Síguenos para más rock

Crónicas

Arch Enemy en Argentina: Melodías que arrasan con todo

Publicado

on

DSC 1478 2



La banda originaria de Suecia se presentó por cuarta vez en Argentina, en el Teatro de Flores, dando un show súper aplastante cargado de mucho metal extremo y bellísimas melodías. La banda liderada por el guitarrista Michael Amott regresó al país en marco de la gira “War Eternal” que da nombre a su último disco de estudio.

Ph. Flor Conde.

Ph. Flor Conde.

Arch Enemy es sin dudas una de las bandas de death metal melódico más importantes a nivel mundial, lo vienen siendo desde hace más 15 años, cuando se dieron a conocer en todo el mundo. Una de las particulares más revolucionarias de esta banda siempre ha sido, que su vocalista es una mujer (desde 2001 al menos) que usa totalmente voces guturales. El año pasado hubo mucho revuelo entre sus fanáticos cuando su histórica vocalista, Angela Gossow, dejó la banda para dedicarse a ser la manager de la misma, y fuera reemplazada por Alissa White-Gluz, quien fuera vocalista de The Agonist.

Ph. Flor Conde.

Ph. Flor Conde.

La noche empezó muy temprano con la bandas soporte locales abriendo el escenario, la primer banda fue Castigo, un trío de metal bastante potente, la siguiente banda fue Betrayer, con la vocalista femenina Silvina Harris al frente, luego fue el turno de los cordobeses Desertor, (que declararon que tocar esa es lo mejor que les pasó), y finalmente se presentó Werken, desde Neuquén, otra banda que recorrió muchos kilómetros para estar presente, que desplegó lo mejor de su heavy metal clásico y melódico.

Aproximadamente para las 21 horas el telón en el Teatro se abre, pero es falsa alarma, la banda no empieza a tocar, solo se los ve a unos asistente terminando de probar algunas cosas. El escenario queda al descubierto, se ven varias banderas con el emblema de la banda, la pared de amplificadores y una pantalla gigante de fondo. Ya para las 21:30, se apagan todas las luces, de fondo suena la intro “Tempore Nihil Sanat (Prelude in F minor)”, mientras que en la pantalla aparecen algunas animaciones que acompañan la música, hasta que finalmente la banda se hace presente, el ya nombrado Michael Amott, junto al bajista Sharlee D’Angelo, el baterista Daniel Erlandsson y el guitarrista Jeff Loomis recientemente incluido en la banda, en reemplazo del anterior guitarrista Nick Cordle. Finalmente Alissa White-Gluz se hace presente en el escenario y con un grito desgarrador da comienzo a la noche de guerra con “Enemy Within”. La noche transcurre tras tema y tema con gran furia, pero las guitarras cargadas de melodías que maso menos contrarrestan la furia de la voz de Alissa y la base demoledora de D’Angelo y Erlandsson, así pasan “War Eternal”, “Stolen Life”, “Ravenous” y demás canciones potentes. En un momento Alissa se dirige al público y les pregunta, si quieren oír una canción nueva, y así comienza “Your will know my name”, canción de su último disco de estudio, dónde la pantalla acompaña con un “lyric video” sobre la canción.

Ph. Flor Conde.

Ph. Flor Conde.

El show sigue transcurriendo en su mayoría con canciones viejas, dónde Alissa demuestra su voz está a la altura de la banda, tanto así como su carisma sobre el escenario y por supuesto dejando una dosis de sensualidad (sin mencionar que su melena celeste se lleva todas las miradas). “Dead Bury Their Dead” y “We Will Rise” cierran la primer parte del show y viene el primer y único “encore” de la noche. Luego de unos instantes aparece en escena nuevamente Jeff Loomis y comienza con el arpegio de “Snow Bound” y al instante aparece Michael Amott, que comienza con su hermoso solo melódico que terminaría en una gran demostración de su virtuosismo como guitarrista.

Ph. Flor Conde.

Ph. Flor Conde.

Toda la banda se hace presente y tocan las últimas dos canciones de la noche; “Nemesis” y “Fields of Desolation”, dando final a una gran noche. Mientras suena “Enter the Machine” la banda se despide del público con entusiasmo, terminan con una foto de espaldas al público con una bandera de Argentina con el nombre del banda. Este show, esta gira en sí, no es una más para la banda, es la primera si su histórica vocalista, pero la reacción del público dejó en claro que la energía de la banda está más que intacta y que están para seguir tocando por muchos años más.

Todas las fotos cortesía de Flor Conde.


8 Comments

8 Comments

  1. Rayni Geanmarco Prada

    13/02/2015 at 6:38 pm

    aaaaa ojala vengan a BOLIVIA

  2. German

    13/02/2015 at 11:09 am

    CAPO… Werken es de Comodoro Rivadavia… informese…

  3. Nacho Acevedo

    13/02/2015 at 9:38 am

    Maldita sociedad,no los podre ir a ver :c
    Sera la proxima (?

  4. Luis Miguel Leon

    13/02/2015 at 7:18 am

    Y sigooo por que carajos no vienen a perú 🙁 todo es argentina.; que tiene argentina que no tenga perú ????

  5. Oscar Xavier

    12/02/2015 at 10:10 pm

    ahorita se están presentando en ECUADOR :3

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crónicas

Un último concierto para mi muerte - Parte 1

Publicado

on

acdc

Siempre debo encontrar alguna excusa para poder escribir con un estilo real, sin temor a que puedan bajarme el pulgar. La sinceridad es como el rock, se puede oler… y sentir. Hoy voy a ser sincero con personas que no conozco, ni conoceré, al menos en este universo. Los lectores.

Siguiendo la línea de sinceridad, quiero aclarar que, si no gustas de la lectura o simplemente entraste buscando noticias, este artículo no es para ti. Te ofrezco mis disculpas.

54908288 colección de enfermedad cerebral tomografía computarizada y la resonancia magnética del cerebro mostrar inf

Volviendo al foco central

El telón de la vida se cerrará a través de mis ojos. Hace mucho que vengo arrastrando los síntomas de un supuesto aneurisma y he alcanzado el punto más álgido desde que inició el presente mes. Mareos, vértigo, arcadas, dolor de cabeza, tensión en el cuello, dolor detrás de los ojos, etc. Todos esos síntomas coronados por estados graves (mi madre) y muerte de familiares (tíos) a causa de la misma enfermedad. Como se sabe, el aneurisma es una enfermedad altamente congénita. Tengo todos los boletos comprados para ser uno más en la lista y habito en la resignación desde hace unos años, sé que voy a partir; no sin antes pasar el día más feliz de mi vida en un concierto/festival de rock.

No pienso hacer un embole de artículo, está claro que la desgracia propia es el regocijo de gente ajena, pero hasta la ‘tristeza’ cansa. Me siento aturdido las 24 horas del día, no por alcohol, sino por los mareos de mierda que no paran ni cuando duermo. Si me dicen que es imposible marearse mientras estás dormido, entonces confirman mi peligro de extinción. Camino mareado, como mareado, escribo mareado, escucho música mareado, beso mareado, pienso mareado, me ducho mareado y cuando bebo un poco de alcohol, se me pasa. Una picardía. De todas formas, dejé de libar hace un mes, por precaución y miedo, principalmente miedo. No soy yo, no soy feliz. El vértigo y las ganas de vomitar por las noches me convirtieron en todo lo que siempre odié, una persona que no quiere estar en cama.

hipoxia cerebral 1 10

Por alguna estúpida razón, nunca he querido que un médico confirme lo que tengo, siento que voy a comprometer a gente que me estima y van a sentirse culpables de no haberme podido ayudar. Busqué información sobre este tipo de conducta y no solo es una rareza mía, mucha gente prefiere vivir en la ignorancia y dejar que la propia enfermedad oculta los mate, antes de morir por depresión o desahucio. He tratado de sobrellevar estos síntomas desde hace 7 años, pero parece que entré en la última etapa. No se puede disimular más y los exámenes son inevitables.

636900408332963097DB

Ya no se trata de tener algo porqué vivir, sino algo porqué morir. Y si he de morir por algo, que sea rock. Quizá se lea muy novelesco, pero es lo último que quiero hacer. Yo me amo y no puedes engañar a la persona que dices amar porque entonces de los desconocidos, ¿qué puedes esperar? Simplemente quiero divertirme, amar y vivir el momento. Disfrutar de ese día junto a la persona correcta, ella. Comer y beber sin preocuparme por las consecuencias, así quede convaleciente al día siguiente. Gastar, lo que me queda de vida, en el pecado más grande que me permití: Querer vivir por y para la música; que sea rock.

Parece que no cumpliré el deseo de ver a AC/DC en vivo... pero The Strokes e Interpol de seguro tienen su lugar en el iPod de Dios.

Mañana guardo cita médica y la verdad que cualquier diagnóstico, ahora, me sabrá a victoria. Tengo presente que me gusta ganar; y perder no me causará dolor.

70940204 499892287256339 1023728961357611008 n

Aquí finaliza la parte 1. Restan 2.
Continue Reading