Pasan y pasan los años, cruelmente el cuerpo cobra factura de todos los estragos a los que lo hemos sometido, aquellos seres que miden su vida en conciertos y festivales saben bien de lo que hablamos, no es lo mismo abrirse paso entre la multitud para llegar hasta adelante a los 15 años que a los 21, a los 25 ya lo piensas, a los 27 lo dudas y después de los 30 ya consideras seriamente en comprar una entrada a las gradas, donde ya no hay empujones y si te cansas y quieres sentarte, nadie te criticará, bueno sí te van a criticar pero ¡hey! ¡Para eso son las gradas!

Un festival en especial va de la mano con los estragos de la edad citados. El Festival Iberoamericano de Cultura Musical Vive Latino vio su primer edición en 1998, muchos de los lectores acababan de nacer, otros tal vez ni si quiera lo habían hecho y para muchos en el mejor de los casos, en aquellos días eran unos adolescentes en busca de su identidad y el significado de la vida. Hoy en día tan vez sigan teniendo las mismas dudas existenciales, pero ya no tienen 13 años.

Lo cierto es que el Vive Latino cumple 18 años de vida, lo que hace a la mayoría de sus asistentes de antaño todos unos chavorrucos y que conforme vienen más ediciones del festival, por tradición o por alguna banda en específico terminan asistiendo uno o dos días y al final del día terminan cansados pero sobretodo en shock porque las nuevas generaciones poco a poco toman más terreno en los conciertos.

Adultos contemporáneos, no dejen que la juventud descarriada los relegue en los festivales musicales, a fin de cuentas necesitan un poco de guía en estos eventos y en la música en general. Están en todo su derecho de ruckear y echar polilla en uno que otro slam o si van a dar lástima háganlo con estilo con esta guía de supervivencia para chavorrucos en el Vive Latino 2017:

  1. Ir descansado. Haber dormido la noche anterior y durante el fin de semana ayudará mucho a tu cuerpo regularmente falto de energía, no olviden que hay que estar caminando mucho a rayo de sol o en medio de la lluvia según sea el caso y muchos escenarios que cubrir, son dos días de desgaste físico y aunque el lunes no se trabaja, puede que reponer a tu cuerpo cansado tarde toda la semana.
  2. No ir con resaca. Si eres de esos que les gusta echar el precopeo una noche antes del concierto (u horas antes de ir a éste), debes de tomar en cuenta que si vas crudo, no podrás estar a la altura de las circunstancias, el simple hecho de caminar entre los retenes te agotará y curársela en el festival puede no ser la mejor opción. Puede que te la vivas sentado o en el baño por aquello de los exorcismos, mejor ahórrate esa lana para gastarla en el evento o si de plano eres de esos que aún sienten que aguantan una borrachera de tres días, precopea de un solo trago, no mezcles y que sea el punto medio para asistir con toda la actitud al VL17
  3. Ropa cómoda. Esto aplica para cualquier edad, pero para los chavorrucos a veces define qué tan grato será su día, los pies ya no son lo de antes, se cansan o duelen más fácil, entonces el calzado cómodo así como unos jeans o bermudas donde puedan cargar lo necesario y que los dejen mover es lo mejor. No olviden su respectiva gorra o sombrero y unos lentes oscuros, siempre son necesarios en caso de sol o hasta de lluvia.
  4. Cargar suéter. Sí, como sus madres siempre se los han dicho, una buena sudadera siempre hará la diferencia en la noche, que con el clima loco de la Ciudad de México que cambia de un momento a otro, serán la envidia de los que van titiritando de regreso a su casa al momento que dicen no tener frío. También hacen el paro de día, si el sol está con todo las pueden usar como carpa, además pase lo que pase, no queremos que se refríen y sufran toda la semana por la gripe que contrajeron por los cambios de temperatura y los miles de asistentes en el lugar.
  5. Bloqueador solar. Si el sol está con todo lo que da y son de esos que les gusta andar enseñando sus tatuajes a la mínima provocación a medio mundo (o que tan fuertes están), o son de las chicas que siempre andan con shorts cada que lo amerita, no olviden cubrir su cuerpo con bloqueador solar, que sea de calidad y del más alto nivel. El sol en la ciudad es despiadado y ni pensar que agarren un bronceado color camarón y que toda la semana la gente de la oficina se la pase preguntándoles cómo les fue en el VL17 o haciendo observaciones de que debieron protegerse del sol; las bromas vienen incluidas de todas maneras.
  6. Entrar al mosh pit responsablemente. Seamos sinceros, esto es muchas veces lo que les cala a los chavorrucos, ya no ser el macho alfa que en el slam descontaba a todos y duraba más de media hora danzando en esos enormes círculos de gente donde la adrenalina del show está a todo lo que da. Sí te puedes meter, aunque quizá sea por un par de canciones y resultes más golpeado de lo acostumbrado. Sabemos que no somos alguien para decirles que no lo hagan, cuando sinceramente nosotros también nos dejaríamos llamar por el slam. Total cada quien se mata como quiere.
  7. Comer bien. Esto se vuelve vital a la hora de ir a comer, el estómago ya no está para aguantar algunos tacos de muerte lenta en la salida del metro y mucho menos si lo retacan con cuanta cosa vean a lo largo de los escenarios del festival, o antes de llegar a este. Además, todos sabemos el vía crucis que resulta cuando vas al baño en un concierto, ahora a desaguar las cañerías…
  8. Paciencia  y responsabilidad con sus hijos. Si van a llevar a sus crías para empezar a curtirlos en estas ondas del Rock, recuerden que no los pueden dejar corriendo por todos lados y mucho menos molestando a los demás en medio concierto, no los carguen para que puedan ver ya que es lo mismo que cuando suben a una chica en hombros, no deja ver a los de atrás y pues, no se puede bajar tan fácil a punta de vasos vacíos. Ni ustedes ni ellos ni los demás ven el show. Recuerden que habrá una zona especial para los pequeños y cuyos costos pueden checar en el sitio del VL17. O en el mejor de los casos hay que hacerse un poco hacia atrás donde puedan instruirlos de la manera adecuada.
  9. La salida en carro siempre es complicada, guardar la calma. Ahora que ya se dan ciertos lujos gracias a que de cierta manera solventan sus gastos, ya les alcanza para pagar la entrada de su vehículo, aunque a veces esto es peor que ir a pie ya que a la hora de la salida todos quieren retirarse al mismo tiempo, entonces lo mejor es darse un tiempo antes de ir a meterse al carro, tal vez para reflexionar de los mejores momentos del evento o encontrar a tu crew que se dispersó a la mera hora y las llaves de tu coche van en la bolsa de tu amiga, lo mejor es respirar y esperar.
  10. Aceptar la cruda realidad. Este es el más maduro y difícil de aceptar, cuando hay chavos que buscan hacerte a un lado para llegar más adelante en medio del show, alguna vez lo hiciste y pues la ley del Karma; todo lo que haces se te regresa. No lleva a nada mantenerse como muralla cuando sabemos que el primero en cansarse va a ser uno y no la chaviza. Total uno ya lo vivió y pues si les pega mucho en su ya herido orgullo, siempre están las gradas, aunque vaya contra los principios de todo rockero ir hacia allá. Ya que si quieren permanecer entre la multitud recuerden que más sabe el diablo por viejo que por diablo y pues, si aprendieron bien, saben que hay muchas más maneras de llegar hasta adelante que aplicar la de el Rey Leónidas y sus 300 espartanos todo el día.

Estos son diez simples consejos que el staff de El Club del Rock México les da a todos los chavorrucos que asistirán al Vive Latino el próximo fin de semana, total, no se dejen amedrentar por el cambio generacional, no olviden el papel de guías que deben tomar y pues hay algunos pros, por lo menos tienen dinero para pagar el taxi o Uber de regreso a casa y se pueden quedar hasta el final del show, y si les va bien, pueden comprar toda la cerveza que quieran y tal vez hasta un recuerdito. Total merecen relajarse y dejar el estrés atrás después de tantas horas en su oficina checando su Facebook.

Y para toda la chaviza, tengan muy en cuenta que pronto, más pronto de lo que creen, se verán como los chavorrucos que estarán haciendo y dejando atrás el fin de semana, recuerden la ley del Karma…

¡Nos vemos en el Vive Latino 2017!

Oscar Cruz

Oscar Cruz

Dame un par de audífonos y llego a donde sea...
"I believe whatever doesn't kill you, simply makes you ... stranger!".