Tras haber asesinado a su esposa, Joe escapa a México para evitar una muerte segura en los Estados Unidos.
Esto es lo que básicamente dice la canción “Hey Joe” interpretada por el maestro Johnny Allen Hendrix conocido mundialmente como Jimi Hendrix.

18 de mayo del 67’, Una noche finalizando la primavera, un escenario algo sucio, ambiente contaminado por las ansias de los espectadores, boletería agotada y expectativas muy altas. Noche de Concierto de Jimi Hendrix. Todo transcurría normal (dentro de lo que se puede llamar normal para un concierto de Hendrix), un par de canciones conocidas, cervezas, cigarrillos y de repente…

Un afroamericano tocando la guitarra de manera desafiante. ¡Algo nunca antes visto!
El pueblo alemán saltó en desesperación por tocar a aquel enorme y harapiento músico.
¿Cómo se le iba a ocurrir hacer eso? ¿De dónde sacó esa fantástica idea?

Antes de protagonizar aquel acto, sólo se escuchaba como coro: ¿Hey Joe, Where You Gonna Go?

Hendrix

Pasados 1:41 minutos de aquel glorioso tema, Hendrix toma la guitarra como si fuera a devorársela literalmente. Comienza a sonar un solo de guitarra como si estuviera utilizando la plumilla de Satán, pero en vez de esta, utiliza sus dientes. Como lo leen… ¡SUS DIENTES!

Adicional a esta técnica, utiliza su lengua, lo cual en argot pornográfico, se llamaría como “Guitar lick”, envidiable para cualquier estrella de cine para adultos.

http://www.youtube.com/watch?v=bLsBedIvblc

Comenzado su extravagante estilo, las señoritas que se encontraban dentro de los espectadores fríos y rudos de Alemania, comenzaron a saltar en un desbordante y desenfrenado grito orgásmico, como si Hendrix fuera aquel mesías porno que todas deseaban.

Aquella proeza que fue realizada en una Stratocaster para diestros, pero adaptada para zurdos, tardó casi 20 segundos, en una demostración de agilidad, talento y creatividad.

Erick Sanchez De la Cruz

Erick Sanchez De la Cruz

Fotógrafo peruano - apasionado por el marketing y la publicidad digital.