Síguenos para más rock

Crónicas

Coal Chamber y su ‘Loco’ concierto en la Ciudad de México

Publicado

on

Por

c13

Desde los Ángeles, California, el nü metal de Coal Chamber, se apoderó de los capitalinos; Dez Fafara, Meegs Rascon, Mikey Cox y Nadja Peulen, ofrecieron un memorable y por demás, alocado concierto en el Lunario del Auditorio Nacional el pasado 28 de abril.

Llegué al recinto y ya estaba por terminar su presentación la banda encabezada por Mireya Mendoza, Driven, sólo pude escuchar un par de temas y nada mal, no pasó mucho tiempo en el cambio de instrumentos para que Larva continuara calentando los motores previo a la presentación de Coal Chamber, estos mexicanos lograron robarse el aplauso de los asistentes, con sus letras crudas y una gran ejecución musical, son todo un performance, vale la pena verlos en vivo.

Una vez que subió Coal Chamber al escenario comenzó a correr la adrenalina, cuando interpretaron “Loco” y “Big Truck” temas incluidos en su álbum homónimo de 1997, el recinto se cimbró, los asistentes comenzaron a brincar sin cesar, me fue difícil concentrarme a la hora de tomar las fotos desde la barricada pues el recinto no se dejaba de mover y ni qué decir de los músicos que salieron con toda su vitalidad; Se hizo una inmediata conexión entre público y banda y así se dio paso a uno de sus nuevos temas “I.O.U. Nothing”.

Coal Chamber Foto Raquel Coss

Coal Chamber Foto Raquel Coss

La audiencia no podía negar la emoción por la reunión y visita al país de la banda y el gran show que estaban presenciando. Enseguida sonó “Fiend”, y con su megáfono en mano Dez Fafara interpretó “Rowboat” y “Something Told Me”, también aprovechó para bajar a saludar al público, para ese momento yo también ya estaba del otro lado como espectadora.

Put your hands in the air like this“, ordenó Dez Fafara a la audiencia y al ritmo de un ‘tic tac’ sonó “Clock”. Meegs no dejaba de hacer piruetas mientras ejecutaba de manera subliminal los acordes de su guitarra. Siguieron los temas “Drove”, “Not Living” “Dark Days” y “I”. “Can you hear me, thank you very much for being here, we really appreciate you, make some fuckin’ noise!” agradecía el también frontman de DevilDriver, quien en todo momento hacía contacto visual con los asistentes, incluso posaba para las fotos, realmente parecía que se estaba divirtiendo al igual que sus compañeros de banda.

Coal Chamber Foto Raquel Coss

Coal Chamber Foto Raquel Coss

Por momentos Mikey Cox parecía tener ligeros problemas en la batería que tardaron un poco en ser arreglados pero casi nadie los percibió, pues el slam al frente del escenario no se hizo esperar en cada tema. “This is the way it has to be” comentaba Dez Fafara en lo que tocaba el turno de un tema nuevo más, “Rivals”, el cual vendrá incluido en el álbum del mismo nombre que será lanzado el 19 de mayo de este 2015.

Y bueno que decir de la hermosa y talentosa bajista, la sexy y pelirroja, Nadja Peulen, recorría de un lado al otro el escenario, atrayendo miradas y robando suspiros cada que el ventilador se encargaba de mover su cabello. Después de que tocaran “No Home” y “Oddity”, Dez Fafara agradeció de nueva cuenta a quienes asistieron a verlos y puntualizó que no eran una banda de encore, así presentó el último tema de la noche “Sway” con el cual terminó de arder el recinto.

Coal Chamber Foto Raquel Coss

Coal Chamber Foto Raquel Coss

 

Al final un niño de entre los asistentes que permaneció la mayor parte del evento sobre los hombros de un joven, logró llamar la atención del guitarrista y el baterista quienes se le acercaron y le dieron unos obsequios. Tuve la suerte de que un miembro de su staff me regalara el setlist y también pude estrechar la mano de Dez Fafara quien salió hacia el público repartiendo abrazos a algunos afortunados, igual pude ver de muy cerca los hermosos ojos de Nadja Peulen a quién también pude saludar de mano, ya que ella también bajó del escenario, y repartió besos entre los fans, quienes aprovecharon para tomarse una foto.

 

Si bien no trajeron consigo un setlist muy largo, la entrega que tuvieron, la energía, y sencillez con la que Coal Chamber se presentó en nuestro país es de reconocerse.setlist Coal

Fotógrafa. Devota de la música cargada de poderosos riffs, intensos solos, voces guturales y doble bombo.

DIO bendice tus comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crónicas

Un último concierto para mi muerte – Parte 1

Publicado

on

acdc

Siempre debo encontrar alguna excusa para poder escribir con un estilo real, sin temor a que puedan bajarme el pulgar. La sinceridad es como el rock, se puede oler… y sentir. Hoy voy a ser sincero con personas que no conozco, ni conoceré, al menos en este universo. Los lectores.

Siguiendo la línea de sinceridad, quiero aclarar que, si no gustas de la lectura o simplemente entraste buscando noticias, este artículo no es para ti. Te ofrezco mis disculpas.

54908288 colección de enfermedad cerebral tomografía computarizada y la resonancia magnética del cerebro mostrar inf

Volviendo al foco central

El telón de la vida se cerrará a través de mis ojos. Hace mucho que vengo arrastrando los síntomas de un supuesto aneurisma y he alcanzado el punto más álgido desde que inició el presente mes. Mareos, vértigo, arcadas, dolor de cabeza, tensión en el cuello, dolor detrás de los ojos, etc. Todos esos síntomas coronados por estados graves (mi madre) y muerte de familiares (tíos) a causa de la misma enfermedad. Como se sabe, el aneurisma es una enfermedad altamente congénita. Tengo todos los boletos comprados para ser uno más en la lista y habito en la resignación desde hace unos años, sé que voy a partir; no sin antes pasar el día más feliz de mi vida en un concierto/festival de rock.

No pienso hacer un embole de artículo, está claro que la desgracia propia es el regocijo de gente ajena, pero hasta la ‘tristeza’ cansa. Me siento aturdido las 24 horas del día, no por alcohol, sino por los mareos de mierda que no paran ni cuando duermo. Si me dicen que es imposible marearse mientras estás dormido, entonces confirman mi peligro de extinción. Camino mareado, como mareado, escribo mareado, escucho música mareado, beso mareado, pienso mareado, me ducho mareado y cuando bebo un poco de alcohol, se me pasa. Una picardía. De todas formas, dejé de libar hace un mes, por precaución y miedo, principalmente miedo. No soy yo, no soy feliz. El vértigo y las ganas de vomitar por las noches me convirtieron en todo lo que siempre odié, una persona que no quiere estar en cama.

hipoxia cerebral 1 10

Por alguna estúpida razón, nunca he querido que un médico confirme lo que tengo, siento que voy a comprometer a gente que me estima y van a sentirse culpables de no haberme podido ayudar. Busqué información sobre este tipo de conducta y no solo es una rareza mía, mucha gente prefiere vivir en la ignorancia y dejar que la propia enfermedad oculta los mate, antes de morir por depresión o desahucio. He tratado de sobrellevar estos síntomas desde hace 7 años, pero parece que entré en la última etapa. No se puede disimular más y los exámenes son inevitables.

636900408332963097DB

Ya no se trata de tener algo porqué vivir, sino algo porqué morir. Y si he de morir por algo, que sea rock. Quizá se lea muy novelesco, pero es lo último que quiero hacer. Yo me amo y no puedes engañar a la persona que dices amar porque entonces de los desconocidos, ¿qué puedes esperar? Simplemente quiero divertirme, amar y vivir el momento. Disfrutar de ese día junto a la persona correcta, ella. Comer y beber sin preocuparme por las consecuencias, así quede convaleciente al día siguiente. Gastar, lo que me queda de vida, en el pecado más grande que me permití: Querer vivir por y para la música; que sea rock.

Parece que no cumpliré el deseo de ver a AC/DC en vivo… pero The Strokes e Interpol de seguro tienen su lugar en el iPod de Dios.

Mañana guardo cita médica y la verdad que cualquier diagnóstico, ahora, me sabrá a victoria. Tengo presente que me gusta ganar; y perder no me causará dolor.

70940204 499892287256339 1023728961357611008 n

Aquí finaliza la parte 1. Restan 2.
Continue Reading