perdiste? Pantera regresó a los escenarios, acompañados por varias bandas más durante el primer día del HH22 

Sigue a El Club Del Rock

G o o g l e

News
Salir de la versión móvil