Ya pasaron ocho meses desde que Lemmy Kilmister, mejor conocido como el Dios del Rock y que contra todo pronóstico, nos abandonara y pasara al siguiente plano astral dejando atrás un enorme hueco en la escena cultural y musical en todo el mundo, infinidad de homenajes se han realizado desde ese fatídico 28 de diciembre de 2015, pero quizá este último sea uno de los más emotivos, la develación de una estatua de tamaño real del propio Lemmy.

Hace algunos días, en medio de una ceremonia a la que acudieron familiares, amigos y fanáticos de quién en algún momento se creyera inmortal se reunieron en el Rainbow Bar & Grill, lugar favorito de Lemmy para echarse un Jack Daniel’s de vez en cuando, ubicado en Los Ángeles, California.

Travis Moore, artista oriundo de la ciudad; fue el encargado de crear la estatua de Lemmy, la cual por las imágenes podemos apreciar que quedó casi idéntica y que representa a Kilmister en una etapa madura, pero con toda la actitud que lo caracterizó y convirtió en uno de los referentes del Rock y el Metal.

Todd Singerman, quien fuera el manager de la ya diluida Mötorhead, comentó que ni él ni los miembros de la banda tuvieron algo que ver con la creación de la estatua, al contrario, los recursos provinieron de una colecta organizada por los propios seguidores de la banda y de su legendario frontman.

Las donaciones fueron tantas que, el dinero que sobró le fue entregado a Wendy Dio, viuda del otro legendario Ronnie James Dio, quien recibió las donaciones extra a nombre de su fundación contra el cáncer.

También entre los invitados especiales estuvieron, la familia Maglieri (dueños del Rainbow); Pascal, quien fuera el fabricante de las famosas botas de Kilmister; y  Cheryl, la eterna novia del Dios del Rock. Al momento que Cheryl tomó la palabra en la ceremonia, dio el que quizá sea el discurso más emotivo en torno a Lemmy en mucho tiempo.

“Lo más importante para mí es que todos ustedes están aquí, entonces voy a pedirles a todos que me acompañen en esto. Todo el que sostenga un trago, ¡levántelo!”, mencionó Cheryl, mientras los cantos de “¡Lemmy, Lemmy!” inundaron el Rainbow.

En el evento, a parte de la develación de la estatua, en la parte trasera del lugar  también se montó una pequeña exposición de Lemmy, donde se pudieron apreciar algunas fotos y los asistentes tuvieron la oportunidad de comprar algo del arte que Todd Singerman realizó acerca de Kilmister.

Ya pasaron ocho meses y pareciera que es una mentira, que Lemmy sigue vivo al frente de Mötorhead, disparándonos a todos con su bajo, pero no, se fue. Se fue sólo para hacer aún más grande su leyenda. ¡Larga vida al Ace of Spades!

Lemmy inmortalizado en el Rainbow. Foto: tomada del sitio www.vulture.com.

Lemmy inmortalizado en el Rainbow.
Foto: tomada del sitio www.vulture.com.

Oscar Cruz

Oscar Cruz

Dame un par de audífonos y llego a donde sea...
"I believe whatever doesn't kill you, simply makes you ... stranger!".

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *