Conecta con nosotros

Crónicas

Devastación y furia con Mastodon en el VL15

Publicado

el

Mastodon Foto Oscar Cruz




Era una noche fría la que cayó en la segunda sesión del Festival Iberoamericano de Cultura Musical Vive Latino 2015. El clima estaba a pedir de boca a pesar de una jornada intensa en todo el Foro Sol. Ya todos aquellos fans del Metal y Rock Pesado habían tenido una buena dosis de Merol con S7N en la Carpa Intolerante, más tarde con Interpuesto, Lucybell, La Cuca y Apocalyptica en el Escenario Tecate Titanium. Pero era el cierre con broche de oro en ese mismo escenario lo que a muchos nos mantuvo con demasiado ánimo a pesar de las inclemencias e intensidad del día.

Quince minutos después de las once de la noche, el staff aún seguía sobre la tarima a pesar de ya estar sobre la hora, esto repercutiría en la presentación (por desgracia), conforme algunos minutos pasaron (que en realidad no pasaron de cinco), unos breves chiflidos demandaban a Mastodon frente a todos. Conforme al protocolo, las luces se apagaron, y poco a poco las siluetas de Troy Sanders, Bill Kelliher, Brann Dailor y Brent Hinds se dibujaron en el escenario, la devastación y locura estaban a punto de desatarse.

Al momento de que el monstruo psicodélico diseñado por el artista plástico Skinner apareció en la pantalla detrás de la banda, y fiel al orden del Once More ‘Round The Sun (adornado por el mismo monstruo), Tread Lightly comenzó a estallar en el Tecate Titanium en medio de saltos y uno que otro cantando. Acto seguido vino el tema homónimo del último álbum de la banda (Once More ‘Round The Sun), lo que continuó con el leve terremoto que ocasionó la multitud al ritmo brutal de Mastodon.

Foto: Oscar Cruz

Foto: Oscar Cruz

Por momentos, el pirado Brent Hinds desaparecía de la vista de todos para hablar con algún miembro del staff, mientras señalaba a las bocinas de su lado, esta acción se repetiría varias veces. Para alejarse un poco de la historia del ‘Round The Sun, los oriundos de Atlanta Georgia pasaron a Blasteroid, proveniente de The Hunter, su penúltima placa. La pesada psicodelia que se volvió el sello indiscutible del grupo ya estaba asentada en todo el terreno y esto apenas comenzaba.

El siguiente corte dio paso a uno de los singles de la banda, Oblivion, uno de los tracks más trabajados en el repertorio para iniciar ese viaje intergaláctico relatado en el Crack The Sky adornado por unos visuales contundentes y luces azules. Justo en ese momento Brent tuvo su primer ataque de ira en contra del staff, mientras hacía señas de que simplemente no se escuchaba, cosa rara porque todos los demás sí escuchábamos su guitarra. Sin importar eso, la canción sonó impecable.

Continuando con los sencillos, en los visuales apareció el muy criticado clip de The Motherload (la causa es que en medio de personajes bizarros aparecen algunas chicas en poca ropa twerkeando, esto no le gustó a la Policía del Metal). Brent continuó haciendo coraje, aunque parecía que esto hizo que tocara de una manera descomunal, cosa que le sirvió para Chimes At Midnight, una de las canciones más piradas del material de la banda.

Foto: Raquel Coss

Foto: Raquel Coss

Troy, Bill y Brann de principio no se vieron afectados por las fallas que Hinds detectó en el sonido, de hecho ellos se acoplaron a su furia mientras la presentación continuó con otro de los sencillos de ‘Round The Sun, la oda a los geeks (vean el video), High Road. Después para dejar un poco el mood del último disco, Mastodon dejó caer Aqua Dementia, donde Hinds pudo sacar un poco más de su coraje. En ese momento la banda tuvo el poder del Leviathan que también se dibujó detrás de ellos.

Inmediatamente vino Halloween que por un momento aminoró la brutalidad para poner a bailar a todos en un tono Groovy. Los berrinches de Brent fueron más evidentes, al punto de patear uno de sus amplificadores en medio de la ovación del público frente a él. Esto generó algún par de miradas de enojo por parte de Troy. Tal vez por eso la banda dejó que Brent descargara un par de solos descomunales en Divinations, mientras muchos gritaban “¡Súbele, súbele!” a los ingenieros de audio.

La piradés continuó zarandeando cabezas con Bladecatcher, vibra que ocasionó un par de slams entre toda la multitud mientras Sanders y compañía parecían poseídos por el alce de tres cabezas del Blood Mountain. Esto resultó una entrada excelente a la poderosísima Black Tongue, el headbanguing que no dejó de manifestarse en todo momento, comenzó a darse con más fuerza al ritmo de la rasposa voz de Troy, sublime.

Foto: Ocesa

Foto: Ocesa

Ember City fue la primera llamada para cerrar una atrabancada pero prodigiosa presentación de una de las mejores bandas del momento en la escena metalera internacional, digo no por nada fueron nominados a un Grammy y en la ceremonia hicieron todo un show sin siquiera tener sus instrumentos. Definitivamente la calidad de Mastodon no es tema de discusión.

Para cerrar de una manera tan exorbitante como iniciaron, Crystal Skull comenzó a estallar los tímpanos de todos los presentes, por un momento pareció que esa hora programada para la banda había pasado en un parpadeo, así de bueno estuvo el atasque que ni siquiera lo  sentimos. Bien dicen que lo bueno dura poco.

Foto: Ocesa

Foto: Ocesa

Con el último riff de dicha canción, Bill comenzó a agradecer a todos los presentes por haberlos acompañado en la presentación, definitivamente fue un lapso de confusión ya que al momento que Brann y Troy también se despidieron y abandonaron el escenario, el loco Brent con su acento gangoso y apenas entendible anunció una última canción, desgraciadamente esto no se dio porque ya todos los demás habían desaparecido dejando al pirado Brent ahí frente a todos. Aún peor, no hubo encore.

El rumor dice que en el setlist aparecía Blood and Thunder, pero recalco; es un mero rumor. Su seguro servibar e intento de periodista Gonzo cree que las rabietas de Brent enfadaron a toda la banda y por eso la desconcertante escena. Ni modo, no nos podemos quejar ya que Mastodon contra todo lo sucedido dio una presentación perfecta.

Supongo que a Brent se le olvidó el coraje momentos después ya que por las redes sociales circulan un par de fotos de él junto a la hermosísima y sexy Shirley Manson (lucky bastard) en algún bar de la loca ciudad de México. Y si, hubiéramos pedido Megaladon, en fin que Brent sí nos escuchaba a cada grito. Pero mi spider-sense me dice que el desquite vendrá pronto…


1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: Psicotrópicos y gatos en Asleep In The Deep, nuevo video de Mastodon | EL CLUB DEL ROCK

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crónicas

Un último concierto para mi muerte – Parte 1

Publicado

el

acdc

Siempre debo encontrar alguna excusa para poder escribir con un estilo real, sin temor a que puedan bajarme el pulgar. La sinceridad es como el rock, se puede oler… y sentir. Hoy voy a ser sincero con personas que no conozco, ni conoceré, al menos en este universo. Los lectores.

Siguiendo la línea de sinceridad, quiero aclarar que, si no gustas de la lectura o simplemente entraste buscando noticias, este artículo no es para ti. Te ofrezco mis disculpas.

54908288 colección de enfermedad cerebral tomografía computarizada y la resonancia magnética del cerebro mostrar inf

Volviendo al foco central

El telón de la vida se cerrará a través de mis ojos. Hace mucho que vengo arrastrando los síntomas de un supuesto aneurisma y he alcanzado el punto más álgido desde que inició el presente mes. Mareos, vértigo, arcadas, dolor de cabeza, tensión en el cuello, dolor detrás de los ojos, etc. Todos esos síntomas coronados por estados graves (mi madre) y muerte de familiares (tíos) a causa de la misma enfermedad. Como se sabe, el aneurisma es una enfermedad altamente congénita. Tengo todos los boletos comprados para ser uno más en la lista y habito en la resignación desde hace unos años, sé que voy a partir; no sin antes pasar el día más feliz de mi vida en un concierto/festival de rock.

No pienso hacer un embole de artículo, está claro que la desgracia propia es el regocijo de gente ajena, pero hasta la ‘tristeza’ cansa. Me siento aturdido las 24 horas del día, no por alcohol, sino por los mareos de mierda que no paran ni cuando duermo. Si me dicen que es imposible marearse mientras estás dormido, entonces confirman mi peligro de extinción. Camino mareado, como mareado, escribo mareado, escucho música mareado, beso mareado, pienso mareado, me ducho mareado y cuando bebo un poco de alcohol, se me pasa. Una picardía. De todas formas, dejé de libar hace un mes, por precaución y miedo, principalmente miedo. No soy yo, no soy feliz. El vértigo y las ganas de vomitar por las noches me convirtieron en todo lo que siempre odié, una persona que no quiere estar en cama.

hipoxia cerebral 1 10

Por alguna estúpida razón, nunca he querido que un médico confirme lo que tengo, siento que voy a comprometer a gente que me estima y van a sentirse culpables de no haberme podido ayudar. Busqué información sobre este tipo de conducta y no solo es una rareza mía, mucha gente prefiere vivir en la ignorancia y dejar que la propia enfermedad oculta los mate, antes de morir por depresión o desahucio. He tratado de sobrellevar estos síntomas desde hace 7 años, pero parece que entré en la última etapa. No se puede disimular más y los exámenes son inevitables.

636900408332963097DB

Ya no se trata de tener algo porqué vivir, sino algo porqué morir. Y si he de morir por algo, que sea rock. Quizá se lea muy novelesco, pero es lo último que quiero hacer. Yo me amo y no puedes engañar a la persona que dices amar porque entonces de los desconocidos, ¿qué puedes esperar? Simplemente quiero divertirme, amar y vivir el momento. Disfrutar de ese día junto a la persona correcta, ella. Comer y beber sin preocuparme por las consecuencias, así quede convaleciente al día siguiente. Gastar, lo que me queda de vida, en el pecado más grande que me permití: Querer vivir por y para la música; que sea rock.

Parece que no cumpliré el deseo de ver a AC/DC en vivo… pero The Strokes e Interpol de seguro tienen su lugar en el iPod de Dios.

Mañana guardo cita médica y la verdad que cualquier diagnóstico, ahora, me sabrá a victoria. Tengo presente que me gusta ganar; y perder no me causará dolor.

70940204 499892287256339 1023728961357611008 n

Aquí finaliza la parte 1. Restan 2.
Continuar leyendo
X