En el mundo del metal, sus íconos son tan grandes que nos dan la impresión que jamás bajarán del escenario, que siempre tendremos a nuestros ídolos intactos para escucharlos en vivo una y otra vez.

Sin embargo, cuando más los creemos invencibles, viene el cáncer a decirnos que no lo son, y aunque hoy en día este mal es tratable y ya no es sinónimo de una muerte segura, la preocupación y los malos pensamientos siempre rondarán por nuestras cabezas como fantasmas.

Casos para nombrar son muchos, pero el más reciente es el de la leyenda inglesa Bruce Dickinson, quien hace unos días fue el protagonista de una de las noticias más alarmantes para cualquier amante de la buena música: padece de cáncer de lengua.

Dickinson se ha tratado con todo lo que se puede para repeler este mal y defender uno de sus tantos dones, para muchos el más preciado de todos, su voz.

Y en una forma de homenaje, recopilamos 10 temas interpretados por Bruce. No es un ranking de sus 10 mejores canciones, sino, es para no olvidarnos de una de las voces más importantes de la música y que trasciende de lejos la barrera del rock y el metal, y estamos seguros, lo volveremos a escuchar intactos una vez más.

 

  1. The Number of the Beast

El tema que le da nombre al tercer disco de la banda que lo catapultó a lo más alto: Iron Maiden.

Este tema fue la carta de presentación del gran Bruce y que marcaba el punto y aparte con el estilo del anterior vocal del grupo.

  1. Road to Hell

Del disco “Accident of Birth” en su etapa solista, nos demuestra que su rango vocal no cambia con el paso del tiempo. Escucharlo siempre será un placer.

  1. Stranger in a Strange Land

Un tema que solo funciona con la voz de esta bestia. Adicionalmente a eso, una de las mejores performance que puedes escuchar de la leyenda llamada Iron Maiden.

  1. Aces High

Uno de esos clásicos que todos conocemos. El poder que emite en este tema se siente por todos y en el coro ¿Quién no ha levantado el puño y cantado a todo pulmón este coro con toda su energía? Brutal.

  1. Wasted Years

Si hablaba hace un momento de cantar a todo pulmón un coro, este es posiblemente uno de los mejores que se puede escuchar. Y acá Bruce es tan intenso que si no sientes este coro en todo tu pecho vibrando como un parlante es porque no tienes alma. Así de simple.

  1. All The Young Dudes

Lo sé, este es un tema original del fabuloso grupo Mott the Hoople. Bruce lo versionó para su álbum “Tattooed Millionaire”. Lo agrego porque es el mejor ejemplo de que Dickinson puede abarcar mucho más de lo que cualquiera diría. Después del tema original, es la mejor versión de la canción.

  1. Hallowed Be Thy Name

Una vez hablaba con un amigo y le pregunte cual era para él, el himno del metal. El me dijo sin dudarlo: Hallowed Be Thy Name.

La respuesta fue sencilla: “Tiene todo lo que el metal perfecto debe tener. El riff, el solo y la interpretación perfecta; y que todo eso tenga el poder de pasar por tus oídos y tocarte cada nervio del cuerpo”.

  1. Flight of Icarus

El mito de Ícaro y sus alas nunca mejor explicado. Bruce con toda la sobriedad del mundo simplemente suena magistral. Uno de sus mejores registros.

  1. Tears of the Dragon

Si lo que se quiere es apreciar a Dickinson en todo su esplendor, esta magistral power ballad es lo que debes escuchar. Uno de los temas más conocidos de Bruce se hace presente llevándonos a otro nivel.

Bonus Track: Bohemian Rhapsody con Montserrat Caballe

La mejor canción del mundo para muchos. El clásico de Queen versionado por la española  Montserrat Caballe, acompañado de nuestro querido Bruce Dickinson, rindiendo homenaje dos gigantes voces a la  legendaria voz de Freddy Mercury.

  1. Run to the Hills

Si vamos a recordar la grandiosa voz de Dickinson, sabemos que, más que con una balada, este quisiera ser recordado con un poderoso tema vuela sesos. Porque pudo tomar cualquiera estilo y género musical, pero se quedó en el Heavy Metal, dándonos verdaderos himnos e inigualables performances. La voz de Dickinson será recordada para muchos como la voz del metal. Y este tema lo representa en todas sus dimensiones. Hablar de la canción ya es tecnicismo. Solo disfrutémoslo. Run to the Hiiiiiiiiiiiiiills.