Síguenos

CRÓNICAS

Crónica de Marky Ramone en San Juan 9/11: Noche Ramonera

Publicado

el



Una noche memorable la que vivió hace apenas unos días atrás, domingo 9 de noviembre, la provincia de San Juan, con la visita estelar de una figura reconocida por su participación en uno de los grupos más importantes de la historia del rock y de la música contemporánea en general: Marky Ramone, quien fuera baterista de The Ramones durante 1978 hasta 1983, y desde 1987 hasta su fin. Un evento imperdible como pocos, que para muchas personas parecía imposible, nada más ni nada menos que un Ramone en tierra sanjuanina. La productora local Indios En Torino lo hizo posible, congregando a cientos de almas surcadas por el punk rock, y más precisamente, por los Ramones, en una noche que si bien no terminó según lo planeado, no dejó de ser un momento imborrable para quienes se dieron cita en el local bailable Complejo Style.

fantasma negro

FANTASMA NEGRO

La jornada punk comenzó pasadas las 19, con la presentación de Fantasma Negro, una de las bandas más nuevas del panorama under sanjuanino. Con estilo horror punk, los Fantasma Negro hicieron gala de un repertorio sólido de tenebroso rock, apuntando siempre a los clásicos del género horror, pero a la vez matizándolo con las influencias del punk más barrial. Si a esto le sumamos la rabiosa y áspera de Michael Lara, obtenemos lo que se vio sobre el escenario, un set lamentablemente breve por los tiempos pero dando una muestra prometedora de una banda en ascenso, con un cierre a mucha fuerza y contundencia llena de ganchos en Historias de Terror y canciones bien enérgicas como Una Última Caricia y Bruja Malvada.

alerta rojo

ALERTA ROJO

Para anticipar la velada Ramone también se hicieron presentes Alerta Rojo, grupo con mucha historia y trayectoria en sus espaldas, presentando las canciones de su más reciente álbum Somos del 2012 y los clásicos de siempre, un repertorio feroz, contundente, pegadizo y muy bien ejecutado, como acostumbra el quinteto sanjuanino. Gran punto a favor el estar sonando como merecían, con las condiciones técnicas y de acústica casi perfectas, permitiendo explotar su arsenal de canciones explosivas de manera efectiva. La espectacular mezcla de ritmos y géneros, con sección de viento incluida, logró dar la nota de versatilidad a canciones ya de por sí dinámicas, fluidas y llenas de vigor. Brillante cierre con Somos, que sonó mejor que nunca, y el cover de El Hoyo de Manu Chao, haciendo bailar a los asistentes y dejando más que satisfecho a un público ansioso por lo que se venía.

marky 1

MARKY RAMONE'S BLITZKRIEG

Y llegó el turno de la leyenda. Marky Ramone se hizo presente ante la multitud que no dejaba de corear su nombre y el archiconocido ‘Hey Ho Let’s Go’. Sí, los Ramones fueron y son argentinos, pero por esa noche fueron propiedad de San Juan. Armados con los clásicos de la banda pionera del punk, Marky y sus Blitzkrieg comenzaron la noche con Rockaway Beach, y fueron sucediendo los éxitos del grupo estadounidense uno detrás del otro, sin pausa alguna. Clásicos de los primeros años de The Ramones como Beat On The Brat, Sheena Is a Punk Rocker, Do You Wanna Dance? o de su etapa en los ochenta, como Psycho Terapy, Rock ‘N Roll High School y Pet Sematary, puestos velozmente uno detrás del otro, no dejaron respiro a la multitud que vitoreaba enloquecida las letras interpretadas por Johnny Fontaine, encargado de la voz de los Blitzkrieg.

marky 2

Quizás la colección de canciones no arriesgó demasiado, no se apartó un centímetro de los grandes éxitos y fueron directo a lo que delira a cualquier fanático rabioso de los Ramones, pero también resulta muy difícil (al igual que otros grupos con tantos años de historia, como The Cure o AC/DC) alejarse de la inconmensurable cantidad de hits que el grandioso cuarteto punk acumuló a lo largo de dos décadas de música. Impecable trabajo de los músicos que acompañaron a Marky Ramone, sin salirse un ápice de la interpretación original de las canciones, pero sin fallar en ningún momento. Johnny Fontaine, el cantante italiano reclutado por Marky para esta gira tras la baja de Michale Graves, resultó un gran tributo a la voz de Joey Ramone, quizás algo impreciso en el acento y en algunas palabras, pero casi dibujando la figura del entrañable cantante melenudo con sus poses y movimientos sobre el escenario. Finalmente, tras dos pausas de algunos minutos, el show cerró como se lo esperaba. Blitzkrieg Bop hizo delirar a los cientos de seguidores congregados en Complejo Style, quienes hicieron vibrar el piso con tanto pogo durante la casi hora y media que duró el concierto de Marky Ramone. Blitzkrieg Bop puso la frutilla de un recital que no se irá jamás de la memoria de quienes presenciamos la llegada de un miembro del grupo punk fundacional por primera vez a San Juan. Accidentado resultó el final de esta noche que parecía una fiesta del rock, empañada por los disturbios fuera del lugar donde se desarrolló el concierto, con accionar policial, balas de goma y algunos detenidos incluido; pero ni los alborotos en las inmediaciones del Complejo Style pudieron opacar lo que resultó una jornada memorable para todo fanático del buen punk rock.

marky 3

marky 4

Advertisement
2 Comentarios

2 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

CRÍTICAS Y OPINIÓN

Muse en Perú 2019 /// CRÓNICA DEL MEJOR CONCIERTO AL QUE NO FUI

Publicado

el

¿Es posible escribir una crónica sin haber asistido al evento?

Bueno, hoy lo descubriré y quedará este artículo como testimonio. Lo primero y último a mencionar como enseñanza, es que deben empezar a hacer las cosas por ustedes mismos y no esperar que la alegría les llegue por correo. Moraleja.

Debo aclarar, antes que sigan, que el único propósito de este texto es la recreación mental. No encontrarás muchos detalles del evento, solo un par de fotos, una carta abierta de confesión y el set list.

¿Qué es una crónica? Pues consiste en la recopilación de hechos narrados en orden cronológico.

Muse cerró “Simulation Theory World Tour” en Lima

Aquella gira que iniciaba en febrero y a la que daba por hecho mi asistencia, llegaba a su fin en mi continente, en mi país, mi ciudad. La banda que musicalizó mi adolescencia y que ‘faneaba’ desde el 2009, tocó a media hora de casa y no pude ir a verlos. 30 mil voces corearon el fuzz incorporado en la manson de Bellamy, antes de Plug in Baby; mientras eso sucedía, yo estaba en casa recalentando un guiso de mierda y conversando con mi novia, a la que dediqué Unintended más de una vez ¿Qué sentido tiene seguir intentando hacer algo diferente, si cada episodio musical en tu ciudad te pasa de costado e ignora? Ya son varias bandas que no he podido ver en vivo y estoy cansado de privarme otras cosas para sustentar entradas que debería recibir por correo… O bueno, al menos eso creí. “Sabe amargo el licor de las cosas queridas”.

La ingratitud del destino es una cosa a la que estoy acostumbrado. Nadie te ayuda en la derrota y cuando ganas, todos quieren ganar contigo. Es la realidad de la vida y la acepto, no reclamo nada. El detalle es que he dedicado el 80% de mi vida a la música y a ella no parece interesarle, ni siquiera para darme un mimo; parezco vivir siempre como en una canción de blues, tragedia tras tragedia, tristeza tras tristeza y un ápice de alegría que viene siempre de cualquier lado, menos de la música. Muse, anárquica como siempre, sería la banda que rebalse el vaso.

Algorithm y Pressure fueron el inicio de una noche que jamás olvidaré, literalmente, no puedes olvidar algo que no viste. Más pop que rock, el Muse de los últimos 8 años empezó a ponerse la 10 en la espalda y mandó el Jockey Club abajo con Psycho. No estuve ahí, pero estuve ahí; si crees que es difícil de entender, créeme que es más difícil de explicar. ¿Viste que a veces te pones en modo automático y no mantienes poder sobre tus actos? Bueno, así estaba yo… en casa, mientras veía a Muse en un mundo paralelo.

La noche y mi tristeza seguirían su curso, teniendo como puntos supremos la ejecución de Uprising, Plug in baby, Suppermassive black hole, Hysteria y Bliss. Nada del otro mundo, ni de este mundo… simplemente de algún mundo en el que Matt sigue siendo un crack. Mención honorífica al público que, aún con celular en mano, saltaba. Luego vendría la interesante Madness, el siempre místico Time is running out y la siempre ñoña Starlight. A partir de ese momento, reaccioné.

Dicen que los humanos somos seres egoístas por naturaleza

Si hay algo que deseaba con todas mis fuerzas, era que no tocaran Citizen Erased, que la toquen en su próxima visita. Que me disculpen las 30 mil almas presentes, pero esa canción me pertenece de algún modo. Escuchar más de 1000 veces la misma canción, debería darte algún derecho sobre ella. El que ha escuchado el outro del tema, sabe de lo que hablo, entiende lo que transmite. La canción arquetípica de Muse ejecutada a media hora de mi casa, iba a ser mucho dolor junto para mí. Tengo los nudillos hechos mierda, los codos ennegrecidos y el corazón dividido. Todo por no traicionar mis principios y seguir siendo fiel a lo que quiero… ¿Pero hasta cuándo?

Decidí dar una ojeada en Facebook y me topé con la transmisión del concierto por cortesía de la productora “Tirando Dedo”. Enganché justo el último preludio del concierto; vendría un mix de Stockholm syndrome, Assassin, Reapers, The handler y New born que fueron una caricia al alma a través de la pantalla. Toda la parafernalia visual que se había montado era una cosa bien de este mundo, en el que Matt valida lo crack que es. Demostrando la esencia de Muse. Esos 15 minutos fueron Muse a tope. La noche culminaría con Knights of cydonia y mi sana envidia por los que fueron, pero mi profundo desprecio por los que, pudiendo ir, no lo hicieron.

 

Estoy ansioso por saber cuál será el próximo concierto que me perderé… ¡Qué nervios!

 

Fotografía: La República y El Comercio.

Continue Reading

CRÓNICAS

Philip Anselmo & The Illegals y su vulgar demostración de poder

Publicado

el

Algunos supuestamente llegaron desde la madrugada, el show aún no comenzaba y sus rostros ya reflejaban cansancio; otros se veían desesperados mientras las filas de acceso avanzaban poco a poco, al mismo tiempo que los que llegaban a la revisión, dejaban cualquier alimento o bebida -en su mayoría cervezas-, en un pequeño bote de basura; pero el objetivo de todos era el mismo, hacer vibrar el Circo Volador desde sus entrañas al ritmo devastador de Philip H. Anselmo & The Illegals y su A Vulgar Display of Pantera.

La parte baja del recinto estaba abarrotada, mientras las gradas en la parte superior poco a poco daban la bienvenida a los fans que no dejaban de accesar al lugar, de hecho, se rumora que el portazo estuvo a punto de hacerse presente en el venue ubicado en las inmediaciones de la estación La Viga del metro de la Ciudad de México.

El intenso calor fue el invitado imprevisto de la velada, que sin duda fue factor en contra de quienes guardaban celosamente su lugar hasta el frente de la reja, sí, esos que según llegaron de madrugada. Su servibar culpó de esta situación al calentamiento global, aunque también pudo haber sido la resaca por la intensa noche de viernes, who knows?

Directo desde Tampico…

Los ánimos estaban al borde, pero oficialmente, la locura fue desatada en punto de las 20:30 horas. Ivan, Dave, Chopper y Paco, mejor conocidos como Evil Entourage, fueron los encargados de abrir con las hostilidades con su Death Metal tamaulipeco.

Evil Entourage por Raquel Coss

Evil Entourage por Raquel Coss

Siempre es difícil ser el primero al entrar al ruedo en lo que a este tipo de shows se trata. El público suele verse desesperado y suele apabullar al telonero. Pero este no fue el caso para los Evil Entourage.

Con un devastador sonido, comandado por los desgarradores guturales y agudos de Paco, los tampiqueños dieron un show en el que 30 minutos fue poco, o por lo menos eso se notó mientras los asistentes no paraban de headbangear y aplaudir al final de cada track.

Evil Entourage es muestra de que en México hay calidad y diversidad en géneros, sólo falta apoyarlos, dicen por ahí…

La vulgar demostración de poder…

El staff corría, desarmaba, jalaba cables, mientras los Illegals, Stephen Taylor, Mike DeLeon, Derek Engemann y Joey Gonzalez dieron los toques finales para el show que, dos semanas antes, ya había vendido todas sus entradas, según las fuentes de su servibar, mientras esto sucedía, no faltó el típico personaje que apuraba a todos con el: “¡cámara que me cierran el metro!”.

21:20 horas,  faltaban 10 minutos y los fotógrafos pasaron a buscar el mejor lugar dentro del pit, mientras un enardecido público pedía el inicio del evento principal de la noche del 31 de agosto. A lo lejos ya se notaba que no cabía nadie más.

Philip Anselmo & The Illegals

Los Illegals retornaron al escenario y comenzó a resonar Utopian, quienes se notaban contagiados por la adrenalina impregnada en el aire, la cual estalló de manera definitiva, cuando Philip Hansen Anselmo, entró lentamente a escena, mientras los gritos ahogaron el ritmo de la canción.

Philip Anselmo & The Illegals

Antes de entrar de lleno en la temática de su presentación, Little Fucking Héroes y Choosing Mental Illnes sirvieron de preámbulo antes de la vulgar demostración de poder. Anselmo, obviamente resaltó la energía del momento y, como debía de ser, reconoció al público mexicano como uno de los mejores en el mundo.

Recordando los 90…

Al compás de Hellbound, Anselmo y sus Illegals nos transportaron a una década esencial para el Metal y su historia, una época en la que Pantera era uno de esos grupos que marcaba la pauta de aquellos días. Mouth of War, Becoming y Yesterday Don’t Mean Shit, continuaron con la celebración y aumentando la temperatura de las entrañas del Circo Volador.

Uno de los momentos épicos de la noche, fue cuando un afortunado fan from hell, que cargaba una cartulina, fue visto por Anselmo para luego ser llevado hasta el escenario y juntos, compartieron las letras de I’m Broken. 

Philip Anselmo & The Illegals

Tal vez esté de más escribirlo, pero el público estaba totalmente entregado al ex Pantera, a quien le regalaron una bandera mexicana y un afiche del logo de la banda, pero con lo que parecía un sombrero y un sarape. Ambos fueron colocados por el vocalista sobre el bombo de la batería y uno de los amplificadores, respectivamente.

El clímax continuó con las muy esperadas, Walk, que avivó el moshpit y el crowd surfing en la parte baja del lugar, seguida por This Love, que ameritó la grabación obligada de muchos. Aunque el momento relativo de calma no duró mucho, ya que con Fucking Hostile, todo se volvió a estremecer.

Directo a la quijada…

I can feel you mother fuckers!”, dijo un Philip que, a pesar de sus más de 50 años de edad, aún conserva ese imponente porte que lo ha llevado a ser catalogado como una leyenda viviente de la escena. Domination y Hollow llevaron a todos a un estrepitoso cierre, aunque las luces aún no se encendían.

Philip Anselmo & The Illegals

Philip Anselmo & The Illegals

Ante los gritos de una más, Anselmo y los Illegals regresaron para el último headbangeo de la noche, luego de que el frontman diera al público una tonada que dio paso a A New Level, para finalmente, despedirse de un Circo Volador que sin duda, vivió una de las noches más salvajes de este 2019.

Sí estimado lector de El Club del Rock, así como muchos se preguntaron, ¿y Cowboys From Hell?, no, no formó parte del setlist, algo que enfadó a algunos asistentes, pero la verdad es que no hizo falta.

Philip Anselmo & The Illegals

Al final, hubo algunos cuantos que cargaban un par de souvenirs buscando la firma del originario de Louisiana, pero según la gente del lugar, Anselmo abandonó inmediatamente las instalaciones, según su gira, tenía una cita agendada con la ciudad de Monterrey

Para revivir aún más el show o ver qué tan intenso fue, no olvides darte una vuelta por nuestra galería, autoría de Rachel Nitro…

Continue Reading

+ NOTICIAS

Noticiashace 1 día

Denuncian fraude en concierto de Guns N' Roses en Guadalajara. Muchos fans no pudieron ingresar al estadio

Una vez más los únicos perjudicados son los fanáticos que muchas veces dejan todo por ver a sus ídolos, en...

Noticiashace 3 días

Marilyn Manson regresa con un aclamado videoclip para su último tema “God’s Gonna Cut You Down”

¿Recuerdas el primer videoclip que viste de Marilyn Manson? Han pasado varios años probablemente desde esa primera vez, el tiempo...

CRÍTICAS Y OPINIÓNhace 3 días

Muse en Perú 2019 /// CRÓNICA DEL MEJOR CONCIERTO AL QUE NO FUI

¿Es posible escribir una crónica sin haber asistido al evento? Bueno, hoy lo descubriré y quedará este artículo como testimonio....

CRÍTICAS Y OPINIÓNhace 4 días

¿Rock o Rap? Una vez más el Salón de la fama del "Rock N' Roll" sorprende con sus nominaciones

Si eres metalero, rockero o punk y te gusta el rap, bienvenido. Porque los tiempos han cambiado y el metalero...

Noticiashace 5 días

"F*ck you" es el mensaje del baterista de Queen, Roger Taylor, a todos los críticos de "Bohemian Rhapsody"

Una respuesta osada pero que viene con un mensaje preciso, "F*ck you". Roger Taylor defendió el trabajo de todos los...

Noticiashace 5 días

Guns N' Roses bate récord con 1 billón de reproducciones de "Sweet Child O' Mine" en Youtube

Por algo es de las bandas más importantes en la historia del rock ¿Verdad? A pesar de todo Guns N'...

Noticiashace 6 días

¿Soundgarden, Motörhead o The Notorious B.I.G.? Estos son los nominados al salón de la fama del Rock

El salón de la fama sorprende con sus merecidas y extrañas nominaciones, una vez más. Desde hace algunos años la...

Noticiashace 6 días

Queen presenta enfrenta a Donald Trump por usar "We Will Rock You"

Aquí vamos de nuevo. Un hombre no es odiado en vano. El presidente de USA, Donald Trump, se lo ha...

Lo más visto

X