En el día de ayer, Argentina conmemoró un nuevo aniversario del inicio de la más cruel y sangrienta dictadura que hubo en el país. No fue un año cualquiera, porque en este 2016 se cuentan 40 años desde aquel fatídico 24 de marzo de 1976, día en que María Estela ‘Isabelita’ Martínez de Perón, en ejercicio del poder, fue derrocada por los tiranos armados (por decirlo livianamente) al mando de Jorge Videla. El terror, la muerte indiscriminada, los secuestros y desapariciones poblaron las calles, llevando a su cúlmine la violenta década del país, que comenzó bajo gobiernos militares antipopulares, tuvo un brevísimo período de democracia con Cámpora y Perón, y finalmente terminó con una escalada de horror dirigida desde el mismo Estado.

Muy pocas eran las voces que se alzaban durante el trágico período de los uniformes asesinos. Las palabras de resistencia y rebeldía llegaron, entre otras formas, desde el rock. Bajo expresiones veladas, eufemismos o metáforas, o incluso en el exilio, se gestaron canciones que sirvieron para dar cuenta de la infame situación de la época dictatorial. En este espacio, haremos una pequeña selección de canciones que retrataron un período que marcó a fuego la historia argentina. Claro, podrían ser muchísimas más que las elegidas aquí, pero hay que tener en cuenta que la música de resistencia de aquellos tiempos se cuenta por horas. A través del rock, continúa la lucha por Memoria, Verdad y Justicia.

Canción de Alicia en el País – Serú Girán

No podría iniciarse ninguna recopilación de temas sobre la dictadura sin hacer referencia a uno de los clásicos imperecederos de la época. Con los militares aún en el poder, Serú Girán publicó en 1980 Canción de Alicia en el País, un manifiesto de durísima crítica, que para sortear la censura, tuvo que valerse de metáforas alusivas al conocido libro ‘Alicia en el país de las maravillas’. Claro está, la Argentina no era ningún país de maravillas, y frases como ‘Los inocentes son los culpables, dice su señoría, el Rey de Espadas’ retratan a la perfección el doloroso autoritarismo que se vivió por aquellos días.

2 de Abril – Attaque 77

Uno de los hechos por los que se recuerda a la dictadura es por la Guerra de Malvinas. Aquel patético manotazo de ahogado, que llevó a las armas a jóvenes, muchos sin entrenamiento o sin elementos para combatir, no sólo terminó en la rendición ante Inglaterra, sino con el triste resultado de 649 soldados argentinos muertos para sostener un decadente régimen militar. Las secuelas de la guerra, la ‘desmalvinización’ que sufrieron los sobrevivientes, el olvido estatal al que fueron sometidos al llegar al país y la soledad de quienes fueron a dejar hasta la vida para defender el suelo argentino, fueron parte de esta canción de Attaque 77, presente en el disco Amén de 1995.

Estado de Coma – Invisible

Creado por una de las múltiples encarnaciones musicales del maestro Luis Alberto Spinetta, y publicado tres años antes del ascenso de la última dictadura, el simple Estado de Coma profetizaría de manera poética el caos social que llegaría con Videla y demás fascistas. Ni siquiera su cara B, Elementales Leches, se salvó de la censura de la Junta Militar.

Represión – Los Violadores

Al calor de nuevos aires democráticos, lograron gran repercusión géneros más contestatarios como el heavy metal y el punk en la Argentina, tras años signados por la experiencia hippie y estilos progresivos en el rock. A pesar de que finalmente en 1983 la dictadura tocó fondo y se regresó a la democracia, Los Violadores no tuvieron un inicio fácil en el circuito musical aún manipulado por militares. Los primeros duros años para la banda punk fueron plasmados en Represión, literal declaración de la realidad social controlada por los uniformados.

Desapariciones – Los Fabulosos Cadillacs

La trama de un control militar no fue exclusivo de Argentina. El Plan Cóndor, operación craneada desde los Estados Unidos para acabar con la supuesta amenaza del comunismo en toda América Latina, la marcó profundamente. Es por eso que esta canción, originalmente de Rubén Blades, aplica perfectamente para conocer qué pasó en nuestro país. Los hechos narrados por Blades hablan por sí solos, y la interpretación de los Cadillacs acerca de manera afilada las letras a nuestra historia, que fue la de toda una región.

Encuentro con el Diablo – Serú Girán

Año 1979. Convencidos de que un acercamiento a la cultura popular les daría una mejor llegada al pueblo argentino, la Junta Militar a cargo del dictador Viola organizó una reunión con varios músicos reconocidos del momento, con el objetivo de que apoyaran a la dictadura. De aquel momento surgió esta canción, registrada en 1980 para el álbum Bicicleta.

Piedras en el Mar – Fermental

Canción aún inédita pero presentada en vivo por la banda sanjuanina de punk Fermental, su letra es un homenaje a las víctimas de los tristemente célebres ‘vuelos de la muerte’, práctica de los militares de arrojar al mar a los detenidos. Otro signo brutal de la peor época del país, otra canción que construye la tan necesaria memoria.

Virus – El Banquete

En otra maniobra de proximidad entre el régimen asesino y el rock, en 1982 se organizó el Festival de la Solidaridad Latinoamericana, que contó con artistas de la talla de Charly García, Pappo o Spinetta. El grupo de los hermanos Moura también fue invitado a participar, pero declinó la propuesta, que de todos modos quedó en la canción que abre su segundo disco Recrudece.

Lo Quiero Ya – Sumo

Como lo cuenta Roberto Pettinato en su libro La Jungla del Poder, la letra cuenta la historia de un sobreviviente de las torturas de la dictadura, que intenta recuperar lo que le fue arrebatado por el Proceso. En clave metafórica, esta historia forma parte de After Chabón, el último álbum de estudio de la legendaria banda argentina.

Los Dinosaurios – Charly García

Si se tuviera que elegir tan sólo una canción para relatar aquellos años dominados por el terrorismo de Estado, lo más probable es que Los Dinosaurios sería la opción unánime de toda la Argentina. Presente en la segunda referencia solista de Charly García, Clics Modernos, la evocadora música y la desgarradora letra hacen el relato más acabado del horror de la dictadura. De escucha obligada para no olvidar jamás.

Sebastian Diaz Guevara

Sebastian Diaz Guevara

Servidor del rock desde mi vocación de Periodista. Seguidor de la buena música desde que Pink Floyd hizo estallar mis oídos. Fanático del metal, el punk, el rock en general, sin géneros ni categorías.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *