Síguenos para más rock

Crónicas

Asi pasó CHILDREN OF BODOM por Buenos Aires

Publicado

on

26 5 2016 CHILDREN OF BODOM 21 e1464748925888

El jueves 26 de Mayo Children of Bodom se presentó una vez más en nuestro país.
Las puertas del teatro Vorterix de Colegiales abrieron sus puertas por primera vez para que los fineses ofrecieran un nuevo show.
Recordemos que en sus tres visitas anteriores las presentaciones tuvieron lugar en The End y el Teatro Flores respectivamente.
Luego de presentarse por primera vez con sus coterráneos Amorphis, la banda supo hacerse camino y ganarse un lugar para el público local.
El recinto que los albergara para la ocasión valió el entusiasmo de los asistentes que esperaban encontrarse con un mejor sonido al que ofrecieron en su concierto antecesor.
Un nuevo álbum en las calles, “I Worship Chaos”, y la reciente incorporación de Daniel Freyberg en segunda guitarra se sumaban a los motivos que le daban carácter de imperdible a un show que promedió la hora y media.

PH: Pantera Von Ortner

PH: Pantera Von Ortner

Telón abierto durante el armado, luces apagadas y dos clásicos al hilo luego de que todos los músicos salieran a escena mientras la arenga del público crecía con su avance.
Ambos de “Are You Dead Yet?” (2005). El que diera nombre a la placa seguido de “In Your Face”.
Continuaron con dos de su más reciente álbum, “Morrigan” y “I Hurt” que ya eran conocidos por todos gracias a los videos que los presentaban a través de las redes sociales; intercalados por otro clásico. En este caso se trató de “Sixpounder” de “Hate Crew Deathroll” (2003).

-

PH: Pantera Von Ortner

PH: Pantera Von Ortner

Para este entonces, la euforia desatada en los pogos como pocas veces se vio en el Teatro de Lacroze y Álvarez Thomas, era inversamente proporcional a las mejoras en el sonido.
El volumen en un principio no parecía ser propio del sistema para el público, sino del mismo escenario y tanto la batería de Jaska Raatikainen, como las voces de Alexi Laiho eran casi inaudibles.
Ya para cuando ejecutaron “Trashed, Lost & Strungout”, la última de “Are You Dead Yet?” de la noche, la definición en los tones y los impecables solos del frontman empezaron a encontrar la definición que merecían.

-

PH: Pantera Von Ortner

PH: Pantera Von Ortner

Siguieron con la celebrada “Everytime I Die” de “Follow de Reaper” (2001) y aquella que diera nombre a la banda en el año 1997.
Las intromisiones de Janne Wirman en las teclas se destacaron, no solo en este tema, sino a lo largo de toda la presentación, aportando tanta técnica como carisma a la hora de interactuar con el público y sus compañeros de banda.
Si insistimos con los clásicos, ya que en éstos se basó su repertorio de diecisiete temas, sonaron “Hate Me” y “Lake Bodom”. Esta última de su álbum debut, en la que ya se podía advertir la diversidad propia que los caracteriza y hace que, tanto fanáticos como críticos, cataloguen sus composiciones con tintes que van del death melódico al power metal.

Pese a ello Alexi se refiere hacia sí mismos como una banda de metal simplemente y cada vez que se dirige a su “hate crew” lo hace preguntando:
“¿Quieren un poco más de heavy metal?”
Volviendo a la gente y su despliegue, la canción que mejor ejemplifica la energía que se vivió esa noche vino de la mano de “I Worship Chaos”, donde a pedido de la voz líder armaron un increíble “mosh pit circle” que abarcaba todo el piso del lugar.
Algo realmente imposible de describir con palabras.
Las encargadas de cerrar la velada fueron “Angels Don´t Kill”, “Silent Night, Bodom Night”, la primera hasta ese entonces de “Hatebreeder” (1999), “Hate Crew Deathroll” y luego de un pequeño parate volvieron con “Children Of Decadence” y “Kissing The Shadows” para finalmente despedirse hasta la próxima con “Downfall”.

Crónica por: Marcos Lowi

Fotógrafa y escritora argentina. https://www.facebook.com/produccionesflorconde https://www.facebook.com/Florcondefotografia

1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: Asi pasó CHILDREN OF BODOM por Buenos Aires - Death Valley Rocks

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crónicas

Un último concierto para mi muerte - Parte 1

Publicado

on

acdc

Siempre debo encontrar alguna excusa para poder escribir con un estilo real, sin temor a que puedan bajarme el pulgar. La sinceridad es como el rock, se puede oler… y sentir. Hoy voy a ser sincero con personas que no conozco, ni conoceré, al menos en este universo. Los lectores.

Siguiendo la línea de sinceridad, quiero aclarar que, si no gustas de la lectura o simplemente entraste buscando noticias, este artículo no es para ti. Te ofrezco mis disculpas.

54908288 colección de enfermedad cerebral tomografía computarizada y la resonancia magnética del cerebro mostrar inf

Volviendo al foco central

El telón de la vida se cerrará a través de mis ojos. Hace mucho que vengo arrastrando los síntomas de un supuesto aneurisma y he alcanzado el punto más álgido desde que inició el presente mes. Mareos, vértigo, arcadas, dolor de cabeza, tensión en el cuello, dolor detrás de los ojos, etc. Todos esos síntomas coronados por estados graves (mi madre) y muerte de familiares (tíos) a causa de la misma enfermedad. Como se sabe, el aneurisma es una enfermedad altamente congénita. Tengo todos los boletos comprados para ser uno más en la lista y habito en la resignación desde hace unos años, sé que voy a partir; no sin antes pasar el día más feliz de mi vida en un concierto/festival de rock.

No pienso hacer un embole de artículo, está claro que la desgracia propia es el regocijo de gente ajena, pero hasta la ‘tristeza’ cansa. Me siento aturdido las 24 horas del día, no por alcohol, sino por los mareos de mierda que no paran ni cuando duermo. Si me dicen que es imposible marearse mientras estás dormido, entonces confirman mi peligro de extinción. Camino mareado, como mareado, escribo mareado, escucho música mareado, beso mareado, pienso mareado, me ducho mareado y cuando bebo un poco de alcohol, se me pasa. Una picardía. De todas formas, dejé de libar hace un mes, por precaución y miedo, principalmente miedo. No soy yo, no soy feliz. El vértigo y las ganas de vomitar por las noches me convirtieron en todo lo que siempre odié, una persona que no quiere estar en cama.

hipoxia cerebral 1 10

Por alguna estúpida razón, nunca he querido que un médico confirme lo que tengo, siento que voy a comprometer a gente que me estima y van a sentirse culpables de no haberme podido ayudar. Busqué información sobre este tipo de conducta y no solo es una rareza mía, mucha gente prefiere vivir en la ignorancia y dejar que la propia enfermedad oculta los mate, antes de morir por depresión o desahucio. He tratado de sobrellevar estos síntomas desde hace 7 años, pero parece que entré en la última etapa. No se puede disimular más y los exámenes son inevitables.

636900408332963097DB

Ya no se trata de tener algo porqué vivir, sino algo porqué morir. Y si he de morir por algo, que sea rock. Quizá se lea muy novelesco, pero es lo último que quiero hacer. Yo me amo y no puedes engañar a la persona que dices amar porque entonces de los desconocidos, ¿qué puedes esperar? Simplemente quiero divertirme, amar y vivir el momento. Disfrutar de ese día junto a la persona correcta, ella. Comer y beber sin preocuparme por las consecuencias, así quede convaleciente al día siguiente. Gastar, lo que me queda de vida, en el pecado más grande que me permití: Querer vivir por y para la música; que sea rock.

Parece que no cumpliré el deseo de ver a AC/DC en vivo... pero The Strokes e Interpol de seguro tienen su lugar en el iPod de Dios.

Mañana guardo cita médica y la verdad que cualquier diagnóstico, ahora, me sabrá a victoria. Tengo presente que me gusta ganar; y perder no me causará dolor.

70940204 499892287256339 1023728961357611008 n

Aquí finaliza la parte 1. Restan 2.
Continue Reading