Síguenos para más rock

Crónicas

El desestrés con Senses Fail

Publicado

on

Senses Fail by Raquel Coss 3




Un viernes que para su seguro servibar resultó muy pesado a lo largo del día, lleno de estrés y uno que otro coraje en el transcurso de la mañana a la tarde parecían haber arruinado el inicio del fin de semana. Casi dado por perdido todo, hasta que un pequeño llamado a través de Facebook llegó como rayo de luz en medio de la oscuridad. Senses Fail en El Plaza… y a su seguro servibar, le tocó cubrirlo.

Ese ambiente pesado de la mañana parecía perseguirme a lo largo de mi caminata por avenida Insurgentes. Caminé porque el tráfico por lo regular mounstruoso en la ciudad de México, aquel día era descontrolable, un par de cigarros me hicieron compañía en medio de centenares de personas hacia el recinto ubicado en medio de La Condesa.

Al llegar al lugar, se podía percibir que iba a ser un concierto netamente para conocedores y fans from hell de Senses Fail o en su defecto del Post Hardcore, que aquella noche contó con algunos destacados nacionales que si bien teloneaban resultaron un excelente aditivo para todos los asistentes al Plaza, que desgraciadamente no llegaron a representar ni la mitad de la capacidad del recinto, pero como por ahí escuché, “esto lo hace más íntimo”.

No somos marineros by Raquel Coss

Days Of Struggle, originarios de Tijuana; los defeños, No Somos Marineros; lo otros locales, Sputnik y los poblanos Joliette fueron los encargados de calentar gargantas y motores de todos los presentes en El Plaza.

Sputnik by Raquel Coss

Quizá cada una de estas bandas se encuentran en distintos puntos de desarrollo en sus respectivas carreras, tal vez NSM y Joliette sean los que hasta este momento tengan más callo, pero no significa que ni Days o Sputnik se queden atrás, al contrario reflejaron que el género cuenta con mucho potencial, ojalá y no se pierda con el tiempo.

Joliette by Raquel Coss

Al final de la estruendosa presentación de Joliette, la cual originó el primer mosh de la noche y uno que otro descalabrado después de que Gastón y un miembro del staff arremetieran contra el público en un momento de júbilo. Definitivamente todos ya estaban listos para los originarios de Nueva Jersey.

Pasaron de las diez y media de la noche cuando del fondo del escenario se dejó escuchar Renacer, track que bautizó a su último disco Buddy Nielsen junto a la nueva alineación de la banda (Zack Roach, Matt Smith y Gavin Caswell), saltaron al escenario con una euforia tal que contagió a todo El Plaza, un sentimiento tal que por momentos parecía que eran muchos más los presentes en el lugar.

Canine, You’re Cute When You Scream, Lady in a Blue Dress, The Rapture, Bonecrusher  y Close/Rebirth fueron los pasos a seguir que Nielsen y compañía marcaron en toda una presentación que hasta ese momento resultaba impactante en toda su ejecución adornada por las piruetas de Nielsen en todo el escenario y en cada ocasión que decidió abandonarlo para acercarse a los fans from hell que de seguro por momentos no creían que lo tenían de frente (me ha pasado).

senses fail by Raquel Coss 2

La fiesta continuó con The Path, Let It Enfold You y Calling All Cars, la intensidad bajó para ese momento del concierto y dejó ver las raíces Emo de la banda. Fue en ese momento en el que Buddy decidió que era el momento de interactuar con sus fans mexicanos… y en español. Un poco nervioso pero sin miedo agradeció a todos los asistentes así como a las bandas que se dieron cita aquella noche. Ah y a fin de cuentas lo hizo en un spanglish muy respetable. Y como ya el tono del momento era latino, decidieron seguir con Mi Amor… medio mundo se volvió loco.

Bloody Romance, Buried a Lie, Rum is for Drinking, Not for Burning,  y Can´t Be Saved fueron los pasos a seguir, Senses Fail ya había hecho de El Plaza una zona de combate por la infinidad de mosh pits y uno que otro vaso de cerveza volando, Nielsen como buen vocero de la banda se despidió en nombre de todos.

senses fail by Raquel Coss

Pero como lo marca el ritual, la banda regresó para su encore y con mucha potencia despachó a todos con One Eight Seven y Bite to Break a Skin. Senses Fail culminó su regreso a la ciudad después de cinco años junto con la promesa de un nuevo disco en el horizonte.

El momento de regresar a la cueva llegó, las calles de La Condesa que llevan de regreso a Insurgentes se veían llenas de gente, cosa normal en la zona; además era viernes, otro cigarro me acompañó hasta la famosa avenida que ahora lucía con muchos menos carros, vino la tarea difícil de la asignación, conseguir el taxi y regresar a casa, cuando tienes un aspecto de malviviente nadie te quiere llevar y menos a media noche… lo bueno es que el estrés ya había quedado atrás.

*Todas las imágenes fueron captadas por Raquel Coss y si quieren ver la galería completa pueden hacerlo AQUÍ 


DIO bendice tus comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crónicas

Un último concierto para mi muerte - Parte 1

Publicado

on

acdc

Siempre debo encontrar alguna excusa para poder escribir con un estilo real, sin temor a que puedan bajarme el pulgar. La sinceridad es como el rock, se puede oler… y sentir. Hoy voy a ser sincero con personas que no conozco, ni conoceré, al menos en este universo. Los lectores.

Siguiendo la línea de sinceridad, quiero aclarar que, si no gustas de la lectura o simplemente entraste buscando noticias, este artículo no es para ti. Te ofrezco mis disculpas.

54908288 colección de enfermedad cerebral tomografía computarizada y la resonancia magnética del cerebro mostrar inf

Volviendo al foco central

El telón de la vida se cerrará a través de mis ojos. Hace mucho que vengo arrastrando los síntomas de un supuesto aneurisma y he alcanzado el punto más álgido desde que inició el presente mes. Mareos, vértigo, arcadas, dolor de cabeza, tensión en el cuello, dolor detrás de los ojos, etc. Todos esos síntomas coronados por estados graves (mi madre) y muerte de familiares (tíos) a causa de la misma enfermedad. Como se sabe, el aneurisma es una enfermedad altamente congénita. Tengo todos los boletos comprados para ser uno más en la lista y habito en la resignación desde hace unos años, sé que voy a partir; no sin antes pasar el día más feliz de mi vida en un concierto/festival de rock.

No pienso hacer un embole de artículo, está claro que la desgracia propia es el regocijo de gente ajena, pero hasta la ‘tristeza’ cansa. Me siento aturdido las 24 horas del día, no por alcohol, sino por los mareos de mierda que no paran ni cuando duermo. Si me dicen que es imposible marearse mientras estás dormido, entonces confirman mi peligro de extinción. Camino mareado, como mareado, escribo mareado, escucho música mareado, beso mareado, pienso mareado, me ducho mareado y cuando bebo un poco de alcohol, se me pasa. Una picardía. De todas formas, dejé de libar hace un mes, por precaución y miedo, principalmente miedo. No soy yo, no soy feliz. El vértigo y las ganas de vomitar por las noches me convirtieron en todo lo que siempre odié, una persona que no quiere estar en cama.

hipoxia cerebral 1 10

Por alguna estúpida razón, nunca he querido que un médico confirme lo que tengo, siento que voy a comprometer a gente que me estima y van a sentirse culpables de no haberme podido ayudar. Busqué información sobre este tipo de conducta y no solo es una rareza mía, mucha gente prefiere vivir en la ignorancia y dejar que la propia enfermedad oculta los mate, antes de morir por depresión o desahucio. He tratado de sobrellevar estos síntomas desde hace 7 años, pero parece que entré en la última etapa. No se puede disimular más y los exámenes son inevitables.

636900408332963097DB

Ya no se trata de tener algo porqué vivir, sino algo porqué morir. Y si he de morir por algo, que sea rock. Quizá se lea muy novelesco, pero es lo último que quiero hacer. Yo me amo y no puedes engañar a la persona que dices amar porque entonces de los desconocidos, ¿qué puedes esperar? Simplemente quiero divertirme, amar y vivir el momento. Disfrutar de ese día junto a la persona correcta, ella. Comer y beber sin preocuparme por las consecuencias, así quede convaleciente al día siguiente. Gastar, lo que me queda de vida, en el pecado más grande que me permití: Querer vivir por y para la música; que sea rock.

Parece que no cumpliré el deseo de ver a AC/DC en vivo... pero The Strokes e Interpol de seguro tienen su lugar en el iPod de Dios.

Mañana guardo cita médica y la verdad que cualquier diagnóstico, ahora, me sabrá a victoria. Tengo presente que me gusta ganar; y perder no me causará dolor.

70940204 499892287256339 1023728961357611008 n

Aquí finaliza la parte 1. Restan 2.
Continue Reading