Tras un suceso impactante surgen siempre rumores, mitos, y por supuesto teorías de conspiración que van más allá de la comprensión de cualquier persona.

Recientemente murieron en extrañas circunstancias dos influyentes y queridos músicos de la escena rockera mundial.

Primero falleció Chris Cornell en un momento que nadie esperaba, y es complicado de asimilar hasta el día de hoy.

La primera gran coincidencia. Poco tiempo después Chester Bennington se quitaba la vida ahorcándose (según los forenses)  el mismo día que Chris Cornell cumpliría años.

A partir de ahora, todo son especulaciones que han ido creciendo alentadas por ciertos medios independientes, que con justa razón atañen el trágico final de estos artistas a alguna entidad del gobierno, o de medio poderoso.

Hay teorías de todo tipo. Desde que fueron eliminados por fanáticos de su música hasta una teoría basada en el abuso sexual del que fuera victima Chester Bennington cuando era niño. Según esta última teoría ambos fueron “eliminados” por descubrir una red de pederastas en el círculo musical y espectáculos.

Es momento de acabar con esto, y dejarlos descansar en paz. Si su muerte fue planeada por terceros en algún momento, como todo, se llegará a saber.