Síguenos

CRÓNICAS

La canción que tardé 10 años en encontrar

Publicado

el

Para los que no gustan de este tipo de delirios furiosos, les recomiendo no seguir leyendo el artículo. Te aviso que esta es una carta abierta para cualquier hombre o mujer que alguna vez pasó días y meses de angustia por no recordar el nombre de una canción que escuchó en la radio,  reunión o en cualquier situación donde el alcohol había causado estragos casi irreparables en el cuerpo. Sigues bajo tu propia responsabilidad. Está de más recordarte que se puede respetar la forma de pensar ajena, sin compartirla.

Eres rebelde, eso me agrada.

Este artículo es algo difícil de asimilar para alguien que nunca sintió el tipo de angustia y frustración que mencioné líneas arribas.
Sí, en primera instancia lees el párrafo inicial y te parece una estupidez, pero ¿la vida no está llena de estupideces? Digo,  las cosas banales y cotidianas son las que le dan sentido a la rutina; hay gente que sufre y se angustia por un capítulo de alguna serie juvenil… ¿Por qué nosotros no podemos angustiarnos por una canción que nos fascinó la primera y única vez que la escuchamos? Puede que acá mi pensamiento e idea central del artículo tenga algo “Smithiano” (por Adam Smith), o eres amigo o eres enemigo, amigo o esclavo. Si no comprendes de lo que te hablo, difícilmente podamos entendernos. No solo te hablo de rock, te hablo de la música en general como complemento importante en la vida; te arruina o te lleva al éxtasis de un momento a otro, independientemente de cómo te haya ido en el día.

Bueno, la historia de la canción que vengo buscando desde el 2008 es la siguiente.

Terminaba el año escolar, iba a empezar el típico año sabático (2009) por el que pasamos la mayoría de jóvenes que aún no están seguros sobre qué postura tomar frente a la vida. No había fiesta o reunión a la que me negara a ir, 4 ó 5 días a la semana de joda, todo diciembre estuve con ese ritmo. La etapa en la que más amigos hice, porque claro, todos somos amigos cuando tomamos y experimentamos¿Me dejo entender? No hago apología, pero lo pregunto porque es clave entender el contexto... Bueno, fue en una de esas reuniones en la que escuché uno de los mejor intros de guitarra y voz; tan sexuales como desgarradores. Me voló la cabeza. Casi que me imaginaba el rostro del tipo que la tocaba; sin saber qué solista o banda estaba sonando. Lastimosamente la noche ya estaba avanzada y mi estado no era el óptimo como para recordar una sola palabra de la canción, sumado a que no sabía inglés. Al día siguiente, desperté en casa y solo tenía un recuerdo vago del intro de la canción; no recordaba la melodía, mucho menos la voz y casi que dudaba si la canción realmente la había escuchado o imaginado. Conversé con el dueño de la casa luego de unos días, le mencioné mi anécdota y no tenía la más mínima idea de a qué canción hacía referencia. Sin éxito, traté de buscarla por todos lados; y así empezaría a arrastrar mi cruz por casi 10 largos años.

Frecuentemente trataba de buscar la canción, pero mi frustración iba en aumento porque dedicaba horas y horas sin hallar resultados favorables; lo recuerdo con gracia porque de verdad que la pasaba mal. No puedo negar que gracias a esa búsqueda, descubrí bandas alucinantes de blues y góspel; pero los años pasaban y seguía sin encontrar la tan mentada canción. Ya se había vuelto algo muy personal; viste que hay veces en las que te entercas con hacer algo, más por una cuestión de honra que por el resultado final. No te importa nada más. En este punto ya no me importaba la canción, ni el artista, ni nada. Quería encontrarla al precio que sea. Ya me había fumado cientos de discos del 70 y 80, pero nada.

¿Qué sería del rock sin Ray Charles?

Yo debo haber visto 10 veces la película biográfica de Ray Charles, interpretada brillantemente por Jamie Foxx. No te jodo si te digo que quizá me estoy quedando corto, fácil y unas 15 veces la vi; es brillante por historia y musicalización. Tengo todas sus canciones descargadas porque me parece que Ray Charles siempre tuvo casta de rockero; por letra, por actitud y por el estilo con el que ejecutaba el piano. No cualquiera le da un contexto lírico sexual a melodías del tipo espiritual o evangélico; hay que tenerlos ‘bien puestos’ para hacerlo, hay que ser muy rebelde… Y EL ROCK ES REBELDÍA.
Bueno, recuerdo que vi la película (Ray) por primera vez en el año 2012, disfrutaba cada canción pero habían 4 en especial: What’d I Say (el intro es una caricia al alma), Georgia on my mind, You don’t know me y Night time is the right time (mucha atención a esta). Cuando escuché esa última canción sentí que algo dentro mío hizo un click, me desacomodó, algo había pasado y empecé a tratar de entender por qué, o sea, ¿Por qué le tenía cariño a esa canción? Pensé y pensé; por un momento creí que era la canción que había escuchado en aquella reunión del 2008, pero esa era imposible porque la del 2008 empezaba con un intro de terror, más del estilo blues rock de los 70. Lo recordaba vagamente. No podían tener relación, entonces solo asimilé que me gustó la canción y ya. Así fueron pasando los años, cada vez que volvía a ver la película, esperaba el momento en que tocaran esa canción (Night time is the right time), con la esperanza de que entienda por qué me gustaba tanto esa canción ¿por los coros? ¿por la voz? No era por la letra porque de inglés no entendía un carajo.

Casualmente en 2014 decido empezar a estudiar inglés, por trabajo y  entre otros motivos, para empezar a entender las letras de las canciones en inglés y diálogos sin necesidad de entrar a google. Habían pasado ya 6 años desde el 2008, 6 años buscando una canción cuya existencia no podía asegurar. A fines del 2016 descubro a Ricardo Darín, un actor argentino de 10 puntos. Empiezo a ver todas sus películas; una me gustaba más que la otra, me enganché mal. Compraba toda película en la que él estuviera en la portada. Una de ellas era  “Luna de Avellaneda”, el error fue verla cuando estaba con sueño, quería terminarla y no le presté mucha atención.

Hoy, iniciando el mes de febrero del 2018 acabo de volver a ver  “Luna de Avellaneda” y me llevo la más grande sorpresa de mi vida

Aproximadamente a la mitad de la película, durante una escena de reconciliación, empieza a sonar la canción que en aquel 2008 había escuchado. La canción que estuve sufriendo por 10 años, la canción que había buscado por años. La canción sí existía. Casi que me petrifiqué, no me moví, solo sonreí y disfrute de la escena.

Acto seguido, empecé a escuchar la letra de la canción. Me sumergí en google y grande fue mi sorpresa cuando me enteré que la canción era de Creedence Clearwater Revival ¿Pero cómo era eso posible? Yo ya hace mucho que había escuchado toda la discografía de ellos, incluso llegué a escribir sobre eso. Esa canción nunca estuvo. Bueno, la picardía y explicación de la situación es que es un cover, por eso nunca salió en ningún disco de la banda. La canción es Night time is the right time, y si bien la popularizó Ray Charles, resulta que él también la grabo a modo de cover, la canción pertenece a Nappy Brown y fue publicada en 1957.La canción tiene más de 60 años de historia, de los cuales vino siendo mi pesadilla los últimos 10 años.

Así concluye entonces este relato, algo extenso pero necesario

¿Por qué necesario? Porque todo esto no es más que una figura y muestra en escala menor de lo que es la vida. Nos pasamos años y años tras un objetivo, tratamos de conseguirlo a toda costa y no disfrutamos el viaje. Viajamos, no por viajar, sino por llegar. Obviamos las pinceladas de alegría en la rutina diaria y la belleza de cada detalle. Por eso este artículo es tan necesario. Porque a veces suelo achicar mi horizonte. Saludos.

CRÍTICAS Y OPINIÓN

Un último concierto para mi muerte… Parte 1

Publicado

el

Siempre debo encontrar alguna excusa para poder escribir con un estilo real, sin temor a que puedan bajarme el pulgar. La sinceridad es como el rock, se puede oler… y sentir. Hoy voy a ser sincero con personas que no conozco, ni conoceré, al menos en este universo. Los lectores.

Siguiendo la línea de sinceridad, quiero aclarar que, si no gustas de la lectura o simplemente entraste buscando noticias, este artículo no es para ti. Te ofrezco mis disculpas.

Volviendo al foco central

El telón de la vida se cerrará a través de mis ojos. Hace mucho que vengo arrastrando los síntomas de un supuesto aneurisma y he alcanzado el punto más álgido desde que inició el presente mes. Mareos, vértigo, arcadas, dolor de cabeza, tensión en el cuello, dolor detrás de los ojos, etc. Todos esos síntomas coronados por estados graves (mi madre) y muerte de familiares (tíos) a causa de la misma enfermedad. Como se sabe, el aneurisma es una enfermedad altamente congénita. Tengo todos los boletos comprados para ser uno más en la lista y habito en la resignación desde hace unos años, sé que voy a partir; no sin antes pasar el día más feliz de mi vida en un concierto/festival de rock.

No pienso hacer un embole de artículo, está claro que la desgracia propia es el regocijo de gente ajena, pero hasta la ‘tristeza’ cansa. Me siento aturdido las 24 horas del día, no por alcohol, sino por los mareos de mierda que no paran ni cuando duermo. Si me dicen que es imposible marearse mientras estás dormido, entonces confirman mi peligro de extinción. Camino mareado, como mareado, escribo mareado, escucho música mareado, beso mareado, pienso mareado, me ducho mareado y cuando bebo un poco de alcohol, se me pasa. Una picardía. De todas formas, dejé de libar hace un mes, por precaución y miedo, principalmente miedo. No soy yo, no soy feliz. El vértigo y las ganas de vomitar por las noches me convirtieron en todo lo que siempre odié, una persona que no quiere estar en cama.

Por alguna estúpida razón, nunca he querido que un médico confirme lo que tengo, siento que voy a comprometer a gente que me estima y van a sentirse culpables de no haberme podido ayudar. Busqué información sobre este tipo de conducta y no solo es una rareza mía, mucha gente prefiere vivir en la ignorancia y dejar que la propia enfermedad oculta los mate, antes de morir por depresión o desahucio. He tratado de sobrellevar estos síntomas desde hace 7 años, pero parece que entré en la última etapa. No se puede disimular más y los exámenes son inevitables.

Ya no se trata de tener algo porqué vivir, sino algo porqué morir. Y si he de morir por algo, que sea rock. Quizá se lea muy novelesco, pero es lo último que quiero hacer. Yo me amo y no puedes engañar a la persona que dices amar porque entonces de los desconocidos, ¿qué puedes esperar? Simplemente quiero divertirme, amar y vivir el momento. Disfrutar de ese día junto a la persona correcta, ella. Comer y beber sin preocuparme por las consecuencias, así quede convaleciente al día siguiente. Gastar, lo que me queda de vida, en el pecado más grande que me permití: Querer vivir por y para la música; que sea rock.

Parece que no cumpliré el deseo de ver a AC/DC en vivo... pero The Strokes e Interpol de seguro tienen su lugar en el iPod de Dios.

Mañana guardo cita médica y la verdad que cualquier diagnóstico, ahora, me sabrá a victoria. Tengo presente que me gusta ganar; y perder no me causará dolor.

Aquí finaliza la parte 1. Restan 2.
Continue Reading

CRÍTICAS Y OPINIÓN

Muse en Perú 2019 /// CRÓNICA DEL MEJOR CONCIERTO AL QUE NO FUI

Publicado

el

¿Es posible escribir una crónica sin haber asistido al evento?

Bueno, hoy lo descubriré y quedará este artículo como testimonio. Lo primero y último a mencionar como enseñanza, es que deben empezar a hacer las cosas por ustedes mismos y no esperar que la alegría les llegue por correo. Moraleja.

Debo aclarar, antes que sigan, que el único propósito de este texto es la recreación mental. No encontrarás muchos detalles del evento, solo un par de fotos, una carta abierta de confesión y el set list.

¿Qué es una crónica? Pues consiste en la recopilación de hechos narrados en orden cronológico.

Muse cerró “Simulation Theory World Tour” en Lima

Aquella gira que iniciaba en febrero y a la que daba por hecho mi asistencia, llegaba a su fin en mi continente, en mi país, mi ciudad. La banda que musicalizó mi adolescencia y que ‘faneaba’ desde el 2009, tocó a media hora de casa y no pude ir a verlos. 30 mil voces corearon el fuzz incorporado en la manson de Bellamy, antes de Plug in Baby; mientras eso sucedía, yo estaba en casa recalentando un guiso de mierda y conversando con mi novia, a la que dediqué Unintended más de una vez ¿Qué sentido tiene seguir intentando hacer algo diferente, si cada episodio musical en tu ciudad te pasa de costado e ignora? Ya son varias bandas que no he podido ver en vivo y estoy cansado de privarme otras cosas para sustentar entradas que debería recibir por correo… O bueno, al menos eso creí. “Sabe amargo el licor de las cosas queridas”.

La ingratitud del destino es una cosa a la que estoy acostumbrado. Nadie te ayuda en la derrota y cuando ganas, todos quieren ganar contigo. Es la realidad de la vida y la acepto, no reclamo nada. El detalle es que he dedicado el 80% de mi vida a la música y a ella no parece interesarle, ni siquiera para darme un mimo; parezco vivir siempre como en una canción de blues, tragedia tras tragedia, tristeza tras tristeza y un ápice de alegría que viene siempre de cualquier lado, menos de la música. Muse, anárquica como siempre, sería la banda que rebalse el vaso.

Algorithm y Pressure fueron el inicio de una noche que jamás olvidaré, literalmente, no puedes olvidar algo que no viste. Más pop que rock, el Muse de los últimos 8 años empezó a ponerse la 10 en la espalda y mandó el Jockey Club abajo con Psycho. No estuve ahí, pero estuve ahí; si crees que es difícil de entender, créeme que es más difícil de explicar. ¿Viste que a veces te pones en modo automático y no mantienes poder sobre tus actos? Bueno, así estaba yo… en casa, mientras veía a Muse en un mundo paralelo.

La noche y mi tristeza seguirían su curso, teniendo como puntos supremos la ejecución de Uprising, Plug in baby, Suppermassive black hole, Hysteria y Bliss. Nada del otro mundo, ni de este mundo… simplemente de algún mundo en el que Matt sigue siendo un crack. Mención honorífica al público que, aún con celular en mano, saltaba. Luego vendría la interesante Madness, el siempre místico Time is running out y la siempre ñoña Starlight. A partir de ese momento, reaccioné.

Dicen que los humanos somos seres egoístas por naturaleza

Si hay algo que deseaba con todas mis fuerzas, era que no tocaran Citizen Erased, que la toquen en su próxima visita. Que me disculpen las 30 mil almas presentes, pero esa canción me pertenece de algún modo. Escuchar más de 1000 veces la misma canción, debería darte algún derecho sobre ella. El que ha escuchado el outro del tema, sabe de lo que hablo, entiende lo que transmite. La canción arquetípica de Muse ejecutada a media hora de mi casa, iba a ser mucho dolor junto para mí. Tengo los nudillos hechos mierda, los codos ennegrecidos y el corazón dividido. Todo por no traicionar mis principios y seguir siendo fiel a lo que quiero… ¿Pero hasta cuándo?

Decidí dar una ojeada en Facebook y me topé con la transmisión del concierto por cortesía de la productora “Tirando Dedo”. Enganché justo el último preludio del concierto; vendría un mix de Stockholm syndrome, Assassin, Reapers, The handler y New born que fueron una caricia al alma a través de la pantalla. Toda la parafernalia visual que se había montado era una cosa bien de este mundo, en el que Matt valida lo crack que es. Demostrando la esencia de Muse. Esos 15 minutos fueron Muse a tope. La noche culminaría con Knights of cydonia y mi sana envidia por los que fueron, pero mi profundo desprecio por los que, pudiendo ir, no lo hicieron.

 

Estoy ansioso por saber cuál será el próximo concierto que me perderé… ¡Qué nervios!

 

Fotografía: La República y El Comercio.

Continue Reading

+ NOTICIAS

Noticiashace 2 días

Este niño trabajó un año para poder ver a Slipknot pero no pudo cumplir su sueño

No hay duda que el fanatismo nos lleva a sacrificar muchas cosas y esforzarnos como nunca por otras. Esta es...

Noticiashace 3 días

Confirmado: Mötley Crüe anuncia su nueva gira junto a Poison, Def Leppard y Joan Jett

Mötley Crüe siempre tuvo fanáticos cautivos pero sin duda con la salida su película biográfica la popularidad de la banda...

Noticiashace 3 días

Youtube revela los videos musicales más vistos del año ¿Y como le fue al rock este 2019?

El portal de videos más importante ha revelado su lista con los videos musicales más vistos de todo el 2019....

Noticiashace 4 días

Este es el nuevo tema de Tenacious D junto a Jack White

Los inacabables Jack Black y Kyle Gass que conforman el grupo Tenacious D han publicado un nuevo tema junto a Jack...

Noticiashace 4 días

Brian May es sometido una cirugía y publica un mensaje para todos sus fans

Cada una de estas noticias nos hace valorar más a las leyendas del rock que tenemos aún entre nosotros. Brian...

Noticiashace 5 días

Dave Mustaine supera el cáncer y alista nuevo álbum para Megadeth

Los malos momentos ya son, casi, parte del pasado. Dave Mustaine, líder de Megadeth, confirmó que está preparando nueva música...

Noticiashace 5 días

Funko presenta los 4 nuevos Eddie Pop de Iron Maiden

Se habían demorado bastante en lanzar estas figuras de colección, Iron Maiden y Eddie se lo merecen y los fans...

Noticiashace 5 días

Van Halen defiende a Billie Eilish de la ola de críticas por no conocerlos

La música nos debe unir y no separar dice Wolf Van Halen, bajista e hijo de Eddie Van Halen. Internet...

Lo más visto

X